La importancia de atender al bebé cuando llora

Adrianazul · 14 agosto, 2017

La importancia de atender al bebé cuando llora es que esto contribuirá positivamente a su desarrollo emocional. El llanto es la petición que realiza el bebé para ser atendido. Esa es la importancia de acudir a él cuando llora. Los expertos aseguran que, a partir del vínculo que se establece por medio del contacto y el calor corporal, se desarrolla mejor la inteligencia emocional.

Coger al bebé en brazos lo ayuda a desarrollar mejor su inteligencia emocional.

El bebé sólo tiene al llanto como medio para expresarse. Instintivamente el llanto del bebé indica que se siente en peligro. Por eso ‘llama’ a su madre para comunicarle que siente o quiere algo:

  • Hambre
  • Frío
  • Cansancio
  • Sueño
  • Dolor
  • Incomodidad
  • Deseo de compañía

Los beneficios de atender el llanto del bebé

Hay quienes opinan que atender al bebé cuando llora puede llegar a malcriar a la criatura. Sin embargo, esto se trata de un prejuicio infundado. Dejar llorar al bebé por largo tiempo le hace sentir solo e inseguro.

La importancia de atender al bebé cuando llora a tiempo

Recordemos que el bebé proviene del vientre materno, un lugar donde contaba a tiempo completo con cobijo, calidez y comodidad. Una vez que llega al mundo exterior le es difícil acostumbrarse a los cambios.  Debemos atender al bebé cuando llora, para ayudarle a adaptarse adecuadamente al mundo que le rodea. El mundo es un lugar hostil.

Un bebé que acaba de salir del vientre de su madre espera recibir atenciones y sentirse a gusto. Ahora que está fuera del cuerpo de su madre necesita una experiencia similar, la cual encuentra entre brazos.

Los bebés que son atendidos cuando lloran se convierten en individuos con un buen desarrollo emocional. Así lo confirma un estudio reciente, dirigido por Darcia Narváez, profesora de psicología de la Universidad de Notre Dame en Estados Unidos.  

Los bebés atendidos son personas con mejor salud mental, mayor seguridad y capacidad de adaptación, e incluso se observa mayor y mejor productividad. Narváez observó que ”las personas que no solían recibir atención cuando lloraban de bebés tienden a ser más reactivas al estrés y les resulta más difícil tranquilizarse”.

Evidentemente, las necesidades humanas van más allá de las físicas, por ello, un individuo necesita de afecto y atención para poder crecer sanamente.

Los bebés que no son atendidos cuando lloran, suelen convertirse en individuos con una marcada sensación de abandono e inseguridad, propensos a la ansiedad y la depresión.

La importancia del bebé cuando llora

Atender al bebé cuando llora: el buen desarrollo emocional

La atención emocional y el contacto físico ayudan al bebé en su desarrollo. El llanto no debe prejuzgarse como un signo de mala educación sino como un llamado de atención que debemos escuchar. En esta etapa tan temprana de su vida, el bebé sólo sabe solicitar ayuda a través de las lágrimas. Si lo atendemos apropiadamente, poco a poco irá disminuyendo la frecuencia con que el bebé llora.

El amor le garantizará al bebé una vida emocional y unas relaciones saludables, a la par que le permitirá establecer vínculos estables.

Un bebé atendido se sentirá querido, seguro  feliz. Lo importante es saber que todo lo que una madre pueda hacer hoy por su bebé rendirá frutos el día de mañana.

Ciertamente el amor es una de nuestras primeras necesidades como seres humanos y uno de los pilares fundamentales para una vida sana, todo es cuestión de prestar atención y saber distinguir las necesidades de nuestro bebé.

Saber distinguir qué nos pide el bebé es fundamental para poder satisfacer su necesidad y por ende, ayudarle a desarrollarse adecuadamente. Si bien es cierto que toma tiempo, la paciencia será nuestro mejor aliada. Lo más importante es atender al bebé cuando llora para que pueda crecer sano y feliz.