Jengibre: ideal contra el resfriado de los pequeños

Gladys · 29 septiembre, 2016

Conoce las propiedades antigripales que posee el jengibre. Excelente remedio casero para curar los resfriados de los pequeños de la casa.

Cuidar de la salud de nuestros bebés es fundamental para garantizar que crezcan sanos y fuertes. Con la llegada de las épocas frías, las posibilidades de que los niños se enfermen de resfriado y tos son mayores; sin embargo, la naturaleza esconde uno de los mejores remedios caseros para estos casos: el jengibre.

Esta planta se ha utilizado por muchísimos años como uno de los principales supresores de la tos tanto para adultos, como para los más pequeños de la casa.

Por supuesto, en el caso de los niños, nunca está de más llevarlos al pediatra para que los examine y preguntarles si recomienda la ingesta de jengibre para aliviar los malestares.

Si tu bebé está resfriado, no pienses más y consúltale a tu pediatra de confianza

En distintas ocasiones, los médicos suelen prescribir medicamentos de venta libre para calmar los síntomas del resfriado común y la tos, pero no todos van a reaccionar de la misma manera.

En este sentido, mamá y papá pueden preparar un delicioso té con ingredientes naturales con una pizca de amor para que su chiquitín se recupere poco a poco.

Por supuesto que el jengibre acompañado de limón, la miel, la naranja y las semillas de biznaga son otros productos provenientes de la naturaleza que son utilizados comúnmente para ayudar aún más a que tu bebé se sienta mejor.

Recetas mágicas a base de jengibre

jengibre-2

El jengibre es una raíz de origen oriental que ha sido empleada por la medicina tradicional, aproximadamente, desde hace unos 2.000 años. Durante este largo período, se han elaborado cientos de recetas efectivas para tratar los malestares que produce el resfriado en los niños, gracias a sus propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, antitusígenos y antivirales.

Si quieres ver una rápida mejoría en el pequeño príncipe o princesa de la casa, no dejes de preparar cualquiera de estas recetas que tenemos para ti:

  • Té de jengibre:

Ingredientes:

-10 gramos de tallo de esta planta.

– 125 mililitros de agua.

-2 cucharadas de miel (para reforzar el sistema inmunológico).

Preparación:

Calienta el agua y agrega el jengibre rallado. Posteriormente, tienes que agregarle la miel y revolver hasta que esté todo bien diluido. Cuela la mezcla, para apartar los sedimentos y ¡listo! Procura darle esta bebida antes de dormir para que se mantenga tranquilo y sereno toda la noche.

  • Remedio casero:

Ingredientes:

-6 tazas de agua.

– ½ taza de rodajas finas de jengibre.

-2 ramas de canela.

Preparación:

Coloca el agua en una cacerola pequeña, las rodajas de la raíz y la canela a fuego lento; luego, deberás filtrarlo para retirar las partes sólidas. Agrega miel o un poquito de azúcar (dependiendo de la edad de tu retoñito) y suminístrale varias cucharaditas durante el día.

  • Bebida natural:

Ingredientes:

  • 1 limón.
  • 1 vaso de agua.
  • ½ taza de jengibre rallado.
  • Miel.

Preparación:

Exprime el limón en el vaso de agua, agrega la raíz y colócalo a fuego lento. Cuando hierva, deberás filtrar el líquido y dejar que repose hasta que esté tibio. Agrega la miel y sírvele un poco antes de dormir.

Contraindicaciones

jengibre-3

A pesar de que esta planta posee grandes beneficios para la salud, no hay que abusar en ningún momento de ella. Los niños menores de dos años no deben ingerir esta raíz ni frutas cítricas porque su sistema digestivo aún no está lo suficientemente maduro para tolerarlo sin problemas, incluso, puede llegar a ser tóxico.

Mientras que el organismo de los bebés que ya superan esta edad está más preparado para ingerir esta increíble medicina natural. En este caso, lo que se recomienda es no superar la dosis indicada porque pudiera causarles dolores estomacales o complicaciones en su sistema digestivo.

Un niño menor de dos años no debería ingerir jengibre

Por otro lado, las mamis que están  no deberían tomar ningún tipo de medicina natural que contenga jengibre porque pone en riesgo su salud y la de su bebé. Si llegas a tener algún malestar causado por un resfriado, no dudes en llamar al médico que vigila de cerca tu pancita.

Cuando tenemos a nuestro chiquitín enfermo desearíamos tener una varita mágica para quitarles todo lo que les molesta y verlos felices nuevamente, pero, no te angusties… No existe nada que un buen té de jengibre y un toque de amor de mamá que no puedan curar.