Qué es la ira deportiva y cómo afecta a los niños

Conoce de qué se trata la ira deportiva, una de las emociones que más comúnmente experimentan los deportistas de todas las edades.
Qué es la ira deportiva y cómo afecta a los niños
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis el 14 septiembre, 2021.

Última actualización: 14 septiembre, 2021

¿Has escuchado haber sobre la ira deportiva? ¿Crees que tus hijos la han sentido alguna vez? Es posible, ya que todas las emociones hacen parte de la naturaleza humana y ninguna persona es ajena a ellas. Mucho menos los niños.

Como madre debes comprender que tus hijos deben experimentar todo tipo de emociones y sensaciones a lo largo de sus vidas. Limitarlos únicamente a la felicidad puede ser bastante contraproducente.

Por eso, queremos explicarte cómo manejar aquellos episodios de ira deportiva, para que puedas acompañar a tu hijo de la mejor manera posible.

¿Qué es la ira?

En términos generales, la ira es uno de los sentimientos más comunes de los humanos. Es una emoción primaria, que surge cuando nos vemos imposibilitados a alcanzar nuestras metas. Suele manifestarse a través de la irritabilidad o la indiferencia hacia las personas del entorno.

Muchas circunstancias pueden desatar la ira o el enojo, incluso las cuestiones más simples de la vida, ya que cada persona cuenta con un umbral distinto para sus emociones.

A su vez, esto aplica tanto para los adultos como para los niños y resulta clave enseñar a reconocer los sentimientos desde la infancia.



Ira deportiva en los niños

portero arquero futbol enojado triste ira por peder fallar pelota futbol arco

La ira aparece en cualquier contexto de la vida del pequeño: en las actividades cotidianas dentro del hogar, la escuela o el club.

El ámbito deportivo es un entorno propicio para los enojos y las frustraciones, ya que en él nos enfrentamos permanentemente a los desafíos y a la posibilidad de perder o fallar.

En los niños, la ira deportiva no es muy diferente a la de los adultos, pero es probable que los menores no comprendan en su totalidad el tipo de sentimiento con el que lidian.

Sin importar la disciplina deportiva, la ira está a la orden del día. Las primeras veces, esta emoción puede surgir a partir de eventos traumáticos con los que no se supo lidiar. Pero con el paso del tiempo y el correcto acompañamiento es posible controlarla.

¿La ira afecta a los niños?

El deseo de destrucción acompaña con frecuencia a los episodios de ira y muchas veces, es motivo de riñas o peleas.

Definitivamente, la ira deportiva afecta a los niños, en mayor o menor medida. Las agresiones verbales o físicas, tanto para sí mismos como para los compañeros, son un ejemplo perfecto de esto.

Más allá de motivar a la violencia, la ira deportiva también afecta el rendimiento deportivo, ya que lleva a desconcentrarse y a perder el rumbo deseado en el deporte.

Los padres y la ira deportiva

En la mayoría de los casos, los padres son los principales culpables del mal manejo de la ira de sus hijos. Muchas veces se trata de padres sobreprotectores, que hacen lo imposible con tal de que sus hijos vivan en un mundo de felicidad y comodidad.

Te aconsejamos no crear una burbuja en la vida de tus hijos, porque al momento de reventarse puede ser bastante peligroso.

Intenta acompañar a tus hijos para que aprendan a reconocer, aceptar y expresar sus emociones. Y con respecto a la ira, observa qué cosas la desencadenan y cuáles son los recursos con los que cuentan para manejarla.

Según un estudio publicado en el European Scientific Journal, los niños manifiestan el enojo a través de la irritabilidad y las respuestas agresivas. Entonces, por medio de estas conductas puedes identificar su ira con mayor facilidad.

Una buena forma de orientar a los niños es propiciar que este tipo de episodios ocurran en el contexto del hogar. Aprovecha los entornos controlados y enséñales a tus hijos a reconocer sus propios límites y a encontrar la manera de canalizar sus emociones de una forma saludable para regresar a la calma.

Con el paso del tiempo, los pequeños podrán trasladar este aprendizaje al entorno del deporte. No debes olvidar que se trata de un trabajo arduo e intenso, en el que tu paciencia será puesta a prueba.



La ira deportiva, algo que debes aprovechar

Sin importar qué tipo de emoción experimentan los niños, catalogarlas de entrada como buenas o malas es un error. Las emociones existen para ser vividas y cada una de ellas tiene un significado válido.

Con respecto a la ira deportiva, muchos deportistas suelen aprovecharla como estímulo motivacional para mejorar su desempeño atlético.

Según un estudio sobre deportes de combate, la ira deportiva resulta un componente fundamental dentro de la práctica para mejorar los resultados. Sin embargo, se aconseja cambiar el término ira por intensidad deportiva, para evitar su connotación negativa.

Cabe resaltar que la ira deportiva en los niños debe enfocarse en sí mismo y no en el contrincante. La competencia con terceros pasa a un segundo lugar durante la niñez.

concepto rivalidad deportiva ira jugadores ninos futbol

Ira deportiva, apoyo profesional y social

Como madre debes ser la primera persona que apoye y enseñe a tus hijos a lidiar con la ira deportiva. Pero además, existen otros recursos humanos que pueden resultar de gran ayuda.

Los familiares, los amigos y las personas cercanas deben funcionar como una segunda línea de apoyo para la crianza de los niños.

Por último y no menos importante, el apoyo profesional debe tenerse en cuenta cuando el entorno del niño no cuenta con las herramientas suficientes para enseñar al niño a dominar la ira.

Recuerda que las emociones no deben ser tomadas a la ligera, sobre todo en una etapa tan sensible como la niñez.

Te podría interesar...
Niños apáticos: cuando nada les interesa
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Niños apáticos: cuando nada les interesa

Los niños apáticos no sienten interés ni entusiasmo por nada, se muestran retraídos y desmotivados. Descubre por qué sucede y cómo ayudarlos.



  • Oliva Mendoza, F., Calleja Bello, N., & Hernández Pozo, R. (2012). Escala de creencias sobre la ira en el deporte de combate con atletas Mexicanos. Revista Internacional de Medicina y Ciencias de La Actividad Fisica y Del Deporte. http://cdeporte.rediris.es/revista/revista45/artescala276.pdf
  • Ortega-Andrade, N. A., Viramontes-Martínez, L. M., & Jiménez-Rodríguez, D. (2021). El enojo desde la perspectiva de un grupo de niños y niñas mexicanos. European Scientific Journal ESJ. https://doi.org/10.19044/esj.2021.v17n5p51