Interés intenso: cuando los niños se apasionan por un tema

El interés intenso de los niños por un determinado tema debe ser apoyado por los padres. Es la forma en la que los niños manifiestan su curiosidad y exploran el mundo.
Interés intenso: cuando los niños se apasionan por un tema
Maria Fátima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fátima Seppi Vinuales.

Última actualización: 28 julio, 2023

«¿Sabías que …?» Es exactamente esta pregunta con la que tu hijo inicia una conversación sobre dinosaurios o el espacio, además comparte datos que ni siquiera conocías. Habla con dominio del tema y cada vez está más motivado.

A veces te parece que no conversa de otra cosa. Lo desaniman juguetes que no tengan que ver con sus intereses. Incluso, a veces, llegas a preocuparte. ¿De qué se trata esto? Se conoce como «interés intenso» y en realidad tiene múltiples beneficios en el desarrollo y aprendizaje de tu hijo. Conoce más al respecto a continuación.

¿Qué es el interés intenso en los niños?

En la medida en que van explorando el mundo, los pequeños se sorprenden con distintos hallazgos. Por eso, es lógico que vayan experimentando y sintiendo entusiasmo por los asuntos más variados. Algunos de esos temas se tornan tan «insistentes», como interesantes, y los niños dedican mucho tiempo a investigar y conocer más sobre ellos.

Esto es lo que se conoce como interés intenso, se refiere a la curiosidad y motivación para conocer sobre un tema. Lo investigan en detalle, despierta pasión y gran motivación. En general, surge entre los 2 y los 6 años y puede (o no) ser duradero.

Es decir, puede mantenerse en el tiempo y quizás influya en las elecciones vocacionales o de orientación escolar, como también durar solo un período. De cualquier modo, en ambos casos, es beneficioso en el aprendizaje.

Entre los temas más comunes del interés intenso se encuentran la ciencia, el planeta y el universo, todo tipo de transportes, animales de mar, dinosaurios, entre otros. Por otro lado, también es importante aclarar un poco el panorama respecto de los intereses intensos.

Muchos padres se angustian porque creen que el niño puede tener síndrome de Asperger o presentar altas capacidades. Sin embargo, esto no es así la mayoría del tiempo. En estos casos, suelen estar presentes los intereses restringidos, es decir, una atención única y exclusiva sobre un tema.

Beneficios del interés intenso en los niños

  • Fortalece su autoestima, ya que los niños se sienten pequeños conocedores del tema.
  • Al querer compartir su interés con las demás personas, también practican la expresión oral.
  • Contribuye a focalizar su atención, a concentrarse.
  • Sienta las bases para el procesamiento de la información.
  • Permite trabajar sobre ciertos valores y hábitos como la perseverancia.
  • Los mantiene alejados del mal uso de la tecnología.
  • Favorece el desarrollo cognitivo y el neurodesarrollo.


Recomendaciones para los padres

Existen distintas maneras de acompañar el interés intenso en los niños para ayudarlos a fomentar aún más su curiosidad y aprendizaje. Entre las principales, encontramos las siguientes.

Comprar libros específicos

Por ejemplo, si tu hijo tiene interés por los dinosaurios, puedes comprar un libro referido al tema, en donde además de ilustraciones, haya datos interesantes sobre los distintos tipos de dinosaurios, tamaño, alimentación y más.

Realizar actividades de práctica

Si le interesan la ciencia y los experimentos, puedes realizar actividades prácticas junto a tu hijo. No solo se trata de una idea interesante, ya que el niño se convierte en protagonista de su propio aprendizaje, sino que también puedes compartir dicha actividad con tu hijo. Esta es una forma de validar sus intereses, apoyarlo y animarlo a seguir aprendiendo.

Preguntar y demostrar interés

Así como te aseguras que tu hijo no se olvide del abecedario o de las tablas de multiplicar, también puedes apoyarlo y preguntarle qué más aprendió o qué más descubrió sobre el tema. Incluso, si quieres implicarte más, buscan algún dato y luego compártelo con tu hijo.

Realizar el «aprendizaje cruzado»

Por ejemplo, si buscas que tu niño aprenda sobre otros temas o quieres reforzar otro conocimiento, puedes valerte de ese interés intenso para facilitar otros datos. Por ejemplo, si quieres reforzar los números, puedes formar a sus juguetes de dinosaurios en fila y pedirle que cuente cuántos hay.

Cosas que debes evitar

Muchas veces sucede que los padres perciben que los niños se vuelven monotemáticos y que todo el tiempo están buscando conocer e indagar más sobre ese tema.

Aquí lo importante es tener en cuenta que los niños están poniendo en práctica su capacidad de investigación y sus ganas de explorar el mundo. Por lo tanto, es bueno que los adultos puedan acompañar dicha motivación.

Muchos niños pierden ese espíritu de curiosidad sobre un tema porque no se sienten apoyados por su familia. Por ejemplo, si como padre, cada vez que le dices a tu hijo «¡ay qué pesado!, siempre con el mismo tema» o «¡ay no podemos hablar de otra cosa!», el niño puede sentirse mal, pensará que su propuesta no es interesante y evitará compartirlo contigo.

En el peor de los casos, quizás puede perder el interés por seguir investigando sobre el tema. Otro error que se comete a menudo es insinuar que ese tema es cosa de niñas o de niños. Es importante no asignar un género a las temáticas, ya que en realidad lo que está en juego es ese espíritu explorador y de investigación.

También debes evitar imponer tu propio interés, es decir, quizás te aburre o hayas escuchado mil veces de qué se alimentaba el tiranosaurio Rex e intentas que tu hijo se interese por el automovilismo o los deportes.

O sea, procuras convencerlo de que se interese por temas que son de tu interés. Está bien que quieras compartir con tu hijo, pero no en reemplazo de lo que él mismo elige y de lo que a él mismo le llama la atención.



Mucho más que un interés intenso: un investigador del mundo

En definitiva, cuando tu hijo se interesa por un tema en particular, es importante que puedas apreciar que se trata de mucho más que un tema: hay un «motorcito» en funcionamiento por conocer el mundo, entenderlo y explorarlo. Por eso, es importante que pueda recibir tu apoyo. La curiosidad y la motivación son excelentes «ingredientes» que contribuyen al aprendizaje.

Te podría interesar...
¿Cómo despertar la curiosidad de tu hijo?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Cómo despertar la curiosidad de tu hijo?

Despertar la curiosidad de los niños es la mejor forma de transmitirles conocimientos. Su innata motivación por aprender facilitará la tarea.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.