¿Cómo incentivar el cuidado del medio ambiente en los niños?

Amanda · 25 noviembre, 2015

El cuidado del medio ambiente goza de tal importancia que lo podemos describir como un valor, es una acción que debe calar en las personas desde su infancia, porque constituye un mecanismo de prevención vital para todos. Aunque parezca un tema muy gastado, de hecho debe continuar recalcándose para que sea internalizado con mucha profundidad.

Sin embargo, la manera en la cual se infunde, a veces puede ser poco atractiva para los niños. Los sermones o las prácticas obligadas, pueden provocar el aburrimiento en los pequeños; por eso es recomendable que se implementen métodos diseñados para niños, que resulten útiles y divertidos a la vez.

La responsabilidad de los padres en este particular, radica en la idea de que estamos de tránsito por el planeta y debemos entregarlo en óptimas condiciones para las generaciones futuras, en las cuales vivirán nuestros hijos y nietos. Del mismo modo, nuestra función está en enseñarles a los niños a perpetuar este conocimiento.

Cada cosa según su edad

Hay muchas cosas sobre este tema que no se pueden explicar con facilidad a los niños, en parte porque su desarrollo cognitivo no ha alcanzado la madurez necesaria para que entiendan ciertas terminologías. Pero no hay nada que no se pueda enseñar con el ejemplo; por lo tanto, de acuerdo a la edad del pequeño, podemos introducir el aprendizaje.

1039a82dc99f5c01c80e42382da8c491

Lastimosamente en la vida diaria aparecen ejemplos de lo que no se debe hacer contra el ambiente, pudiendo aprovechar estas situaciones lamentables para comentarles que está mal y que debemos cambiarlo. También es posible, por medio de la práctica de actividades simples como recoger la basura o regar las plantas.

Hablarles de la historia de un árbol o de la evolución reciente de algún espacio natural, es propio para que ellos se concienticen con el papel que juega la naturaleza en nuestras vidas.

Adecuar nuestras anécdotas a la edad del niño, permite que su lenguaje vaya avanzando en estos términos.
Es fundamental enseñarlos a valorar lo que tienen desde que nacen, pues muchas de estas cosas se pueden perder. De acuerdo a su edad, estos pueden entender por medio de ejemplos que tanto las posesiones materiales como los recursos naturales pueden desaparecer si no los cuidamos.

Consejos para incentivar a los niños a cuidar el ambiente

Una de las principales recomendaciones es aprovechar todos espacios para dejarles una idea sobre el cuidado de la naturaleza; en la televisión, la escuela y la calle, se dan muchos ejemplos sobre el tema. A veces no es suficiente con decirles, también hay que hacer; sembrar plantas, darle de beber a los animales y realizar actividades al aire libre, puede ser útil.

La higiene personal, como el lavado de manos, implica también la conservación del ambiente, porque evita la propagación de enfermedades que deterioran el adecuado progreso de los seres vivos.

Es importante dejarles claro que los perjuicios al medio nos afectan incluso cuando sucedan en tierras muy lejanas, pues formamos parte de un todo, que se conecta y nos mantiene vivos bajo las mismas normas. En este particular, debemos tener en cuenta que todas las tragedias ambientales nos aquejan de alguna manera.

Estos son los consejos que pueden ser de utilidad para incentivar el cuidado del ambiente en los niños:

  • Recordar que la educación comienza en el hogar, por eso es preferible que los niños aprendan lo más que puedan sobre este tema antes de ir a la escuela. También es valioso seguir los ejemplos que ellos nos enseñan.
  • Ser consecuentes en las mismas ideas; es decir, lograr que nuestras palabras concuerden con nuestros actos.
  • Explicarles que son muchas las maneras de conservar el ambiente; por ejemplo, el cuidado de las plantas, el reciclaje, regular el consumo de agua y de electricidad.
e9a2f98ddb1c207ad5ed012e0bde71fa

  • Darles el ejemplo de cómo debemos mantener limpia la casa, para que así este hábito se traslade a la calle, la escuela y cualquier espacio que el niño visite.
  • Enseñarlos a sacar el máximo provecho de los materiales de estudio, en especial el papel, el cual es posible utilizarlo por ambos lados y en todos los espacios vacios.
  • Concientizar a los niños de que los recursos son limitados, que tanto nuestra comida como los elementos vitales para el ser humano se pueden agotar si no los preservamos. Es valioso que los pequeños comprendan que es un tema serio y que no pasa de moda.
  • Es recomendable explicarles a los niños que el cuidado ambiental abarca el respeto por todos los seres vivos y la preservación de los espacios destinados a la convivencia de distintas especies. Por eso es lo mismo cuidar un parque o una plaza que aquellas zonas más alejadas de la civilización.
  • Con prudencia podemos decirles que nuestros actos en perjuicio del ambiente pueden traer consecuencias por muchos años y a todos los habitantes del planeta.