4 ideas para cenar ligero durante el embarazo

Cenar ligero es clave para conseguir una digestión óptima y evitar despertarse a media noche con ardor de estómago. Sobre todo, durante el embarazo. Te damos algunas ideas.
4 ideas para cenar ligero durante el embarazo
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 22 julio, 2022

Comer demasiado a última hora del día puede generar molestias digestivas nocturnas. Y en ka gestación existe una mayor propensión hacia el reflujo, la acidez y las molestias intestinales. Por ello, te vamos a presentar una serie de ideas para cenar ligero durante el embarazo, que asegurarán un mejor descanso, sin descuidar la nutrición.

Ten en cuenta que mientras dure esta etapa es clave satisfacer las necesidades nutricionales y energéticas. De lo contrario, el feto podría sufrir problemas en su salud y en su desarrollo. Para lograrlo, hay que plantear una dieta variada y equilibrada, con predominancia de los alimentos frescos por encima de los envasados.

¿Quieres cocinar rico, liviano, saludable y en pocos minutos? Entonces, no dejes de leer.

Recetas para cenar ligero durante el embarazo

Vamos a continuación a mostrarte las mejores ideas para cenar ligero durante el embarazo, lo que se traducirá en un mejor estado de salud y mayor bienestar.

1. Pollo salteado con verduras

En el embarazo, los requerimientos proteicos se encuentran aumentados, tal como evidencia una investigación publicada en la revista The Cochrane Database of Systematic Reviews. La mitad de estas proteínas han de ser de alto valor biológico a fin de evitar déficits de aminoácidos esenciales. Estas se encuentran en los alimentos de origen animal, por lo que no deben faltar en la pauta.

Tanto el pollo como las verduras cuentan con una digestión sencilla, pero puede ser preciso evitar las crucíferas como el brócoli y la coliflor. Estas generan una mayor producción de gas, lo que puede llegar a resultar incómodo durante la noche.

Trata de priorizar los pimientos, el tomate y los champiñones.

Durante el embarazo es clave asegurar una ingesta variada y suficiente de vegetales. Eso sí, lo mejor es que estén cocidos para evitar el riesgo microbiológico.

2. Salteado de gambas, espinacas y espárragos

Las gambas también son capaces de aportar proteínas de la más alta calidad. Por su parte, las espinacas cuentan en su interior con una buena dosis de hierro y de vitamina C. Este último nutriente potencia la absorción intestinal del mineral, tal y como afirma un estudio publicado en la revista Annals of the New York Acedemy of Sciences.

De este modo, el consumo de espinacas es una forma de prevenir una patología conocida como anemia, la cual cursa con cansancio crónico y fatiga. Además, evitarla durante el embarazo resulta determinante para garantizar la buena salud de la mamá y del bebé. En el caso de que se desarrolle, puede ser necesario recurrir a un suplemento farmacológico.

3. Tortilla francesa rellena de atún

Los huevos son alimentos excelentes para consumir a última hora del día, porque aportan proteínas y una dosis significativa de vitamina D, un nutriente deficitario en la mayoría de las personas. Eso sí, ha de aprovecharse íntegro y en ningún caso se debe desechar la yema. Esta parte destaca por su elevada densidad nutricional.

A la hora de preparar una tortilla francesa hay que tener en cuenta que existen muchas opciones de relleno diferentes. El atún de lata es una gran opción, ya que concentra en su interior ácidos grasos insaturados, como los preciados omega-3.

4. Yogur con avena y frutos secos

Mujer embarazada disfrutando mientras come durante el tercer trimestre del embarazo.
El yogur con avena y frutos secos es una combinación nutricional perfecta. Además, es una fuente de probióticos, que mantienen la diversidad de la microbiota y contribuyen a tu bienestar y al de tu bebé.

Si llegado el final del día no te apetece cocinar, siempre puedes recurrir a una apuesta sencilla como el yogur con avena y frutos secos. Se trata de una combinación perfecta, que aporta proteínas, probióticos, ácidos grasos y carbohidratos complejos, además de muchos micronutrientes esenciales de calidad.

Lo único que has de tener en cuenta a la hora de elegir el yogur es que sea natural, pues debes evitar lo más posible los saborizantes y los azúcares añadidos. Estos elementos no son buenos para la salud y menos durante el embarazo. Su ingesta regular incrementar la incidencia de patologías metabólicas, como la diabetes gestacional.

Prepara recetas para cenar ligero durante el embarazo

Como has podido comprobar, es realmente sencillo elaborar preparaciones para cenar ligero durante el embarazo. De este modo se conseguirá un buen descanso posterior, sin interrupciones del sueño por molestias gástricas o digestivas. Además, podrás mejorar el desarrollo del feto y contribuir a que crezca sin incidencias.

Ten en cuenta que será determinante plantear una dieta variada y equilibrada para conseguir un óptimo estado de salud. Habrá que limitar, en la medida de lo posible, los ultraprocesados industriales y aquellos alimentos de origen animal que no hayan sido cocinados, ya que cuentan con riesgo microbiológico. Si tienes dudas lo mejor es consultar al especialista en nutrición.

Te podría interesar...
4 remedios naturales contra los ardores en el embarazo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
4 remedios naturales contra los ardores en el embarazo

Sufrir ardores durante el embarazo es relativamente frecuente. Por ello, a continuación, te presentamos una serie de remedios naturales.