Hermana, gracias por ser también mi mejor amiga - Eres Mamá

Hermana, gracias por ser también mi mejor amiga

Un hermano o hermana es el mejor regalo que unos padres pueden hacer a sus hijos. Sin duda, tener un hermano es una suerte porque el día que los padres ya no estén presente podrá estar también a su lado y disfrutar de la vida familiar por siempre. Pero además, una hermana, puede ser mejor amiga. No hay nadie que conozca mejor tus secretos, tu forma de ser e incluso tus pensamientos que tu hermana.

Los lazos no son solo de sangre

Cuando se tiene una hermana de sangre se nace de la misma madre, se crece en la misma casa, se comparte el ADN… pero una relación de hermanas no se cuida ni crece porque se compartan lazos sanguíneos. ¿Cuántas personas son de la misma familia y ni siquiera se hablan?

Los lazos entre dos hermanas se unen gracias a los valores que los padres les inculcan, gracias a las experiencias vividas y sobre todo a la afinidad y complicidad que caracteriza la vida entre los hermanos y hermanas.

Los recuerdos con tu hermana son imborrables

Si tienes una hermana y también es tu mejor amiga, muy probablemente tengas tus recuerdos decorados con su presencia… las fiestas de pijamas, compartir habitación, hablar con secretos e incluso un lenguaje que solo vosotras dos entendíais. Esas bromas, los baños con burbujas y salir al jardín a bailar bajo la lluvia… solo se viven con una hermana.

image

Pero en esos recuerdos también estarán las discusiones que acababan en risas o en un sincero abrazo, en esas carcajadas a las tantas de la mañana… porque una hermana no solo es una hermana, es también tu mejor amiga. No hay nadie en el mundo que te conozca como ella y que te sea fiel hasta el final. La fidelidad entre hermanas nunca se encontrará en otro tipo de amistad.

En los momentos difíciles unidas tenéis más fuerza

Una hermana está a tu lado en los momentos buenos y en los malos, te ayuda a esforzarte y a superar las dificultades. Las hermanas somos capaces de mirar a través de los ojos y saber exactamente qué está ocurriendo en la mente de la otra. Sabemos cuándo debemos hablar y cuándo es mejor callar y tan solo abrazarla.

Si tienes una hermana, ella sabrá que estarás a su lado siempre que lo necesite y tú sabes que ella estará a tu lado siempre que requieras de ella. La fuerza de hermanas no se encuentra en cualquier lugar… Es una amistad tan pura que se sabe que se puede confiar al 100%, porque no sólo es una hermana, también es tu mejor amiga.

Existen desacuerdos pero sabéis arreglarlos desde el respeto y el amor

Como en todas las relaciones humanas pueden haber desacuerdos, y eso no significa que os queráis menos o que no os respetéis, simplemente significa que sois dos personas diferentes con ideas diferentes, ¡eso es genial! Pero lo que importa es que sabéis encontrar la forma de arreglar los problemas y de volver a ser vosotras mismas, abrazándoos y estando una al lado de la otra.

image

Una hermana es la persona que más influencia tiene en tu vida y seguramente la que más impacto le cree. Ella te ayudará a formarte y que tú seas quien eres hoy en día, y ella es quien es también, gracias a ti. Las risas, las lágrimas, las vacaciones, las películas, los secretos, las confidencias, las carcajadas… todos los pequeños momentos que tenéis juntas en vuestras vidas son perfectos, porque una sin la otra, simplemente no hubiera podido ser lo mismo.

Hay un refrán que dice: ‘Quien tiene un amigo, tiene un tesoro’, pero yo digo: ‘Quien tiene una hermana, tiene el tesoro y la felicidad completa‘. Si tienes una hermana, cuida la relación con ella… sin duda es lo mejor que tenéis, ¡vuestra amistad es indestructible!