¡He roto aguas!, ¿qué hago?

Adrianazul 21 agosto, 2017

Si has roto aguas, lo que debes hacer es tratar de conservar la calma, recoger tus cosas e ir al hospital lo más pronto posible. Si se ha roto la bolsa que ha recubierto a tu bebé durante meses, la cual está llena de líquido amniótico y que además protege al niño del golpes e infecciones, lo más prudente es que vayas a un centro asistencial lo más pronto posible. Allí te ayudarán a traer a tu hijo al mundo de la mejor manera.

El líquido amniótico es estéril, además se renueva con mucha frecuencia porque el bebé se lo traga y tras filtrarlo por sus pequeños riñones lo expulsa por su vejiga. Estas aguas también aumentan de volumen durante la semana 34 y 36 del embarazo, cuando llegan a ser un litro aproximadamente y pueden salir por tu vagina cuando se rompe el saco que mantiene a tu bebé en una temperatura agradable .

Según se conoce solo 10% de las mujeres embarazadas rompe aguas sin que hayan empezado las contracciones que anuncian que el parto empezó. Si esto te ocurre, trata de mantener la calma, ultimar la maleta y esperar a alguna persona que te acompañe al hospital o la clínica que elegiste para traer al mundo a tu bebé.

he roto aguas 3

Antes de ir al hospital si has roto aguas

Si has roto aguas y deseas ducharte lo puedes hacer sin ningún problema. Solo debes tener cuidado de que no entre ningún líquido u objeto en tu vagina, pues la bolsa que contiene el líquido amniótico es una membrana que protege a tu bebé de infecciones. Puedes colocarte una toalla, un pañal o varias compresas que te ayuden a recoger el líquido que sale de la bolsa.

Ten en cuenta que las aguas que salen de tu vientre pueden salir en cantidad abundante, como si te vaciaran una jarra de agua entre tus piernas, así como también pueden fluir poco a poco; de hecho es posible que notes que estás mojada y pienses que te has hecho pipí. No obstante, el color del líquido amniótico de un color mucho más claro y su consistencia y color es absolutamente distinto a la de la orina.

El parto es la única cita a ciegas en la que conocerás al amor de tu vida

-Autor desconocido-

También puedes comer algo ligero. Lo ideal es que evites las grasas y que ingieras algo de glucosa, la cual se transformará en la energía que necesitas para afrontar tu parto con entereza. Y aunque a veces es difícil mantener la calma es necesario que en este momento trates de relajarte, por ejemplo puedes recostarse sobre tu costado izquierdo si ya tienes contracciones o caminar para ayudar al bebé a tomar una buena posición para venir al mundo.

he roto aguas 2

Parir tras haber roto aguas

Una vez llegues al hospital, los especialistas en el área te ayudarán a continuar con el proceso normal del parto. En ese caso, si ya tienes contracciones, a medida que transcurran los minutos las sentirás cada vez más prolongadas e intensas y estas cesarán cuando des a luz. Y si no las tienes, es muy probable que en el hospital te administren oxitocina para inducir el parto.

Es muy posible que tu hijo tarde en nacer entre unas 12 o 24 horas, por lo cual es muy necesario que aunque hayas roto aguas conserves tu calma, piensa que todo va a salir bien, que tu bebé nacerá sano y tranquilo. Una buena actitud hace que todo sea mejor, pues ayuda a los especialistas a actuar rápido y eficientemente.

Es muy importante que te fijes en el color de las aguas, recuerda que su color debería ser transparente; por eso si lo ves verdoso, debes decírselo lo más pronto posible a tu ginecólogo, quien sabrá qué hacer en el caso de que el bebé se haya hecho sus necesidades antes de nacer.

El color del líquido también puede ser transparente pero con estrías rojas o marrones; eso ocurre porque junto a la expulsión de las aguas sale el un tapón gelatinoso que cerraba la cérvix. No obstante debes estar atenta si sangras abundantemente, pues un sangrado, como una menstruación, si es considerado una urgencia médica, lo cual lo diferencia exponencialmente de haber roto aguas, pues esto solo indica que tu parto inició de manera distinta.

Te puede gustar