Hábitos que benefician el tránsito intestinal en el embarazo

Amanda 3 agosto, 2016

La irregularidad del tránsito intestinal es común durante el embarazo, pero es algo que se puede prevenir y mejorar. De igual manera, es importante evitar episodios de estreñimiento, por lo cual vale la pena adquirir hábitos que beneficien el sistema digestivo especialmente en los últimos meses de gestación.

Cuando se altera la regularidad del tránsito intestinal, puede haber muchas molestias, las cuales se unen a otros padecimientos del embarazo, provocando una difícil situación para la gestante. No obstante, este problema se puede evitar si iniciamos rutinas saludables y particularmente destinadas a mejorar la función de nuestro organismo en este aspecto.

Tanto los cambios hormonales, como la presión del feto sobre el intestino y el consumo de algunos suplementos vitamínicos, pueden alterar la función digestiva. Afortunadamente, se pueden evitar los efectos indeseados de estos elementos, para ello podemos modificar gran parte de nuestros hábitos generales.

 ¿Cómo mejorar el tránsito intestinal?

Para evaluar que exista un tránsito intestinal regular, los especialistas procuran identificar el tiempo que demoran los alimentos en llegar desde la boca al intestino delgado. Por lo general el período del recorrido es similar en la mayoría de las personas, siendo las mujeres quienes tienen mayor incidencia en casos de estreñimiento.

f376b03ae8729672935d540c75e53564

Se dice que existe retraso en el vaciado del intestino cuando la persona presenta evacuaciones semanales inferiores a tres. En estos casos, las personas pueden padecer estreñimiento que los llevan a realizar grandes esfuerzos para defecar, puesto que la consistencia de las heces lo dificulta.

En tal sentido, los expertos explican que las causas de la irregularidad en el tránsito intestinal se derivan de los hábitos de cada quien. Aunque ciertas condiciones del embarazo generan mayor propensión a sufrir estreñimiento, se sabe que la edad avanzada, la dieta y el estilo de vida, se cuentan entre los principales desencadenantes de este problema.

El tránsito intestinal puede mejorar si ponemos en práctica una serie de hábitos saludables, también te enseñamos a prevenir el estreñimiento con los siguientes consejos:

  1. Ajusta tu alimentación

Nuestros hábitos alimenticios podrían estar perjudicando la función del sistema digestivo, por eso es conveniente modificarlos en relación a los alimentos que le beneficien más. Una dieta rica en fibra es permitente cuando queremos controlar el peso y regular el tránsito intestinal.

alimentos que mejoran el tránsito intestinal

Además, la fibra de los alimentos permite controlar los excesos de grasa y equilibrar los nutrientes en el organismo.  Un régimen alimentario basado en fibra, debe contener muchas legumbres, cereales, frutas y verduras; además, especias como el romero y la canela son bastante recomendables.

  1. Bebe suficiente agua

La hidratación es muy importante para ayudar a mejorar la consistencia de las heces, lo cual facilita la evacuación. Beber agua suficiente implica que lo hagamos incluso cuando no tenemos sed, pues dejarlo hasta el último momento permite que nos vayamos deshidratando.

Además de tomar agua en abundancia, es recomendable incorporar alimentos ricos en agua a nuestra dieta; las sopas, los zumos naturales y frutas complementan este elemento. Recordemos que la hidratación no solo ayuda con el estreñimiento, también contribuye con el alivio de las hemorroides, otro inconveniente habitual en el embarazo.

  1. Ejercítate

Una mujer embarazada puede realizar ejercicios suaves como la natación o el yoga, si es deportista está bien que continúe su entrenamiento adecuándolo a su condición. El ejercicio físico ayuda con el funcionamiento del sistema digestivo porque el cuerpo entra en movimiento.

Por su parte, un estilo de vida sedentario perjudica la función correcta del tránsito intestinal, por lo cual es recomendable hacer caminatas diarias y aprovechar todas las oportunidades para estar en movimiento. Aparca el coche un poco más lejos, sube las escaleras y realiza actividades al aire libre.

  1. Ayuda a tu intestino

Algunas prácticas extras pueden ayudar a evitar el estreñimiento, por ejemplo, conviene educar al organismo para ir al baño cada día a la misma hora; también se aconseja defecar en cuanto tengamos la necesidad, para no perder el reflejo si lo posponemos. Tomar agua tibia en ayunas, es una alternativa muy saludable en estos casos, puede ser una infusión caliente, preferiblemente a base de ciruelas.

 

Te puede gustar