Tips para combatir el estreñimiento infantil

Adrianazul · 29 septiembre, 2015

 

Aunque parezca un consejo de abuelita, la leche de magnesia ayuda a combatir de manera efectiva el estreñimiento infantil. Sí, la leche de magnesia es un agente eficaz, explica el documento titulado Diagnóstico y tratamiento del estreñimiento en el niño,  difundido por el Sistema Nacional de Salud de España.

Este estudio también recomienda como tratamiento contra el estreñimiento para los niños menores de 1 año de edad los supositorios de glicerina y si es necesario también invita a aplicarles un enema con suero salino.

Pero antes de medicar al niño, ten en cuenta que la frecuencia normal  de defecación varía según la edad, desde cuatro deposiciones al día en  la  primera semana de vida, hasta 1 o 2 deposiciones al día en los niños de 4 años de edad.

La frecuencia de deposiciones disminurirá progresivamente de acuerdo a la edad de tu hijo.

“El estreñimiento se caracteriza por la dificultad para la defecación, con frecuencia dolorosa, de heces duras y grandes emitidas a intervalos prolongados de tiempo”, conceptualizan Camarero Salces C y Rizo Pascual JM, médicos pediatras.

Cómo detectar si tu hijo sufre de estreñimiento

Es vital conocer los indicios de la enfermedad. La presencia de distintos síntomas en los hábitos de defecación del niño pueden servir como señal para identificar un problema de estreñimiento.shutterstock_70923730

Estos problemas deben haberse dado durante uno o dos meses para que realmente puedan considerarse sintomáticos.

Existen, asimismo, periodos en los que un niño es más susceptible de padecer estreñimiento.

De hecho hay tres momentos críticos en los cuales esta condición puede agudizarse:

  • El destete del lactante.
  • La retirada del pañal.
  • El inicio del colegio.

Síntomas en bebés menores de cuatro años

En niños menores de cuatro años, se podría estar ante un caso de estreñimiento si se detectan, durante al menos un mes, dos o más de los siguientes problemas:

  • Las defecaciones son muy duras y/o dolorosas.

Las deposiciones dolorosas suelen ser el síntoma que desencadena el resto de problemas, ya que producen una sensación de miedo al dolor que afecta tanto física como mentalmente.

  • El niño solo defeca una o dos veces a la semana.
  • Las defecaciones se producen de forma involuntaria al menos una vez a la semana.
  • El niño retiene heces excesivas.
  • Se encuentra una gran masa fecal en el recto.
  • Las heces expulsadas son muy grandes.

Síntomas que padecen los mayorcitos

En niños mayores de cuatro años, el plazo de detección de problemas se extendería a un mínimo de dos meses, es decir, estaríamos ante un caso de estreñimiento si al menos durante dos meses se detectan dos o más de los siguientes síntomas:

  • El niño defeca tres o menos veces a la semana.
  • Se producen defecaciones de forma involuntaria al menos una vez a la semana.
  • El niño evita defecar voluntariamente.
  • Dolor al defecar.
  • Heces grandes que incluso se pueden palpar a nivel abdominal.
  • Sangre en las heces.

Ahora que conoces los síntomas y si efectivamente tu niño está estreñido presta atención a la alimentación. Por lo general el niño con estreñimiento bebe poco líquido, tiene un régimen alimenticio desequilibrado, rico en proteínas con escasa fibra.

Así, luego de desocupar su estómago, es imprescindible cambiar sus hábitos alimenticios.

shutterstock_13226590

Alimentación contra el estreñimiento

Al igual que los adultos, tu hijo requiere de una alimentación adecuada con frutas, verduras, legumbres y cereales; esto forma parte del tratamiento de primera línea del estreñimiento.

La introducción de una dieta de estas características requiere, a veces, utilizar suplementos de fibra.

La ingesta de cereales integrales es una buena opción para mejorar es estreñimiento, así como comer manzanas y peras con su piel.

 

Existen alimentos ricos en fibra como las judías verdes, las zanahorias, las lentejas y las almendras que puedes ir incluyendo de manera progresiva, y sin imposiciones, en la dieta de tu hijo.