Tips para combatir el estreñimiento infantil

Una dieta adecuada, la ingesta suficiente de líquido, el ejercicio físico así como la educación en el hábito de ir al baño; son algunas de las recomendaciones para mejorar el estreñimiento en niños.
Tips para combatir el estreñimiento infantil

Última actualización: 15 febrero, 2022

Tener una lista de consejos para combatir el estreñimiento infantil es algo que puede ser de gran utilidad para muchos padres. Aunque suele tratarse de algo pasajero muchos niños lo padecen en algún momento y sufren incomodidades y malestar que seguro quieres aliviar.

Toma nota y aplícalos a diario si tu hijo sufre este problema.

El estreñimiento en los más pequeños es un problema común y motivo de muchas consultas con los pediatras. Se caracteriza por pocas deposiciones o porque estas son duras y secas. Por suerte para ellos suele ser pasajero y se puede solucionas con algunas pautas alimentarias y de comportamiento.

En ocasiones puede ser necesario un tratamiento, pero siempre prescrito por el médico después de una visita. Ante cualquier alteración o dificultad en los hábitos intestinales de tu hijo siempre es mejor realizar esta consulta antes de aplicar cualquier remedio.

El estreñimiento o constipación suele ser debido al movimiento lento de los deshechos a través del tubo digestivo. De este modo las heces se endurecen, se secan y es más dificultosa su expulsión.

Algunas de las causas que lo pueden propiciar son:

  • Ignorar la necesidad de ir al baño ya sea por no interrumpir un juego o un momento interesante, ya sea por miedo a la evacuación.
  • Problemas con la enseñanza de este hábito o hacerlo de forma temprana.
  • Falta de rutina de ir al baño o cambios en esta (por un viaje, inicio de la escuela, el aumento de temperatura o estrés).
  • Introducción de la alimentación o falta de nutrientes específicos.
  • Antecedentes familiares de constipación.
  • Enfermedades o toma de medicamentos.

Pocas veces está relacionado con una cuestión de salud sino más bien con aspectos funcionales o dietéticos. Pero este problema conlleva molestias, malestar en los pequeños y preocupación en los padres.



Cómo detectar si tu hijo sufre estreñimiento

La presencia de distintos síntomas en los hábitos de defecación del niño pueden servir como señal para identificar un problema de estreñimiento.

shutterstock_70923730

Entre los más comunes se pueden incluir los siguientes:

  • Menos de 3 deposiciones a la semana.
  • Deposiciones duras, secas y con dificultad para evacuar.
  • Dolor al ir al baño y dolor de estómago en general.
  • Rastros de heces líquidas o pastosas en su ropa interior, lo que podría indicar que están atascadas en el intestino.
  • Sangre en la superficie de las heces duras.

Además hay que tener en cuenta que cuando aparece el problema muchos niños tienden a evitar este momento. En estos casos suelen cruzar las piernas, apretar los glúteos, retorcer el cuerpo o hacer muecas al intentar retener el instinto de evacuación.

En la mayoría de casos no se trata de un tema grave y puede ser transitorio. Sin embargo si se cronifica puede ser el señal de una patología preexistente o conllevar complicaciones. Por este motivo es necesario acudir al médico si el estreñimiento dura más de dos semanas o ante la aparición de fiebre, falta de ingesta, pérdida de peso, sangre en las heces, dolor al evacuar o prolapso rectal.

 

shutterstock_13226590

Tips para combatir el estreñimiento infantil

El estreñimiento debe tratarse cuanto antes. En primer lugar para mejorar el bienestar del niño y después para prevenir posibles complicaciones. Estas son algunas de las principales recomendaciones para solucionarlo.

Dieta para el estreñimiento

Uno de los hábitos de vida que puede influir es la alimentación y es uno de los primeros en el que deben ir aplicándose cambios. Algunos componentes de los alimentos pueden ser positivos y, en cambio, otros pueden ser perjudiciales.

  • Asegurar la presencia de fibra ofreciendo frutas, verduras en cada comida principal y cereales integrales en la medida de lo posible (arroz, pan, pasta, copos de avena, etc). Estos ayudan a movilizar y ablandar las heces. Además de las frutas (ciruelas, kiwis o peras), los frutos secos y las frutas deshidratadas también son una opción interesante para el desayuno o los tentempiés de media tarde.
  • Cocinar con aceite de oliva e incluso añadir alguna cucharadita extra junto al pan o las verduras de los niños.
  • Introducir alimentos que aporten probióticos: yogur, kéfir, chucrut, miso o tempeh entre otros. Algunas bacterias como los Lactobacillus reuteri o las Bifidobacterias tienen efectos positivos en la frecuencia de vaciado, disminuyen la incontinencia fecal y reducen el dolor.
  • Reducir los lácteos y la leche de vaca puede hacer mejorar esta situación en algunos niños.
  • Es mejor evitar al máximo cualquier producto elaborado tipo bollería, comida rápida, platos congelados, snacks, patatas fritas, etc. Son pobres en fibra y otros nutrientes, con lo que no son nada aconsejables en general. Tampoco es adecuado que coman alimentos muy astringentes de forma habitual (manzana, arroz blanco, zanahoria o membrillo).

Asegurar la ingesta suficiente de líquidos

No ingerir bastante agua puede hacer que todo el aparato digestivo esté menos lubricado y que las heces sean más duras. Además la presencia del líquido adecuado también permite a la fibra actuar de forma óptima.

Aumentar la cantidad de agua por encima de la que ya toman de forma habitual no lo soluciona. Pero se ha mostrado eficaz en aquellos niños cuya ingesta voluntaria está por debajo de las recomendaciones.

Aunque el agua es la bebida por excelencia también puedes añadir líquidos a través de sopas claras, cremas de verduras o jugos de frutas sin azúcares añadidos (de forma ocasional y sin sustituir la fruta entera).

Educar en la rutina de ir al baño para combatir el estreñimiento infantil

Cambiar sus patrones de evacuación y establecer un nuevo hábito es básico en la mejora de esta situación. Para ello se puede acostumbrar a los niños que no usan pañales a ir al baño después de las comidas y animarlo, sin prisas, a evacuar.

En cambio, si se acaba de empezar la retirada del pañal; puede ser aconsejable hacer una pausa hasta que el estreñimiento mejore. Además es interesante contar con el respaldo de los profesionales de la guardería u otros cuidadores del pequeño para hacer que el entorno y el ambiente sean familiares y agradables y ofrecer al pequeño el tiempo suficiente para ir al baño sin prisa.

La importancia del ejercicio físico

La actividad física regular puede estimular las deposiciones y un estilo de vida sedentario está más relacionado con la constipación.



¿Es necesario medicar para combatir el estreñimiento infantil?

El estreñimiento en los niños puede ser pasajero y solucionarse con algunas sencillas pautas y hábitos de vida. Pero en ocasiones es necesaria la ayuda de algún tratamiento o medicamento. Existen muchos tipos de mediación para este problema y es el médico quien debe valorar su idoneidad y hacer la receta apropiada.

Los más usados son los suplementos de fibra (con la función de ablandar las heces), los supositorios de glicerina y los laxantes o enemas (si existen obstrucciones). Es importante no administrarlos nunca sin el consejo profesional pues podrían ser perjudiciales.

Si se trata de una cuestión pasajera la aplicación de algunos de los cambios comentados es suficiente en la mayoría de casos. Aunque las medidas dietéticas, de actividad física e hidratación se pueden mantener a lo largo del tiempo para evitar la reaparición del estreñimiento. 

Te podría interesar...
La fibra en la alimentación de los niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
La fibra en la alimentación de los niños

La fibra es una sustancia determinante en la dieta de los niños, ya que su presencia reduce el riesgo de problemas intestinales.



  • Arnaud M. J. Mild dehydration: a risk factor for constipation? European Journal of Clinical Nutrition. Diciembre 2003. 57 Suppl 2: S88-95.
  • Clinica Mayo. Estreñimiento en niños. Septiembre 2021.
  • Hwan Bae S. Diets for constipation. Pediatric Gastroenterology, Hepatology and Nutrition. Diciembre 2014. 17 (4): 203-208.
  • Mohhamadi Bourkheili A, Mehrabani S, et al. Effect of cow's-milk-free diet on chronic constipation in children; a randomized clinical trial. Caspian Journal of Internal Medicine. 2021. 12 (1): 91-96.
  • Roma E, Adamidis D, et al. Diet and chronic constipation in children: the role of fiber. Journal of Pediatric Gastroenterology and Nutrition. Febrero 1999. 28 (2): 169-74.