Guía para una alimentación balanceada en niños

Te vamos a mostrar los conceptos más importantes de la guía de alimentación para niños, con el objetivo de preservar su salud por muchos años.
Guía para una alimentación balanceada en niños
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 26 mayo, 2022

Es importante tener en cuenta las pautas de una guía de alimentación balanceada a fin de cubrir los requerimientos nutricionales esenciales de los niños. Así, se conseguirá que su organismo funcione correctamente y que su crecimiento y desarrollo sean los esperados. Si se produce una falla en este punto, podrían desencadenarse patologías crónicas y complejas con el paso de los años.

Antes de comenzar hemos de destacar que la dieta de muchas personas ha empeorado en las últimas décadas. Esto se debe, fundamentalmente, a la mayor exposición a los productos ultraprocesados industriales ya desde etapas tempranas de la vida. Dichos comestibles cuentan con una cantidad excesiva de ácidos grasos de tipo trans, de azúcares simples y de aditivos.

Asegura una ingesta suficiente de proteínas en la dieta balanceada de los niños

Lo primero que hay que hacer a la hora de confeccionar una dieta o menú es asegurar el adecuado aporte proteico. Estos nutrientes son determinantes para el desarrollo y el crecimiento de los pequeños y también, contribuyen a evitar problemas en el funcionamiento de los músculos.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Annals of Nutrition & Metabolism, las personas sedentarias deben ingerir al menos 0,8 gramos de proteína por kilo de peso al día. En el caso de los niños, dichos requerimientos ascienden por encima del gramo por kilo de peso para asegurar un adecuado crecimiento. Además, al menos el 50 % de todas las proteínas de la dieta deberían ser de alto valor biológico, es decir, de origen animal.

dieta omnivora saludable proteinas alto valor biologico carne res ave pescado blanca roja huevo legumbres semillas granos vegetales
Las proteínas son elementos claves en la dieta, sobre todo durante la infancia. Asegura variedad y calidad y siempre prioriza las fuentes animales, pues contienen a aquellas de alto valor biológico.

Incluye grasas de calidad en la pauta

Otro punto clave en la guía de alimentación es la necesidad de incluir grasas de buena calidad en la pauta.

Hasta hace pocos, la calidad de los lípidos (grasas) de la dieta se establecía según la cantidad de dobles enlaces presentes en sus moléculas (definidos como insaturados, monosaturados o polisaturados). Sin embargo, a día de hoy sabemos que lo realmente importante es la configuración espacial de los ácidos grasos y, en este sentido, es clave que más del 90 % delas grasas de la pauta sean de tipo cis y solo el 10 %, trans.

Por lo tanto, lo determinante es que las grasas que se consuman no hayan sido sometidas a procesos térmicos agresivos o de hidrogenación industrial. En estos casos, estaríamos hablando de lípidos tipo trans, los cuales han demostrado incrementar el riesgo de enfermar.

Se deben priorizar, por ejemplo, los ácidos grasos procedentes de los pescados azules, de la serie omega 3.

Aumenta la presencia de vegetales en la pauta diaria

Para terminar, es preciso hacer especial hincapié en la necesidad de incluir alimentos de origen vegetal en cada una de las comidas principales. Entre 3 y 5 raciones de frutas y verduras serían óptimas para asegurar una ingesta adecuada de vitaminas y para prevenir el desarrollo de patologías crónicas y complejas con el paso de los años. Estos alimentos son fuente de micronutrientes y de fitoquímicos con capacidad antioxidante.

Además, es bueno garantizar la variedad en cuanto a los vegetales consumidos. Cada tipo de fitoquímico mejora un proceso fisiológico determinado. De este modo, si se consumen muchos tipos, se reducirá aún más el riesgo de que los órganos dejen de funcionar de manera eficiente.

Finalmente, es preciso revisar los métodos de cocción, a fin de lograr un aprovechamiento óptimo de los nutrientes presentes en los vegetales.

concepto alimnetacion vegana vegetariana no omnivora nino recoge vegetales cosecha en huerta verde aire libre carretilla zanahoria tomates berenjena
La ingesta suficiente de frutas y verduras, así como su adecuado método de cocción, asegura la incorporación de vitaminas, minerales y otros nutrientes esenciales para la salud de los pequeños.

Mejora la alimentación de los niños con una guía básica

Como has visto, es posible hacer pequeños cambios para mejorar de forma significativa la alimentación de los niños. Es fundamental centrarse en la calidad de los nutrientes y enfatizar la presencia de los vegetales en la pauta. Así, se garantiza un correcto desarrollo y se previenen las carencias que conllevan al malfuncionamiento del organismo. Esto sí, la dieta ha de ser siempre equilibrada o ligeramente hipercalórica para evitar situaciones de sobrepeso.

Por último, ten en cuenta que no solo importa lo que se come a la hora de evitar la aparición de enfermedades. También hay que prestar atención a otros hábitos de vida como el ejercicio físico regular (con especial énfasis en el trabajo de fuerza) y un buen descanso nocturno.

Te podría interesar...
El magnesio en la dieta de los niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
El magnesio en la dieta de los niños

El magnesio es un mineral que cuenta con implicaciones importantes a nivel fisiológico en el organismo de los niños. Aprende más aquí.



  • Richter, M., Baerlocher, K., Bauer, J. M., Elmadfa, I., Heseker, H., Leschik-Bonnet, E., Stangl, G., Volkert, D., Stehle, P., & on behalf of the German Nutrition Society (DGE) (2019). Revised Reference Values for the Intake of Protein. Annals of nutrition & metabolism74(3), 242–250. https://doi.org/10.1159/000499374
  • de Souza, R. J., Mente, A., Maroleanu, A., Cozma, A. I., Ha, V., Kishibe, T., Uleryk, E., Budylowski, P., Schünemann, H., Beyene, J., & Anand, S. S. (2015). Intake of saturated and trans unsaturated fatty acids and risk of all cause mortality, cardiovascular disease, and type 2 diabetes: systematic review and meta-analysis of observational studies. BMJ (Clinical research ed.)351, h3978. https://doi.org/10.1136/bmj.h3978