Gracias mamá por lo que soy

Amanda · 15 diciembre, 2015

Cada quien tiene sus propias razones para decir gracias mamá. Hay quienes se han apoyado en ella desde siempre, quienes la ven como su única amiga y quienes la han convertido en su ejemplo, en su todo. Muchas personas pueden decir que son lo que son gracias a su mamá, han podido surgir como seres renovados y felices; pero también hay quienes no lo pueden hacer.


Lo cierto es que sea cual sea la opinión de cada quien, de alguna manera la madre influye en el destino de sus hijos; los niños abandonados han trazado sus caminos de distintas formas, unos se han vuelto personas de bien y otros no tanto. Pero sin dudas, le deben a su madre la razón de sus vidas.

Si soy una persona feliz es porque se lo debo a mi madre, pero lastimosamente no siempre se puede decir eso. Yo le debo muchas cosas a mi madre y una de ellas, es haber comprendido que el amor incondicional no es de dominio común y he descubierto que la empatía y la personalidad, a veces son superiores a la maternidad.

Hay palabras difíciles de pronunciar y hay gestos imposibles de lograr si no hay un sentimiento que lo impulse. Por eso no acostumbramos a andar por la vida agradecidos, nos cuesta decir que estamos dichosos por lo que tenemos y en ocasiones, esperamos a que lo peor pase para darnos cuenta lo que hemos perdido.

Aprovecha el tiempo perdido

Es posible que tengas mucho que agradecer a tu madre y no has aprovechado el momento para decírselo; tal vez crees que ella lo sabe, pero no está de más darle un abrazo y expresarle todo tu agradecimiento. Si acaso no tienes a tu madre contigo o crees que ha habido alguna mezquindad de su parte, aprovecha para reflexionar qué ha hecho de ti.

Los padres tienen mucha responsabilidad en lo que sus hijos llegan a ser, casi nada es casual, todo llega según lo hemos promovido. Por ejemplo, el lugar donde vivimos y las actividades que hacemos, condicionan las oportunidades que recibiremos; la estabilidad económica favorece ciertas cosas y el amor con que crecemos motiva nuestra felicidad y equilibrio emocional.

Por lo tanto, quedó por mucho tiempo, desde nuestra infancia, en manos de mamá lo que seríamos de adultos. De acuerdo a la crianza que recibimos, hoy somos lo que somos y después de revisarnos mejor encontraremos más razones para estar agradecidos.

8e23cbec106a00684b1ea8a70aff0e28

En tal sentido, como las madres confían tanto en sus hijos, muchas veces se sacrifican para mejorar sus vidas; algunas mamás emigran para que sus hijos tengan mejores oportunidades, otras trabajan sobre tiempo y otras ayudan incondicionalmente a sus hijos a que desarrollen sus talentos.

Sin embargo, ninguna está aventurando el fracaso, tal vez se equivoque, pero todo lo hizo con buenas intenciones. No debemos reprochar nada a nuestras madres, pero si te llegaras a sentir así, aprovecha el tiempo y reconcíliate con mamá.

Con frecuencia escuchamos, que es suficiente motivo con que esa persona te haya dado la vida; si estás de acuerdo con esto, entonces no esperes para darle gracias. Si no lo estás, trata de ver el lado positivo de lo que eres y busca en ti las razones para estar agradecido.

Razones para decir gracias mamá

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Aunque es casi imposible hasta ahora definir lo que “soy”, podemos comenzar por describir cómo estoy, cuál es mi nombre, en qué me desempeño, qué tengo, en qué creo. Seguramente en cada respuesta a estas interrogantes, encontrarás razones para agradecer a mamá; porque lo principal es creer que todo lo que ella ha hecho por nosotros lo hizo con la mejor voluntad y hasta donde sus medios se lo permitieron.

Si somos madres, es importante enseñarles a nuestros hijos que siempre pensamos en su bien; aunque no todo el tiempo sea posible decir que sí o nuestra personalidad nos supere, en ningún momento las mamás pretendemos lastimar a nuestros hijos.

Reflexionando, perdonando y poniendo en alto el sentimiento, podemos mencionar mil razones para ser agradecidos con nuestra madre. Para comenzar agradecemos lo siguiente:

  • Para ella somos los mejores
  • Nos enseñó a ser personas
  • Apoyó nuestra perseverancia
  • Promovió nuestra independencia
  • Fue testigo y fanática de todos nuestros pequeños y grandes logros
  • Intentó ser el mejor ejemplo
  • Sacrificó muchas cosas por nosotros
  • Es tolerante
  • Es protectora
  • No sé qué sería de mi vida sin ella
  • Pone mis intereses por delante de los suyos
  • Por sus cuidados
  • Por dejarme ser parte de su vida