8 frases sexistas que no debes decirle a los niños

Para naturalizar las expresiones que inculcan buenos valores a nuestros hijos hay que aprender a detectar aquellas que promueven la desigualdad. Conoce cuáles son.
8 frases sexistas que no debes decirle a los niños
Marcela Alejandra Caffulli

Revisado y aprobado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli.

Última actualización: 03 julio, 2022

Hoy te vamos a mostrar algunas frases sexistas que no debes decirle a los niños, para procurar que crezcan en libertad e igualdad de oportunidades. Sabemos que el lenguaje es el espejo de la sociedad y quizás te sorprendas al seguir leyendo.

Hay frases que se dicen sin pensar en la repercusión que pueden tener sobre la educación de los más pequeños de la casa. Por eso, es vital aprender a retractarse cuando se cae en la cuenta de que se aborda un tema delicado y en proceso de cambio. Así, podremos lograr una sociedad más igualitaria e inclusiva.

Evita las siguientes frases sexistas con tus niños

El lenguaje evoluciona a tono con los cambios que se desarrollan en la sociedad. En la búsqueda de la igualdad de derechos y de la aceptación de todas las personas, sin distinción de género, modificar algunas palabras o frases cotidianas puede ser un buen comienzo. Te presentamos algunas frases sexistas que debemos evitar.

1. “¿Es un niño? Es tan guapo que parece una niña”

Cuando alguien ve a una mamá con su hijo por primera vez y se ha equivocado a la hora de acertar su género, puede recurrir a esta frase como un acto de cordialidad y de educación. Sin embargo, lo cierto es que demuestra lo siguiente:

  • Que los niños no pueden ser tan guapos.
  • Que las niñas se caracterizan por la belleza.

Como ya te podrás suponer, ninguna de estas dos afirmaciones es verdad. Por lo tanto, es mejor no emplearla para no caer en estos clichés que están muy alejados de la realidad.

2. “Corres como una chica”, es una de las frases sexistas más virales

La gran pregunta que se nos plantea ante esta afirmación es ¿cómo corre una chica?

Pues bien, esta frase quiso responder a un popular corto de Always Latinoamérica que se hizo viral hace unos años, en el cual los directores mandaban a correr a varias niñas pequeñas y comparaban la práctica con el constructo social que se ha creado. Por eso, para desengañarte de esta falsa creencia tan irrespetuosa, te animamos a que lo veas y lo compartas con tus seres queridos.

La manera de correr, tanto de las niñas como de los niños, tiene que ver con las características individuales y no con su género.

3. “Las niñas son más listas y más tranquilas que los niños, que son unos brutos”

Quizás te suene familiar esta frase cuando desvelaste el sexo de tu bebé delante de tus seres queridos. Lo cierto es que está interiorizada la idea de que los niños son más brutos debido a que, por ser hombres, biológicamente tienen más fuerza. Y, por el contrario, las niñas tienen que ser más delicadas y tranquilas.

Esto es un gran error. Según un estudio desarrollado en 2021 por la socióloga Florencia Herrera, dicha concepción solo sirve para que los padres configuren la masculinidad de sus hijos. Así, los sentimientos del hijo varón son menospreciados y desatendidos en comparación con las chicas, aunque sepan y puedan expresar lo que sienten. En definitiva, se trata de una etiqueta puesta incluso antes de nacer.

Por último, ¿cómo es eso de que las niñas tienen que ser más listas? Es más, ¿qué entendemos por ‘ser listo’? Lo cierto es que cada persona tiene un tipo de inteligencia diferente.

4. “Los hombres de verdad no lloran”

En línea con la afirmación anterior, esta es otra de las típicas frases para desvalorizar los sentimientos de los pequeños varones de la casa. No solamente se les obliga a reprimir sus emociones, sino que además se les exige una contención y una valentía sobrehumanas.

Por otra parte, también se espera de las niñas todo lo contrario: que sean sensibles y mentalmente débiles.

5. “Siéntate como una señorita”

¿Cómo se sientan las señoritas? ¿Por qué una niña ha de sentarse de manera diferente a como lo hace un niño? Esto incide en la idea de que las mujeres han de prestar atención en todo momento a su entorno y a cómo se comportan en público.

Sin duda, una presión que no se suele poner sobre los niños. Se trata de resquicios de esa vieja idea de “deshonrar” a la familia.

6. “A las niñas no se les pega”, una de las frases sexistas que no debes decirle a los niños

¿Acaso a los niños sí se les puede pegar? Estamos convencidos de que, ahora mismo, le estás dando vueltas a esta pregunta. La realidad es que debemos enseñarles a nuestros hijos (independientemente de su género o sexo) a no pegar y a resolver sus conflictos mediante el diálogo y el entendimiento.

El deporte tampoco tiene género y cada vez son más las niñas que juegan al fútbol por diversión o por vocación.

7. “Esas cosas son de niños, ¡no seas marimacho!”/”Esas cosas son de niñas, ¡no seas mariquita!”

Hay que aprender a ver que no hay cosas de niñas ni cosas de niños. Simplemente, somos personas diferentes, con gustos diversos, en un mundo con infinitas posibilidades. Así que se debe terminar eso de catalogar a los deportes o a distintas actividades por sexo y género. Por ejemplo:

  • El fútbol.
  • Las artes marciales.
  • Los deportes de motor.
  • La costura.
  • La danza.
  • Disfrazarse de princesas.
  • El patinaje artístico.

Si a medida que estabas leyendo el listado, estabas pensando en un chico o en una chica a la hora de ejecutar una u otra actividad, no te preocupes. En este proceso de cambio, lo primero es darse cuenta de ello.

8. “Eres el hombre de la casa y tienes que cuidar de todos”

Por desgracia, está más que interiorizado que sea el hombre el que cuide y proteja a la mujer, pero lo cierto es que esta responsabilidad es una carga de por vida para una sola persona. Además, en una pareja de amor, de amistad o de hermanos, hay que cuidarse mutuamente.

Te invitamos a hacer un ejercicio de reflexión, sobre todo, si tienes en cuenta que esta frase se suele decir cuando todavía los niños son muy pequeños para tal carga emocional.

La naturalización de evitar estas frases sexistas que no debes decirle a los niños

Tal y como verifica el Gobierno de México, el sexismo es una realidad que sigue presente en el lenguaje, y el lenguaje, por su parte, refleja la realidad de una sociedad. Por eso, hay que aprender a cuidar lo que decimos para educar con buenos valores a nuestros hijos.

Eso sí, tampoco hay que deshacernos de la naturalidad del habla. De hecho, la clave está en naturalizar buenos valores sin entrar en mucha retórica, ya que el objetivo principal es comunicarse de forma útil y económica.

Te podría interesar...
¿Estamos criando a niños sexistas?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Estamos criando a niños sexistas?

Lo más seguro es que criemos a nuestros hijos tal cual nos criaron a nosotros, por lo tanto es posible que estemos criando niños sexistas