Frases de niños que denotan una buena educación

Francisco María García 6 febrero, 2018
La efectividad de la educación infantil puede comprobarse con el lenguaje de los pequeños. Algunas de las frases que los propios niños dicen pueden ser la prueba de que se les está enseñando correctamente.

En la actualidad existe una enorme cantidad de técnicas y maneras para ofrecer a los niños una buena educación, llena de conocimientos y valores. No obstante, no siempre es sencillo saber si está surtiendo efecto realmente.

Por este motivo, son muchos los padres, maestros y tutores que viven con la incertidumbre de no saber si están haciendo un buen trabajo al transmitir sus enseñanzas a los pequeños. La consecuencia es que se generan sentimientos de espera, frustración, pesadez, ansiedad y depresión.

Sin embargo, siempre existen formas para evaluar si un niño ha incorporado estos conocimientos de manera adecuada. A continuación, veremos algunas frases que demuestran la educación correcta en el pequeño.

1.- Aunque no tengo la mejor consola, aprecio la mía

Un niño que ha recibido una buena educación podrá ser capaz de notar las cosas buenas y malas de la vida; entre ellas, que el hecho de no tener lo mejor en cuanto a bienes materiales no significa que no pueda ser capaz de apreciar las bondades que le ofrece la vida.

Valorar las pequeñas cosas es una de las mejores enseñanzas que se le puede ofrecer a un niño. Los padres evitarán de esta forma que los pequeños sean personas infelices e incapaces de vivir con tranquilidad debido a sus ambiciones tóxicas.

2.- Me gustan los programas televisivos con los que logro aprender

Hoy día existe una enorme variedad de programas televisivos para los menores de la casa. Sin embargo, muchos pueden no ser los más adecuados para ellos, por lo que es necesario hacerles ver aquellos que les aporten un buen valor educacional.

De igual manera, es importante evitar aquellos programas o realities que no sean aptos para las edades infantiles. Los pequeños de la casa deben entender lo perjudicial que puede ser este tipo de productos televisivos para aquellas personas que los ven, y aún más si se encuentran fuera del horario permitido.

Regular el contenido de los programas de televisión es parte de ofrecer una buena educación.

3.- Quiero un perro pero no sé si podré cuidarlo

Aquel niño que ha recibido una buena educación será capaz de notar y comprender si no es capaz de tomar la responsabilidad que implica tener un animal.

Es tarea de los padres, por supuesto, involucrarse en esta decisión y evaluar si el pequeño es consciente de la responsabilidad que esto implica.

4.- Aunque el deporte cansa, es parte de mi salud

El esfuerzo, el sacrificio y la constancia son valores que deben influir en la educación de los niños. Esto está profundamente ligado al deporte, saludable desde la infancia y fundamental para su desarrollo físico, psicológico y social.

5.- Gracias por cuidarme

No todos los niños son capaces de ser agradecidos por las cosas que les ofrecen las personas que les rodean. El hecho de que lo hagan es una excelente señal de buena educación; no solo por aceptar el esfuerzo de los demás, sino también por reconocerlo.

“Muchos padres, maestros y tutores viven con la incertidumbre de no saber si están haciendo un buen trabajo al transmitir sus enseñanzas a los pequeños”

6.- Me gusta la comida rápida, pero prefiero la comida casera

La comida rápida es una de las favoritas de muchas personas, y aún más para los niños. No obstante, la correcta educación para que sepan escoger la comida casera y los alimentos completamente naturales genera una satisfacción y tranquilidad para cualquier padre.

7.- No necesito un móvil

Generalmente, un niño diría que no puede vivir sin tener un móvil; sobre todo si sus amigos ya lo tienen. Los pequeños deben comprender que los móviles, más que dispositivos de entretenimiento, son instrumentos de comunicación que no son esenciales para la supervivencia de las personas.

8.- Me acuesto temprano para lograr descansar

Una buena educación no se basa solamente en los conocimientos impartidos en los niños. Ellos también requieren normas, valores y horarios para lograr mantener un equilibrio dentro de su vida.

De esta manera, el niño debe comprender el hecho de que existe un horario para dormir los días de diario y durante los fines de semana.

Los niños que reciben una buena educación son agradecidos con sus padres.

¿De qué manera se les puede ofrecer una buena educación a los niños?

Para lograr obtener resultados positivos en los niños, es necesario que tengan una buena educación dentro del hogar y en la escuela. Para ello, existen algunas pautas:

  • Respetar los horarios para cada actividad.
  • Cumplir con cada una de las rutinas.
  • Acatar los roles y responsabilidades.
  • Hacer valer la educación y las palabras mágicas.
  • Comprender el valor de las cosas.
  • Respetar los momentos familiares.
  • Usar correctamente la televisión e internet.
  • Alimentarse correctamente.
  • No depender de las consolas para divertirse.

Si notas estas conductas o escuchas alguna de estas frases, podrás decir con orgullo que tu hijo ha sido bien educado. Recuerda, este es un trabajo “de hormiga” que se realiza día a día y con el ejemplo. Los resultados, en tanto, sí que valen la pena.

Te puede gustar