Fajas para embarazadas: lo que debes saber

Si bien existe mucha controversia sobre el uso de fajas durante el embarazo, en este artículo detallamos todo lo que debes saber.
Fajas para embarazadas: lo que debes saber
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 06 noviembre, 2022

La recomendación sobre el uso de fajas para las embarazadas genera muchas opiniones encontradas. Si bien puede ser beneficiosa para resguardar la región lumbar, también tiene sus contraindicaciones. Por lo tanto, a continuación te contamos todo lo que debes saber respecto al respecto.

¿Es recomendable el uso de fajas en las embarazadas?

Las fajas están diseñadas para cumplir la función de sostener el abdomen y la región de la columna lumbar durante el embarazo. Además, pueden brindar bastantes beneficios durante el segundo y el tercer trimestre de gestación. De hecho, en un estudio publicado en la revista Spine, se describe que más del 70 % de las mujeres embarazadas presentan dolor lumbar.

Beneficios del uso de fajas en las embarazadas

El uso de la faja ayuda a disminuir el dolor de espalda y las molestias articulares. De todas formas, solo debe utilizarse bajo recomendación médica.

Las fajas cumplen la función principal de sostener el volumen del abdomen y contribuir con ciertos músculos para que realicen menos esfuerzo y tensión. Estos son sus principales beneficios:

  • Disminuyen el dolor de espalda y articular: las molestias en la región lumbar o en las articulaciones pueden dificultar algunas actividades de la vida diaria.
  • Alivian la recarga de la articulación sacroilíaca: durante el embarazo se incrementan los niveles de la hormona relaxina, que es la encargada de relajar la articulación de la cadera y volverla menos estable.
  • Disminuyen el dolor del ligamento redondo: esta manifestación puede surgir en el segundo trimestre como un dolor sordo o agudo debajo del abdomen, en la parte delantera de la cadera. De hecho, es provocado por el peso adicional y la presión sobre los ligamentos que sostienen el útero.
  • Brindan compresión leve durante las actividades: la faja ayuda a sostener el útero y disminuir la incomodidad del movimiento durante el ejercicio. Sin embargo, es importante aclarar que demasiada compresión altera la circulación sanguínea y favorece la indigestión o la acidez estomacal.



Desventajas de las fajas en las embarazadas

Antes de utilizar cualquier tipo de prenda de compresión se aconseja consultar al médico. Esto se debe a que no se recomienda el uso de ellas en mujeres que tienen problemas en la circulación o niveles alterados de tensión arterial. Además, suele tornar más vagos a los músculos, ya que no tienen permitido realizar su trabajo de manera independiente y se vuelven más débiles. Por lo tanto, el uso de las fajas para embarazadas solo es recomendado cuando se presenta alguna incapacidad real o lesión específica.

El uso de fajas en el período posparto

En las semanas próximas al nacimiento hay un descenso importante de las fuerzas en el centro del cuerpo. Es decir, los músculos y los ligamentos que se han distendido y tensado durante el embarazo, necesitan tiempo para regresar a su estado previo. El uso de fajas luego del parto brinda un apoyo extra a la región de la espalda baja y del abdomen, lo que alivia las molestias.

No obstante, algunos especialistas no aconsejan su uso, ya que aseguran que el cuerpo tiene la capacidad de recuperarse por sí solo. Sin embargo, la faja en el postparto también puede ser beneficiosa para quienes han experimentado diástasis de los rectos (separación de los músculos abdominales) al contribuir en la unión física de los músculos.


Quizás te interese: ¿Faja en el embarazo?


Las fajas son muy útiles durante el posparto para ayudar a que el cuerpo se encamine hacia su ordenamiento del medio interno de forma correcta.

Consejos para prevenir la lumbalgia en las embarazadas

El uso de fajas en embarazadas se aconseja por períodos reducidos de tiempo para evitar la dependencia excesiva. A su vez, fortalecer los músculos del abdomen transverso a través de ejercicios físicos es un gran complemento. Además, cuando existe dolor en la espalda por la alteración de la postura, se pueden poner en práctica algunas medidas para prevenir las molestias, tales como las siguientes:

  • Intentar mantener una postura recta.
  • Flexionar las rodillas al agacharse.
  • Acostarse sobre el lado izquierdo del cuerpo para favorecer la circulación sanguínea.
  • Al sentarse, mantener la espalda en contacto con el respaldo de la silla.
  • Practicar natación o yoga.

De hecho, para poder fortalecer los músculos, los médicos recomiendan realizar ejercicio físico durante todos los meses del embarazo. Esto traerá beneficios para la salud del bebé y de la madre. En este sentido, la natación es un deporte ideal, ya que corrige la postura de la columna, tonifica los músculos, favorece la respiración y contribuye a mejorar la circulación sanguínea.

La importancia de la faja en las embarazadas

El uso de fajas en el embarazo siempre tiene que ser aprobado y valorado por el médico especialista que se encarga de realizar el seguimiento y control. Además, la utilización del producto en la gestación no debe ser una indicación generalizada, sino que solo debe aconsejarse cuando el personal capacitado e idóneo lo considere necesario.

Te podría interesar...
La faja postparto, ¿Mito o realidad?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
La faja postparto, ¿Mito o realidad?

Descubre a continuación de qué se trata en realidad la faja postparto: ¿Se trata de un mito o de una realidad? Además te explicamos el por qué.



  • Kovacs FM, Garcia E, Royuela A, González L, Abraira V; Spanish Back Pain Research Network. Prevalence and factors associated with low back pain and pelvic girdle pain during pregnancy: a multicenter study conducted in the Spanish National Health Service. Spine (Phila Pa 1976). 2012 Aug 1;37(17):1516-33. doi: 10.1097/BRS.0b013e31824dcb74. PMID: 22333958. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22333958/
  • Bertuit J, Van Lint CE, Rooze M, Feipel V. Pregnancy and pelvic girdle pain: Analysis of pelvic belt on pain. J Clin Nurs. 2018 Jan;27(1-2):e129-e137. doi: 10.1111/jocn.13888. Epub 2017 Nov 3. PMID: 28544276. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/28544276/
  • Barakat R, Perales M, Garatachea N, Ruiz JR, Lucia A. Exercise during pregnancy. A narrative review asking: what do we know? Br J Sports Med. 2015 Nov;49(21):1377-81. doi: 10.1136/bjsports-2015-094756. Epub 2015 Jul 1. PMID: 26135742. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26135742/