¿Cómo enseñar normas de cortesía a los niños?

Tratar a los demás con amabilidad, cordialidad y respeto es algo que se aprende desde niños, pero que sirve para toda la vida.
¿Cómo enseñar normas de cortesía a los niños?
Samanta Ruiz

Escrito y verificado por la profesora Samanta Ruiz el 07 noviembre, 2021.

Última actualización: 07 noviembre, 2021

Las habilidades sociales son indispensables para llevar adelante una convivencia saludable y enseñar normas de cortesía a los niños es una de las mejores formas de comenzar a desarrollarlas.

La amabilidad, los buenos modales y la cortesía son indispensables para que tu peque pueda tener comportamientos apropiados en todos los lugares a los que concurre. Así mismo, cuando comparte actividades con otras personas, tengan su propia edad o no.

Ya sea en un negocio, en un paseo por la plaza o cuando utiliza un medio de transporte público, aplicar las normas de cortesía le permiten iniciar una interacción social apropiada y sin dificultades.

¿Qué es la cortesía?

Cuando las personas nacen son como hojas en blanco sobre la cual se escriben los diferentes aprendizajes, las habilidades y los conocimientos. Una de las cosas que se aprenden son las normas de cortesía y esto ocurre primero en casa, con la familia y más tarde, se fortalecen en la escuela.

Según la Real Academia Española, la cortesía se define de la siguiente manera:

“Demostración o acto con que se manifiesta atención, respeto o afecto que le tiene alguien a otra persona”.

Este concepto deja claro que se trata de una habilidad social y como tal, puede variar en los diferentes entornos familiares, grupos culturales y países. No obstante, siempre es necesaria para garantizar la buena convivencia.

Padre e hija bailando y aprendiendo buenos modales y cortesía.

¿Cómo enseñar normas de cortesía?

Las normas de cortesía comprenden una serie de expresiones y de palabras que tú misma le dices a tu niño desde que nace. Por ejemplo, “buenos días” o “buenas noches”. Algo tan sencillo como ese saludo cariñoso, puede hacer una gran diferencia a futuro.

Pero no se trata sólo de saludar, sino que existen distintas situaciones de interacción con los demás para las cuales debemos conocer cómo actuar adecuadamente. Por eso, es bueno que los padres sepan cómo enseñar las normas de cortesía para que los niños puedan acostumbrarse de a poco a ellas y las utilicen cuando llegue el momento.

El ejemplo es el mejor maestro

Como padres, la mejor forma de enseñar normas de convivencia es practicarlas. Por medio de la observación, el niño puede copiar y luego aprender los modos de uso de estas reglas. ¡Tú eres el ejemplo a partir del cual tu niño aprende todos los días!

Primeros aprendizajes

Antes de caminar, el bebé aprende a saludar con la mano y esto es una forma básica de cortesía. ¡Aprovecha para felicitarlo cuando comience a hacer este gesto!

Otra metodología de enseñanza sencilla es a través del juego. Por ejemplo, cuando el niño te da un juguete tú le respondes “¡gracias!” y luego, intercambias los roles para que él te agradezca e imite tu gesto anterior.

Palabras mágicas

Una vez que los niños comienzan a hablar es importante enseñarles a saludar al llegar o al retirarse de un lugar. Explícales por qué lo haces y también, la importancia de adoptar ciertas expresiones comomuchas gracias”, “te pido perdón” o “por favor”.

Buenos modales

Los buenos modales son parte de las normas de cortesía y ponerlos en práctica mejora la convivencia familiar y en sociedad. Por eso, es importante que desde pequeños les enseñes a tus hijos los siguientes hábitos:

  • No gritar a los hermanos o a los compañeros de escuela.
  • No interrumpir conversaciones y saber esperar el turno para hablar.
  • Saludar a los vecinos.
  • Pedir permiso.
  • Taparse la boca al toser o estornudar.
  • No usar palabrotas.

Paciencia, comprensión y reconocimiento

Como con todos los aprendizajes, internalizar las normas de cortesía lleva su tiempo. Por eso, tienes que ser paciente y comprensiva con los niños.

Seguramente tengas que repetirles muchas veces que tienen que saludar cuando llegan a algún lugar, pero luego de un tiempo sabrán hacerlo solos. Cuando esto suceda, hazles un elogio para que sientan tu apoyo y sepan que lo están haciendo excelente. Incluso, es buena idea establecer un sistema de recompensas.

Por último si tienes que corregirles, hazlo en privado. Así mismo, explícales siempre a tus hijos cuáles son las ventajas de tener buenos modales y de ser corteses.

Padre felicitando a su hija a modo de respeto y educación.

Una herramienta para el futuro de tus niños

“La educación y la cortesía abren todas las puertas”. -Thomas Carlyle-

Como papá o mamá, deseas lo mejor para tus hijos y debes saber que cuando les enseñas a utilizar las normas de cortesía estás en el camino correcto. Estas habilidades sociales complementan a la educación relacionada con los conocimientos y contribuyen a la formación integral de las personas.

Considera a las normas de cortesía como una gran herramienta para su futuro, ya que el camino al éxito comienza en los pequeños detalles: un saludo amable, un agradecimiento sincero o unas disculpas oportunas.

Te podría interesar...
Claves para enseñar habilidades sociales a los niños
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Claves para enseñar habilidades sociales a los niños

¿Se pueden enseñar habilidades sociales a los niños? El primer paso sería que tuvieran una buena autoestima, que se valorasen de forma adecuada a s...