Enfoque Reggio-Emilia: Propuesta educativa de calidad

Conocer esta propuesta educativa, sin duda, abrirá las posibilidades de desarrollo de los pequeños y ampliará las estrategias educativas.

El aprendizaje efectivo en niños es la preocupación de una gran mayoría de padres y docentes que pertenecen al sistema educativo. El enfoque Reggio-Emilia se presenta como una filosofía que maximiza las posibilidades de enseñanza, enfocándose principalmente en el pequeño. Vale la pena analizar las estrategias pedagógicas.

Las diversas etapas de aprendizaje en un infante deben estar precedidas de una preparación acorde a cada edad.  Es allí donde nace el enfoque Reggio-Emilia; filosofía que fomenta la creatividad y la imaginación en esta fase de la vida del niño.

El enfoque Reggio-Emilia.

¿Qué es el enfoque Reggio-Emilia?

Se conoce como enfoque Reggio-Emilia a una experiencia educativa dirigida a los niños de preescolar o de la primera infancia.

Se considera uno de los modelos de aprendizaje que integra el protagonismo del niño, el educador y el representante. Todo ello con el fin de garantizar la educación, la interacción y el conocimiento, respetando los intereses del niño.

Es un enfoque fundado por Loris Malaguzzi en la ciudad de Reggio Emilia en Italia hacia finales de los años sesenta. Se basó principalmente en la introducción del arte en la etapa preescolar. Esta filosofía defiende el derecho del niño a aprender en un ambiente donde pueda vivir, convivir, relacionarse y aprender.

El papel del docente es básicamente productor de entornos de aprendizaje dinámico, tranquilos y agradables para crear, jugar y aprender.

Características del enfoque Reggio-Emilia

No existe una metodología con enfoque Reggio-Emilia única, cada escuela la adapta a las necesidades de su comunidad. Esto es importante, pues cada elemento que participa en un sistema de aprendizaje es diferente.

Tomando esto en cuenta, se puede establecer que las características del enfoque Reggio-Emilia son:

  • Los chicos deben tener un control positivo sobre la forma en que dirigen su aprendizaje.
  • A los niños les conviene exponerse a la naturaleza para jugar, aprender y experimentar.
  • Los docentes, padres y representantes que se rigen por esta filosofía, deben servir como guía para fomentar y mejorar el aprendizaje.
  • Se anima a la creatividad, destrezas perspicaces y artes como el medio para expresarse.
  • Sigue una modalidad personalizada basada en el conocimiento que se adquiere de los intereses y capacidades del niño.
  • Presta especial atención a los proyectos en grupos y actividades sociales que permitan al infante intercambiar o exponer ideas juntos.

Es una estrategia muy atractiva de enseñar, ideal no solo para clases, sino para la educación de hijos y familiares. Con el enfoque Reggio-Emilia se desarrollan niños capaces, perspicaces, independientes, que observan el aprendizaje como parte natural de la vida.

Objetivos principales del enfoque Reggio-Emilia

Esta técnica de enseñanza busca propiciar situaciones existentes y comunes de aprendizaje para que los niños experimenten. Con ello también se busca integrar al adulto, padres y docentes para que puedan diferenciar las distintas relaciones que desempeñan. Teniendo este fundamento, los objetivos del enfoque Reggio-Emilia son:

  • Crear una escuela activa, de imaginación, original, donde la investigación y la reflexión facilite el bienestar de los pequeños.También, de instructores y familias para lograr potenciar las relaciones de comunicación entre ellos.
  • Dejar a un lado la educación basada en la calificación, donde se valora solo el aspecto cognitivo y se desfavorece la sensibilidad.
  • Estimular las relaciones humanas como punto de partida para el respeto y el desarrollo de una nación.

Lo ideal de esta filosofía es aprovechar las capacidades de los adultos para que aparezcan las de los niños. Esto con el fin de garantizar un aprendizaje propio, autónomo, en el cual el niño encuentre motivación en cada una de las actividades que realice.

El enfoque Reggio-Emilia.

Actividades pedagógicas recomendadas por el enfoque Reggio-Emilia

Las actividades pedagógicas del enfoque Reggio-Emilia se basan en las necesidades del niño. En ellas puedes encontrar:

Composiciones

El arte es el protagonista de esta filosofía. Para ello, se usan diversos elementos de la naturaleza donde se pueda crear representaciones de la vida real. La idea de esta actividad es crear para aprender.

Atelier

Esta es una de las actividades eje del enfoque Reggio-Emilia. Se basa en grupos pequeños de niños que desarrollan sus habilidades a través de la pintura o arte con las manos. Para ello, se les presenta el objeto real, y después de experimentar con él, se pasa a la representación de lo que aprendió.

Hora de cocinar y comer

Estas actividades están dirigidas a que los niños ayuden en la cocina como parte de su aprendizaje. Luego, compartir con docentes en espacios adecuados a sus tamaños para una convivencia efectiva.

Estas son solo algunas de las actividades más recomendadas. El enfoque Reggio-Emilia es una técnica muy amplia con diversas formas de adaptación a las circunstancias que lo rodea. Sin duda, una idea que induce a la reflexión y el análisis.

Categorías: Educación Etiquetas:
Te puede gustar