Emociones que le transmites a tu bebé

Si la madre consume drogas o alcohol, esto puede influir de manera perjudicial en el bebé. Pero las emociones también influyen, por ejemplo: si la madre está feliz, triste, estresada, con depresión puede ser perjudicial o beneficioso para el bebé, dependiendo de la positividad o el negativismo de la emoción. En esta ocasión, aprenderemos las emociones que le transmites a tu bebé, bien sean buenas o malas.

Las Emociones

Las emociones son reacciones que demuestran nuestra percepción hacia ciertos individuos, objetos, lugares o sucesos. Estas alteran psicológicamente nuestro cuerpo. Por ejemplo: alteran la atención, hacen subir de rango ciertas conductas, activan redes asociadas con la memoria. Es por eso que tenemos respuestas inmediatas de nuestro cuerpo hacia algunas cosas como cuando nuestras expresiones faciales cambian, los músculos, nuestra voz, sistema endocrino.

Es que los diversos estados emocionales son causados por la liberación de un neurotransmisor y hormonas, que luego convierten estas emociones en sentimientos y finalmente en el lenguaje. Las emociones sirven para establecer nuestra posición con respecto a nuestro entorno, y nos impulsan hacia ciertas personas, objetos, acciones o ideas y nos alejan de otras. Las emociones actúan como depósito de influencias innatas y aprendidas, y poseen ciertas características invariables y otras que muestran cierta variación entre individuos, grupos y culturas.

pregnancy-792742_640

Emociones Perjudiciales

Estrés

Un estudio ha demostrado que el estrés que le produce a una mujer embarazada las discusiones con su pareja, las discusiones de otras personas frente a ella, las agresiones físicas o verbales estos causan efectos adversos en el desarrollo mental del niño no nacido causando estrés infantil.

“Descubrimos que si la mujer tenía una pareja que la maltrataba emocionalmente durante el embarazo, el desarrollo del niño se veía seriamente afectado. La relación de los padres desempeña un papel crucial y muy importante en el desarrollo cerebral del niño.”

Vivette Glover (Catedrática del Imperial College de Londres)

Tensión Nerviosa

Las emociones que le transmites a tú bebé repercuten en él, por ejemplo: de madres agobiadas, hijos agobiados. Y es que el desarrollo del feto puede verse afectado si la madre vive con altos niveles de tensión nerviosa.

 “El medio uterino condiciona el crecimiento de la criatura, que puede resultar predispuesta a las enfermedades a consecuencia de las presiones excesivas que sufra la madre.”

                            Pathik Wadhwa (Facultad de Medicina de la Universidad de Kentucky)

Los estudios  indican que es más probable que las madres abrumadas den a luz prematuramente. También afirman que “los ejercicios de relajación pueden ayudar a reducir la presión arterial de las embarazadas tensas y favorecer así un ambiente uterino más saludable”.

Ansiedad

Una madre ansiosa puede influir en el coeficiente intelectual de su hijo y esto puede repercutir en enfermedades mentales, hiperactividad y síndrome de déficit de atención. Esto sucede porque la placenta funciona como una especie de envoltura protectora pero los estados de emociones negativas hacen que el cuerpo de la mamá produzca una hormona llamada CRH, la pituitaria segrega otra hormona la ACTH, esta ordena a las glándulas suprarrenales que liberen cortisol poniendo en alerta al organismo.

El cortisol es tóxico para el feto y cuando los niveles son muy altos estos pasan la barrera protectora que es la placenta y esta hormona llega al bebé indicándole que está en peligro. El bebé tiene que responder, y es por eso que algunos bebés lloran con más frecuencia, son más susceptibles al estrés y demuestran altos niveles de ansiedad. La Ansiedad de la madre altera su flujo sanguíneo y por esta razón le llega menos sangre al bebé y su desarrollo intelectual se ve en riesgo.

pregnant-711747_640

Emociones Positivas

Las emociones positivas transmiten al bebé un efecto fortalecedor y duradero. Cuanta más felicidad y armonía halla en el hogar tu hijo más feliz y bienvenido se sentirá. Las personas a tu alrededor pueden inspirar en ti esperanza, confianza, fe, seguridad, factores estimulantes en la salud emocional y mental de tú bebé.

Pero algo realmente importante es la sonrisa. Así es, una sonrisa tiene mucha importancia. Influye tanto en quien la dirige como en quien la recibe. Es posible que una sonrisa agradable mitigue la ansiedad y sea como la válvula de escape de una olla a presión. Si estamos tensos o frustrados, una sonrisa nos ayudará a disminuir esa tensión y a superar la frustración.

Las emociones que le transmites a tu bebé influyen de manera perjudicial pero también de forma positiva, y todos en el hogar pueden contribuir.

Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar