7 claves para ser feliz que podrás enseñar a tu hijo

Marisol · 30 septiembre, 2015

Muchos padres se han propuesto como meta de crianza que sus hijos sean personas felices, que cuando crezcan se conviertan en adultos sanos emocionalmente, optimistas y capaces de transformar el mundo que los rodea. Pero, ¿cómo lograr que tus hijos sean felices desde pequeños?

Con las recomendaciones que encontrarás a continuación, podrás enseñar a tu hijo a ser una persona realmente feliz.

7 consejos para enseña tu hijo a ser feliz

1. Enséñales hábitos saludables para controlar su mente:

Prácticas simples como las palabras amables hacia sí mismo, el control de las emociones,  el hecho de valorar las cosas pequeñas que se disfrutan diariamente, la gratitud hacia las personas que nos rodean y la tolerancia a la frustración, son acciones sencillas que tendrán valor durante toda la vida de nuestros hijos.

2. Establece rutinas que beneficien su desarrollo físico:  

Demuéstrale la importancia de realizar alguna actividad física para mantener el cuerpo en buenas condiciones, ayúdale a encontrar alguna actividad, sea la música, el deporte o cualquier otro pasatiempo con el que pueda despejar su mente y tener una forma de desprenderse de situaciones estresantes.

niños-sonriendo

3. Aumenta la dosis de diversión:

Por cansados que estemos al salir de nuestros lugares de trabajo, nuestros hijos necesitan disfrutar de un poco de diversión al lado de sus padres. Sonreír en familia es una terapia increíble para mejorar sus relaciones interpersonales. Un juego, una película o una caminata pueden ser actividades fabulosas para todos.

4. Enséñales a sentirse bien con ellos mismos:

Una de las claves para ser felices, es conocernos y estar cómodos con lo que somos. Muéstrale cuáles son sus virtudes y también acompáñalo a reconocer y a tratar de mejorar en sus debilidades. La aceptación de sí mismos es fundamental para ser realmente felices.

Niña-saltando-entre-pompas-de-jabón

5. Ayúdales a ver el valor de las pequeñas cosas:

No hay nada que pueda hacernos tan felices como lo cotidiano. Maravillarse con la naturaleza, con la alegría de las personas y con esos pequeños milagros que suceden en cualquier momento de nuestra vida, es un gran motivo para ser feliz.

Demuéstrale con tu ejemplo que las cosas pequeñas pueden hacernos sentir plenos y renovados todos los días de nuestra vida.

6. Estimula su vocación de servicio:

Sea cual sea el empleo que tengamos, el propósito fundamental debe ser el de servir a los demás. Procura que tus hijos disfruten el hecho de ayudar, empezando desde casa con las tareas cotidianas. Enséñales a ser felices al compartir lo que  saben y lo que tienen, primero con su familia y luego con su comunidad.

7. Acompáñalos en sus momentos tristes:

Incluso para las personas más felices, habrá momentos en la vida en que la tristeza estará presente. Lo más sano no es invadir sus vidas y evitarles los dolores sino estar con ellos para que aprendan a manejarlos adecuadamente. La tolerancia a la frustración es un regalo que puedes hacerles y que durará toda la vida.

20 Cosas simples que pueden hacer muy feliz a tu familia

  1. Preparar juntos una comida del agrado de todos.
  2. Aprender a manejar el dinero.
  3. Sorprenderse uno al otro con pequeños detalles cotidianos
  4. Resaltar siempre la importancia de la honestidad.
  5. Estar dispuestos a escuchar y dar palabras de ánimo cuando sea necesario.
  6. Hacer obras de caridad que enseñen a valorar lo que se tiene.
  7. Aprender y enseñar el valor de perdonar.
  8. Entretenerse con un juego de mesa, un deporte o cualquier práctica al aire libre.
  9. No temer a hacer el ridículo.
  10. Hacer con amor cualquier tarea que nos propongamos.
  11. Valorar el trabajo y la presencia de los demás.
  12. Agradecer los privilegios que tenemos.padres-con-niños-felices
  13. Alternar las actividades laborales con actividades que se puedan hacer en familia.
  14. Tratar al otro con respeto y consideración.
  15. Realizar juntos las tareas de la casa; las responsabilidades no deben recaer sobre una sola persona cuando se trabaja en equipo.
  16. Tener la capacidad de establecer y cumplir metas.
  17. Aprender que el trabajo no es una tortura, puede ser divertido cuando se realiza con amor y vocación de servicio.
  18. Emprender cada tarea pensando de una forma positiva.
  19. Elogiar a cada uno de los miembros de la familia; reconocer las cualidades que hacen que todos sean especiales.
  20. Ser independientes es un factor muy importante para la vida de todos. No soluciones sus problemas, acompáñalos a encontrar la mejor salida