El cuento como herramienta pedagógica

Corina González · 5 junio, 2018
Los cuentos, por estar repletos de elementos fantásticos y mágicos, llaman la atención de los niños. Además, contribuyen a fomentar valores y les ayudan a enriquecer el vocabulario, entre otros beneficios.

Utilizar el cuento como herramienta pedagógica es iniciar al niño en un mundo de fantasía e inteligencia intelectual. Describimos las enormes ventajas de esta entretenida práctica.

Muchas veces, los pequeños se inclinan más por la tecnología, los juegos y la diversión, mientras que dejan a un lado las emociones que transmite un buen libro. Como adultos responsables en la educación de los pequeños, tenemos la oportunidad de plantear una buena lectura como alternativa de entretenimiento.

Leer ayuda a enriquecer el vocabulario, encamina hacia una buena dirección las emociones de los niños y los traslada a un mundo de diversión. Las bondades de la lectura son tan amplias que hasta se puede abrir el entendimiento del niño frente a un tema que se le haga difícil de aceptar o comprender.

Los personajes de alguna historia y las situaciones que enfrentan pueden extrapolarse a lo que el niño vive en el mundo real y mostrar las soluciones de una manera ilustrativa. En pocas palabras, el cuento muestra de una manera mágica eventos de la vida cotidiana y ayuda al niño a comprender las emociones y retos que se le presentan.

Beneficios de usar el cuento como herramienta pedagógica

El cuento como herramienta pedagógica es una magnífica opción para contribuir al crecimiento personal del niño. El argumento de esta afirmación es que permite que el infante interactúe con su interior por medio de las diversas situaciones que está leyendo.

Asimismo, también desarrolla su capacidad de raciocinio en la búsqueda de soluciones para diversas situaciones. Los cuentos abren la puerta a un mundo de fantasía y lleno diversión y mejora su capacidad de retentiva.

El beneficio principal de utilizar el cuento como herramienta pedagógica es incrementar el interés por la lectura y convertirla en hábito.

El cuento como herramienta pedagógica es una magnífica opción para contribuir al crecimiento personal del niño.

Otros beneficios

  • No transmiten ningún tipo de amenaza, por el contrario, ofrecen emociones de tranquilidad y salvación.
  • Son seductores; si la lectura atrapa al pequeño lector, se crea un buen vínculo con este hábito.
  • Estimulan la memoria, la inteligencia y la concentración.
  • Abren la puerta a la capacidad de análisis.
  • Contribuyen a solventar problemas de conducta.

Con todas estas ventajas, se tiene en las manos una herramienta increíble para trabajar los valores, resolución de problemas y manejo de emociones. Con la lectura, se logra que la percepción que tenga el niño sobre algún hecho o persona cambie de manera positiva.

Además, desarrolla su imaginación a partir de la magia y la creatividad y lo lleva a la exploración de nuevas sensaciones y emociones. El cuento como herramienta pedagógica propicia nuevos ambientes de aprendizaje en los que el niño se siente a gusto y abierto a la participación.

La clave para lograr el éxito utilizando esta estrategia es enseñar de una manera relajada y sencilla. Con esto, se fortalece la socialización con su entorno, se fomentan valores, buenas actitudes y se amplía su desarrollo social y cultural.

“El cuento muestra de manera mágica eventos de la vida cotidiana y ayuda al niño a comprender las emociones y retos que se le presentan”

Importancia del cuento como herramienta pedagógica

El cuento ayuda a su desarrollo afectivo, cognitivo y social. Por medio de las diferentes historias que se lean, los niños desarrollan sus pensamientos y crean las expectativas referentes a lo que sucede.

Así, afloran diferentes sentimientos mientras pasan las páginas. Los pequeños sienten las victorias de los personajes como suyas por el vínculo que logran crear. Por otro lado, también podemos describir otros dos grandes beneficios de los cuentos:

Eleva la autoestima

Los niños se identifican con las diferentes situaciones que viven a través de los cuentos y sus personajes. Muchas vecesm ven la similitud con su vida y luego emplean la manera de resolver las cosas como lo hicieron los personajes de los cuentos que leyeron.

El enfrentar a los monstruos, vencer los miedos, librar batallas, son situaciones que hacen crecer la autoestima del niño.

El cuento como herramienta pedagógica es valioso por nutrir el vocabulario de nuestros pequeños.

Transmiten valores

El cuento es utilizado como herramienta eficaz para modificar conductas por medio de la transmisión de valores universales. La mayoría de los cuentos dejan un gran aprendizaje o moraleja que se pueden aplicar en el plano personal.

Todo este proceso ayuda a los niños a reconocer las malas acciones; a su vez,  trabajan su capacidad de razonar y reflexionar al respecto.

En fin, el cuento como herramienta pedagógica es valioso no solo por nutrir el vocabulario de nuestros pequeños, sino que abre un mar de posibilidades sociales y educativas de mucho provecho. ¡No desperdicies sus beneficios para tus hijos!