El aburrimiento en la adolescencia

29 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
El hecho de sentir aburrimiento en la adolescencia puede resultar negativo en algunos momentos, pero también aporta aspectos beneficiosos para el desarrollo personal. A continuación te explicamos más sobre este tema.

En plena era de las nuevas tecnologías, los adolescentes están acostumbrados a estar continuamente conectados a algún dispositivo electrónico. Esto hace que estén excesivamente estimulados y que no estén acostumbrados a pasar tiempo sin hacer nada. Por ello, hemos elaborado este artículo sobre el aburrimiento en la adolescencia.

Los jóvenes de hoy en día viven en constante activación, teniendo muchas oportunidades para entretenerse en el día a día, algo que no siempre es positivo, puesto que experimentar la sensación de aburrimiento en algunos momentos también tiene su parte buena. Aunque otras veces puede conllevar aspectos negativos.

Hay momentos en los que no sabemos qué hacer. Esto nos lleva al aburrimiento.

El aburrimiento en la adolescencia

El aburrimiento es la sensación que se experimenta cuando existe una falta de diversión o de interés por algo. En este sentido, hay que tener en cuanta que, cuando una persona realiza una actividad placentera o entretenida, no está en su estado natural, ya que tiene que esforzarse para conseguir dicho disfrute.

De modo que, si no se hace nada para pasar el tiempo, es cuando aparece el aburrimiento, una situación que, generalmente, se intenta evitar, especialmente, durante la adolescencia.El aburrimiento en la adolescencia.

En esta etapa evolutiva, las emociones se viven más intensamente. Por ello, el hecho de aburrirse produce un gran malestar entre los jóvenes. Pero, en contra de lo esperado, muchas veces, tener instantes de inactividad puede ser muy beneficioso para el desarrollo personal.

“La diversión en nuestro mundo se ha convertido no solo en una necesidad individual, sino también en una necesidad social».

– J. A. Marina –

Aspectos negativos del aburrimiento en la adolescencia

La mayoría de adolescentes de hoy en día, se caracterizan por presentar:

  • Baja tolerancia a la frustración.
  • Incapacidad para soportar la monotonía.
  • Impulsividad de los actos.
  • Necesidad de experimentar placer inmediato.

Estas cualidades hacen que los jóvenes se desesperen al sentirse excesivamente aburridos. Esto conlleva que intenten solucionar dicho problema buscando experiencias, actividades y emociones estimulantes y satisfactorias, pero que no requieran mucho esfuerzo.

Así, los adolescentes que se aburren con frecuencia tienen mayor riesgo de realizar comportamientos poco deseables e inadecuados. De modo que suele ser en esta etapa de la vida cuando los jóvenes se inician en el consumo de drogas, entre las que se incluye el alcohol. Esta práctica adictiva implica recibir una recompensa inmediata de forma fácil. Y, así, el aburrimiento desaparece para dar lugar a la diversión y al descontrol.

Por ello, es importante que la familia se preocupe de proporcionar al adolescente un entorno en el que esté rodeado de buenos hábitos. Además, también es necesario que los padres estén atentos ante la posibilidad de que el joven lleve a cabo actos perjudiciales.

«Los buenos hábitos formados en la juventud marcan toda la diferencia».

– Aristóteles –

El aburrimiento en la adolescencia.Beneficios del aburrimiento

Los jóvenes no siempre optan por la realización de conductas negativas para superar el aburrimiento. Así, se puede decir que aburrirse un poco durante la adolescencia puede ser beneficioso. El hecho de aburrirse en algunos momentos de la vida es básico para desarrollarse completamente como personas, ya que esto implica tener que buscar algo para distraerse.

En un momento en el que están pasando de ser niños a ser adultos resulta muy beneficioso que se vean obligados a pensar y a reflexionar. Es decir, a hablar con ellos mismos con el fin de buscar ideas para entretenerse. Así, se despiertan sus mentes creativas.

Por tanto, se puede decir que el aburrimiento está muy vinculado con la creatividad. Además, también favorece al desarrollo de la motivación, la autonomía y la resistencia a la frustración.

En definitiva, es fundamental que los adolescentes cuenten con tiempo libre no estructurado, de forma que tengan que encargarse de decidir lo que van a hacer para no aburrirse.

Haz que tus hijos crezcan viviendo momentos en los que tengan la necesidad de aburrirse. Así, se verán obligados a pensar y a ser creativos.

  • Maturana, A. (2011). Consumo de alcohol y drogas en adolescentes. Revista Médica Clínica Las Condes22(1), 98-109.
  • Rojo, A. S. (2016). El aburrimiento como competencia: educación para un mundo sobrestimulado. Teoría de la Educación. Revista Interuniversitaria28(2), 93-112.