Cómo afrontar el duelo tras un aborto espontáneo

El duelo por un hijo no nacido se invisibiliza a nivel social. Para sanar, has de reconocer tu derecho a sufrir y ofrecerte el tiempo que necesites. Te brindamos algunas claves para lograrlo.
Cómo afrontar el duelo tras un aborto espontáneo
Elena Sanz Martín

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz Martín.

Última actualización: 01 agosto, 2022

Toda pérdida resulta dolorosa, pero aquellas en las que nuestro sufrimiento no parece legítimo se tornan mucho más duras de superar. Esto es lo que les sucede a numerosas parejas al afrontar el duelo tras un aborto espontáneo: su entorno parece no comprender ni acompañar su dolor. El silencio, las frases hechas o la minimización de lo ocurrido pueden calar hondo en estos padres; por ello, si estás atravesando esta difícil situación, queremos ofrecerte algunas recomendaciones al respecto.

Se estima que alrededor del 20 % de los embarazos confirmados terminan en un aborto espontáneo. Esta cifra nada desdeñable contrasta con la poca atención social que recibe este evento. Pese a que un gran número de mujeres enfrentan la pérdida de sus hijos no nacidos, generalmente se ven obligadas a vivirlo en silencio, en soledad e incluso, con culpa o vergüenza, por sentir una tristeza que se les niega desde el exterior.

Elaborar el duelo adecuadamente es fundamental para preservar el bienestar psicológico de la mujer y de la pareja. También, para que se puedan afrontar de forma apropiada los embarazos posteriores. A este respecto, existen algunos puntos que han de tenerse en cuenta.

El duelo tras un aborto espontáneo requiere tiempo

En primer lugar, escúchate y ten en cuenta tus necesidades. Cada emoción es sabia y cumple una función adaptativa; en el caso de la tristeza, esta nos motiva a bajar el ritmo, a descansar, a cuidarnos, a reflexionar y a ocuparnos de nuestro interior. Este proceso lleva tiempo y es necesario que te lo otorgues, que seas paciente y compasiva contigo misma y que no te apresures.

Por lo mismo, ten presente que este no es el mejor momento para tomar decisiones. No trates de buscar enseguida qué hacer con los objetos que compraste y deja que el tiempo pase, para que tu mente y tu corazón se asienten primero. Tómate un tiempo de baja si es necesario, pues la salud mental es prioritaria.

Es posible que sientas la necesidad de embarazarte rápidamente o que, por el contrario, sientas un gran rechazo hacia la idea de volver a intentar ser madre. En cualquier caso, no actúes con prisa, permítete sanar primero. Ningún niño ha de venir al mundo como un reemplazo por una vida que se ha perdido, cada uno de tus hijos es único y ha de tener su lugar.

madre triste y sola en un banco de plaza parque
La tristeza y el dolor son normales, esperables y necesarios para atravesar esta etapa difícil que toca vivir. No reprimas lo que sientes y haz respetar tu duelo.

Las emociones han de sentirse y de procesarse

En este momento tan complicado es probable que las emociones se agolpen en tu interior y que lleguen a abrumarte. Es natural que experimentes tristeza, ira, miedo, culpa, frustración, decepción o rabia. Sientas lo que sientas, recuerda que está bien. Es necesario que te permitas vivir esas emociones, que no las reprimas ni luches contra ellas, que las aceptes durante el tiempo que deban acompañarte. Pues en realidad, te están ayudando a seguir adelante tras lo ocurrido.

Un punto importante a considerar al afrontar el duelo tras un aborto espontáneo es la necesidad de contar con rituales simbólicos y significativos. Cuando un ser querido muere contamos con una serie de tradiciones sociales que nos ayudan a procesar y a integrar lo sucedido, como el velatorio o el entierro. En este caso, estos rituales no están presentes, pero siguen siendo necesarios.

Por lo mismo, puede serte de gran ayuda generar los tuyos propios. Escoge un nombre para el hijo que has perdido (si es que no lo tenías ya), escríbele una carta, despídele y guarda un espacio en tu corazón para que le pertenezca por siempre. Hacer como que el embarazo nunca existió, evadir el tema, silenciar lo sucedido solo hará que el dolor se enquiste.

El entorno juega un papel fundamental

El apoyo social es sumamente necesario durante el duelo tras un aborto espontáneo, aunque este no siempre se recibe. Quizá tus allegados caigan en el error de minimizar tu pérdida o de infravalorar tu dolor. Tal vez te digan frases como “aún eres joven”, “puedes seguir intentándolo” o “al menos aún no había nacido”. Estas sentencias pueden resultar muy dolorosas y por lo mismo, no permitas que invaliden tus emociones y no temas a poner límites cuando esto ocurra.

Es posible que tus amigos y familiares no sepan cómo reaccionar o cómo ayudarte; explícales qué deseas o qué necesitas. Con frecuencia, la sola presencia, la escucha y la comprensión son suficientes.

Por otro lado, es clave cuidar el vínculo de pareja en estos momentos tan delicados. En la necesidad de buscar culpables pueden surgir sentimientos de ira o de rechazo hacia el compañero, puede instalarse el silencio y la distancia emocional o, por el contrario, comenzar las discusiones constantes. Pero, en realidad, ahora necesitáis actuar en equipo más que nunca.

Comunícate con tu pareja, exprésale cómo te sientes y escucha sus sentimientos. Apoyaos uno en el otro en lugar de enfrentar posturas; finalmente, es la persona que mejor puede comprender tu dolor.

Se denomina aborto de repetición a la sucesión de pérdidas espontáneas de embarazos antes de las 20 semanas de gestación.
Aunque la mente busque culpables, el corazón solamente necesita sanar las heridas para recobrar el equilibrio. Por eso, acompañaos en este proceso.

Buscar ayuda profesional durante el duelo tras un aborto espontáneo

Sufrir un aborto espontáneo puede vivirse como un evento traumático y derivar en problemas psicológicos, como ansiedad, depresión e incluso, síntomas del trastorno de estrés postraumático. Por ello, el acompañamiento profesional puede ser muy necesario.

Si estás atravesando por esta situación, acudir a un psicólogo perinatal puede ayudarte a procesar el dolor y a evitar complicaciones mayores a largo plazo. Recuerda que no estás sola.

Te podría interesar...
Cómo ayudar a unos padres que han perdido un hijo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cómo ayudar a unos padres que han perdido un hijo

No estamos acostumbrados a ayudar a unos padres que han perdido un hijo, pero hay formas indirectas de hacerlo en esos momentos tan duros.



  • Rodríguez, C. L., De los Ríos, M., González, A. M., Quintana, D. S., & Sánchez, I. (2020). Estudio sobre aspectos epidemiológicos que influyen en el aborto espontáneo. Multimed24(6), 1349-1365.
  • Farren, J., Jalmbrant, M., Ameye, L., Joash, K., Mitchell-Jones, N., Tapp, S., ... & Bourne, T. (2016). Post-traumatic stress, anxiety and depression following miscarriage or ectopic pregnancy: a prospective cohort study. BMJ open6(11), e011864.