Disortografía: síntomas, causas y tratamiento

¿Tu hijo muestra graves dificultades para escribir las palabras de manera ortográficamente correcta? ¡Quizá presente disortografía!
Disortografía: síntomas, causas y tratamiento
Ana Couñago

Escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago el 31 diciembre, 2020.

Última actualización: 31 diciembre, 2020

Escribir sin cometer faltas de ortografía es todo un reto para muchos niños y adolescentes. Por lo general, el sistema educativo penaliza a estos estudiantes, bajando sus notas en los exámenes y trabajos. Sin embargo, no se tiene en cuenta que muchos de ellos pueden presentar disortografía, un trastorno específico del aprendizaje que implica la presencia de dificultades relacionadas con la expresión escrita.

Estos niños y adolescentes suelen ser unos incomprendidos, ya que muchas personas, incluso en el mundo de la educación, desconocen la existencia de este trastorno. Por este motivo, hemos elaborado el siguiente artículo en el que te contamos en qué consiste la disortografía, cuáles son sus síntomas, sus causas y su posible tratamiento.

Niño con disortografía escribiendo en un cuaderno.

¿Qué es la disortografía?

La disortografía es un trastorno que se caracteriza por la manifestación de dificultades significativas a la hora de transcribir las palabras de forma correcta, siguiendo las normas de ortografía. Es decir, se muestran dificultades para asociar los fonemas y los grafemas, así como para integrar las reglas ortográficas adecuadamente.

Cabe señalar que los niños y adolescentes que presentan este problema también suelen sufrir otros trastornos específicos del aprendizaje, como dislexia o disgrafía.

Síntomas de la disortografía

Los síntomas que pueden observarse en personas con disortografía son los siguientes:

  • Dificultad para escribir sin cometer faltas de ortografía y sin omitir acentos.
  • Dificultad para colocar correctamente los signos de puntuación.
  • Tendencia a cometer errores relacionados con el uso y correspondencia de los artículos.
  • Tendencia a confundir letras o escribir palabras unidas.
  • Dificultad para deletrear palabras correctamente.
  • Bajo nivel lector.

Hay que tener en cuenta que una persona que presenta disortografía no siempre padece todos estos síntomas. La sintomatología varía entre unos casos y otros, dependiendo del grado de afectación.

Posibles causas

Según Mª Carmen Ramírez Serrano (2010), existen cuatro factores que pueden causar disortografía:

  • Causa de tipo intelectual: tener un coeficiente intelectual bajo puede afectar significativamente en la adquisición de la ortografía básica, ya que pueden darse dificultades relacionadas con el procesamiento de la información y el razonamiento lógico.
  • Causa de tipo lingüístico: presentar dificultades en la adquisición del lenguaje:
    • Relacionadas con la articulación: el hecho de tener problemas de articulación puede influir en la correcta discriminación de los fonemas, lo que se traduce en errores a la hora de transformar los sonidos en letras.
    • Relacionadas con el conocimiento y uso del vocabulario: el hecho de no contar con un vocabulario rico afecta en el recuerdo de cómo se escriben las palabras.
  • De tipo pedagógico: cuando el método utilizado para la enseñanza de las reglas ortográficas o de la escritura no es el adecuado.
  • De tipo perceptivo: presentar dificultades en la memoria visual, la memoria auditiva y las habilidades visoespaciales puede afectar en el correcto procesamiento de la información, lo que provoca la mala escritura de las palabras.

Tratamiento

En el caso de ser detectada la disortografía, es muy importante comenzar a tratarla cuanto antes a través de intervenciones de reeducación pedagógica llevadas a cabo por un especialista en dificultades del aprendizaje.

Dicho tratamiento debe ser individualizado y personalizado, en función de las características del niño, de su grado de afectación y de su ritmo de aprendizaje. Y, por supuesto, debe centrarse en reconducir los problemas relacionados con la escritura de palabras.

Niño usando la técnica de las superpalabras para aprender ortografía.

Esto se puede conseguir poniendo en práctica reiteradamente diferentes ejercicios y actividades. Por ejemplo, uno de los ejercicios más utilizados para reconducir las dificultades relacionadas con la escritura es el de la autocorrección, que consiste en que el niño realice dictados de palabras y después los autocorrija con otro color. Pero existen otras muchas actividades igual de válidas y eficaces.

La importancia de tratar la disortografía

La escritura es una de las habilidades básicas que se utiliza todos los días. Esto hace que las personas que presentan disortografía sientan que sus dificultades a la hora de escribir les perjudican en diferentes aspectos de sus vida (en la escuela, en las relaciones sociales, en el trabajo, etc.).

Por tanto, es muy importante que los niños y adolescentes con disortografía reciban un apoyo y una atención especializada para poder superar sus dificultades y que estas no les afecten negativa y significativamente en el desarrollo de su vida cotidiana, tanto a corto como a largo plazo.

Te podría interesar...
Cómo saber si mi hijo tiene dislexia
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cómo saber si mi hijo tiene dislexia

Mi hijo tiene dislexia, ¿cómo lo ayudo? Es una interrogante muy común entre las madres que tienen pequeños con esta condición.



  • Ramírez-Serrano, M. C. (2010). ¿ En qué consiste la disortografía? Temas para la educación10.