Disfruta de tu maternidad

Adrianazul · 18 agosto, 2017

Cuando quedas embarazada por primera vez sientes pánico. Poco a poco, ese miedo se va disipando y da espacio a otras emociones como la ilusión y la alegría. Tanto el embarazo como la llegada del bebé pueden resultar abrumadores, no obstante, el tiempo y la paciencia serán tus mejores aliados para poder abordar cada etapa de la crianza. El secreto del éxito en esta tarea que no acaba nunca es: disfruta de tu maternidad.

Disfruta cada minuto de tu embarazo. Todos los días serán un reto en esta nueva etapa de tu vida, en la que empiezas a sentir que todo da un giro y que eres parte de algo maravilloso.

Trata de estar relajada y consciente, de anticiparte un poco a los acontecimientos, lo cual hará estar siempre prevenida a lo que pueda ocurrir; y esta es una de las características de todas las madres.

La etapa de gestación pasará en un suspiro. Serán nueve meses en los que debes estar atenta a tu salud y a los cambios que experimenta tu cuerpo, uno que está acunando al bebé más hermoso del mundo, el tuyo. Pronto te darás cuenta de que ese bebé que tanto anhelabas tener, ya está en tus brazos. Cuando lo cargues por primera vez seguramente todas las células de tu cuerpo estarán embriagadas de una alegría y un amor sin precedentes. Por eso, disfruta, que el tiempo pasa rápido y la vida es un regalo.

Ese bebé que ha nacido y que te necesita tanto, pronto crecerá y se convertirá en un niño independiente y maravilloso que te sorprenderá con sus ocurrencias y su capacidad para razonar y aprender. Ríe junto a él, atesora y disfruta cada minuto a su lado porque es de eso es que está construida la felicidad: De breves momentos.

disfruta de tu maternidad 2

Disfruta de tu maternidad: la paciencia es clave

Es posible en la experiencia de criar a tu hijo no todo sea color rosa. Es probable que haya momentos amargos, de tensión, de rabia e incluso de frustración, pero serán esos momentos los que te harán crecer como madre.

Ser mamá no se mide por lo que dejas atrás al tener un bebé, sino por lo que ganas al hacerlo

-Anónimo-

Y así es, la maternidad está llena de sacrificios y muchos esfuerzos, pero ya verás que todos valdrán la pena, sobre todo si al final del día puedes perderte en los ojos de tu hijo y fundirte en uno de sus abrazos. ¡Disfruta de tu maternidad!

Pronto aprenderás que esos esfuerzos que haces no son nada si se les compara con todo el amor que obtienes de esa personita a quien llamas hijo. Cada momento a su lado será único, cada fase será una aventura y una prueba para ambos y cada edad les traerá un regalo.

Seguramente a tu paso te encontrarás con cientos de consejos, de advertencias y lecciones. Tómalas y piensa en ellas con cabeza fría, pues estar relajada, en calma y en paz es una de las mejores actitudes para llevar tu vida adelante y abordar esta transformadora tarea que significa ser madre.

Y para poder disfrutar de la maternidad es necesario que siempre estés bien informada. Busca información calificada, ese es el tipo de información que necesitas, pues esta esclarecerá tus dudas y hará que te liberes de los prejuicios que te impiden disfrutar.

 

Disfruta de tu maternidad día a día

Trata siempre de hacer lo que sientas. Ya verás que ser madre te hará una mujer muy intuitiva, pues este rol te ayudará a conectar con lo profundo de tu ser y será esa guía que viene de lo profundo la mejor guía para enfrentar los retos que supone ser mamá.

Intenta escucharte a ti primero que a los demás, pues las madres suelen estar rodeadas de muchas personas que opinan sin haber sido consultadas.

Otro consejo que te ayudará a disfrutar de la maternidad es rebajar tus expectativas. Trata de ser amable contigo misma, de rodearte de otras madres y de llevar la vida paso a paso. Ten tiempo para ti, para cuidar de tu ser interior, de tu cuerpo, de tus emociones.

Nunca te abandones y si alguna vez te sientes abrumada, pide ayuda. Conservar el equilibrio interno de tu vida hará puedas tomar buenas decisiones, que puedas ver las cosas con cierta perspectiva.

Y sobre todo no pierdas de vista que tu bebé crecerá y que el momento presente es el mejor momento que tienes. Y que estar presente aquí ahora para él te ayudará a disfrutar de la maternidad y a atesorar recuerdos hermosos que nutren el alma para toda la vida.