La dieta en el segundo trimestre de embarazo: claves y recomendaciones

Te vamos a mostrar todo lo que necesitas saber para mejorar la dieta en el segundo trimestre de embarazo. Así, podrás conseguir un aporte óptimo de nutrientes para tu bebé en desarrollo. ¡No te lo pierdas!
La dieta en el segundo trimestre de embarazo: claves y recomendaciones
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 31 mayo, 2022

En el segundo trimestre de embarazo la dieta puede modificarse ligeramente para satisfacer el incremento de las demandas de energía y de nutrientes. A partir de este momento, el feto tiene un tamaño considerable, por lo que habrá que aumentar el aporte de ciertos elementos con el objetivo de mantener sus funciones vitales y su desarrollo en óptimas condiciones.

Antes de comenzar es clave destacar que en caso de existir cualquier duda, lo mejor es consultar con el especialista. Lo mismo ante cualquier síntoma que se salga de lo habitual. Ten presente que en el segundo trimestre los vómitos y las náuseas deberían ser menos frecuentes, pero la acidez y el reflujo pueden empezar a molestar.

Toma nota de las siguientes recomendaciones para disfrutar de la mejor etapa del embarazo. ¡Empecemos!

La ingesta de calorías en el segundo trimestre de embarazo

embarazada comida saludable frutas verduras tablas licuadora cocina feliz dieta alimentos naturales
En el segundo trimestre suelen desaparecer las nauseas y los malestares, por lo que recuperas el apetito y mejoras el descanso. Aprovecha para optimizar la dieta, pero regulando los “permitidos” para no incurrir en excesos.

A partir del segundo trimestre de embarazo las necesidades energéticas se incrementan de manera considerable. El feto ya es más grande y presenta mayores requerimientos que antes.

Por eso, se aconseja plantear un superávit de unas 300 calorías para evitar problemas en el desarrollo del bebé. Tampoco hay que pasarse, pues esta cantidad supone, por ejemplo, la introducción de uno o dos yogures griegos en la pauta.

Eso sí, se recomienda que el aumento calórico venga dado por un aporte de proteínas o de grasas, en lugar de hidratos de carbono. Un consumo excesivo de estos últimos podría provocar el desarrollo de diabetes gestacional, tal y como evidencia una investigación publicada en la revista Nutrients. El riesgo es mayor cuando hablamos de azúcares simples, pero conviene también moderar el aporte de los complejos, aunque estos han de aparecer en la pauta de forma regular.

Asegura el consumo de nutrientes esenciales

El aporte de ácido fólico y de hierro sigue siendo necesario en el segundo trimestre de embarazo e incluso, es probable que muchas futuras mamas continúen con los suplementos farmacológicos. Si bien son más determinantes durante los primeros 3 meses, es clave evitar la carencia de estos nutrientes en esta etapa.

De hecho, también pueden incrementarse los requerimientos de otros elementos, como es el caso de la vitamina D. Para satisfacerlos, lo mejor es garantizar la exposición a la luz solar de manera regular y practicar actividad física. Los déficits de este nutriente pueden afectar el estado de salud, tal como refleja un estudio publicado en la revista Reviews in Endocrine & Metabolic Disorders.

Asimismo, a partir del segundo trimestre del embarazo se vuelven primordiales otros nutrientes, como los ácidos grasos de la serie omega 3.Dichos compuestos contribuyen al desarrollo cerebral del feto y mejoran la salud cardiovascular de la mamá, debido a su potente efecto antiinflamatorio.

Con la inclusión de pescados azules en la pauta un par de veces por semana deberían satisfacerse los requerimientos de dichos lípidos. Eso sí, conviene siempre preferir los de pequeño tamaño. Los más grandes pueden concentrar metales pesados, como el mercurio, lo que podría repercutir negativamente en la salud del bebé en formación. Para evitar riesgos también se recomienda moderar la ingesta de pescados en conserva, sobre todo los que vienen en latas.

El pescado es un ingrediente infaltable en las recetas ricas en proteínas para el segundo trimestre de embarazo.
Los pescados azules son fuentes de ácidos grasos omega 3, pero debes evitar los de gran tamaño por el riesgo de intoxicación con mercurio y otros metales pesados.

Es importante mejorar la dieta en el segundo trimestre de embarazo

Según has podido comprobar, en el segundo trimestre del embarazo hay que implementar una serie de cambios a nivel dietético para lograr un buen crecimiento y desarrollo del feto.

Sigue siendo preciso prestar atención a la higiene alimentaria, ya que una intoxicación en este momento podría dar un pésimo resultado. Para ello, habrá que cocinar bien los alimentos de origen animal por dentro y lavar las manos de forma previa y posterior a su manipulación.

Por último, cabe destacar que mantener una serie de buenos hábitos de vida en su conjunto ayudará a mantener la salud materno-fetal. Por ejemplo, se recomienda la práctica regular de actividad física, dentro de las limitaciones individuales y las relacionadas con el estado de la mujer. Sobre todo habrá que priorizar el trabajo de fuerza muscular. Asimismo, será clave mantener un buen descanso nocturno de al menos 7 horas diarias de calidad.

Te podría interesar...
4 recetas ricas en calcio para el segundo trimestre de embarazo
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
4 recetas ricas en calcio para el segundo trimestre de embarazo

Presentamos algunas recetas ricas en calcio para el segundo trimestre de embarazo saludables y sencillas para garantizar un correcto estado de salu...



  • Mustad, V. A., Huynh, D., López-Pedrosa, J. M., Campoy, C., & Rueda, R. (2020). The Role of Dietary Carbohydrates in Gestational Diabetes. Nutrients12(2), 385. https://doi.org/10.3390/nu12020385
  • Holick M. F. (2017). The vitamin D deficiency pandemic: Approaches for diagnosis, treatment and prevention. Reviews in endocrine & metabolic disorders18(2), 153–165. https://doi.org/10.1007/s11154-017-9424-1