Dieta blanda para niños

20 mayo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias
La dieta blanda para niños incluye alimentos ligeros y fáciles de digerir. Se lleva a cabo por petición del médico y como consecuencia a alguna enfermedad. Descubre más sobre ella en el siguiente artículo.

La dieta blanda para niños es producto de la incapacidad de consumir alimentos sólidos. Se trata de una dieta de protección gástrica que incluye ingredientes de fácil digestión para el estómago.

En la lista de alimentos de la dieta blanda se incluyen aquellos que son fáciles de masticar y tragar. Sus texturas son suaves y no son bajos en contenido de fibra.

Como madre, debes tener en cuenta que una dieta blanda no tiene que ser aburrida e insípida ni debe ser experimentada como una tortura por parte del niño. Recuerda que este tipo de protocolos de alimentación se aplican de modo temporal y que el pequeño pronto volverá a comer alimentos sólidos de manera progresiva.

En este artículo, profundizaremos sobre la dieta blanda para niños, explicaremos qué productos incluye y te ofreceremos algunos consejos sobre cómo cocinar los alimentos.

Dieta blanda para niños

Este tipo de alimentación puede variar ligeramente dependiendo de la razón por la cual se inicia la dieta. Generalmente, se recomienda seguirla por un período corto de tiempo, hasta que se resuelva la dificultad.

Durante este lapso, debes asegurarte de ofrecerle alimentos atractivos al niño. Esto resulta muy importante para que no existan rechazos alimentarios y para que pueda obtener las calorías, las proteínas y los otros nutrientes necesarios para su crecimiento y para su curación.

La dieta blanda limita o elimina los ingredientes que son difíciles de masticar y tragar, como pueden ser frutas y verduras crudas, panes masticables y carnes duras. Se trata de una alimentación generosa en cuanto a proteínas, en la que los alimentos fritos y las comidas picantes no son aconsejables. Esta clase de alimentos presentan un vaciado gástrico lento, además de propiedades inflamatorias, tal y como afirma un artículo publicado en la revista «Lipids in Health and Disease».

Del mismo modo, tampoco son bienvenidos la mayoría de los cereales ni las bebidas gaseosas. Sin olvidar aquellas frutas que contienen piel y semillas, que deben ser eliminadas de la dieta del pequeño.

Las cremas son una gran idea para la dieta blanda para niños.

Lista de alimentos incluidos en la dieta blanda

Esta es una lista que incluye algunos de los alimentos que tu hijo puede comer si sigue una dieta blanda. ¡Recuerda añadir imaginación a los platos para animar al pequeño!

Para comer:

  • Pan suave, sin corteza.
  • Aguacate, espárragos y tomates pelados.
  • Pure de patatas y calabazas.
  • Avena, sémola y crema de trigo.
  • Arroz y pasta cocida.
  • Cordero y carne picada y cocida.
  • Pescado sin espinas y atún cocido.
  • Sopa y caldo.
  • Piña, plátano y fresas.
  • Yogurt y quesos suaves.
  • Helado.

Para beber:

  • Agua.
  • Leche.
  • Zumos de frutas.

«El que toma medicina y rechaza la dieta, malgasta las habilidades del médico»
—Proverbio chino—

Cómo preparar alimentos blandos

Los alimentos que incluye esta dieta son fáciles de digerir y pueden suavizarse aún más al cocinarlos o macerarlos. Se pueden usar frutas y vegetales enlatados o cocidos en lugar de variedades crudas o secas.

Asimismo, recuerda emplear la mínima cantidad de aceite para no dañar la barriga del niño. Así es como debes prepararlos:

  • Corta los alimentos en trozos pequeños.
  • Usa caldo o salsa para humedecer la comida; la sopa es una opción saludable y segura en una dieta de alimentos blandos.
  • Cocina las verduras hasta que estén lo suficientemente suaves para ser machacadas con un tenedor.
  • Usa un procesador de alimentos para moler o hacer puré de alimentos; así serán más fáciles de masticar y tragar.
  • Incluye jugo de fruta.
  • Cuela las sopas que tienen pedazos de carne o vegetales que sean grandes.
La dieta blanda para niños tiene como gran protagonista a la sopa.

Consejos a tener en cuenta sobre la dieta blanda para niños

Estos son los consejos que debes tener en cuenta si tu hijo está llevando una dieta blanda:

  • Debe comer 5 o 6 comidas al día. Es importante que cada ingesta contenga un volumen pequeño para facilitar la digestión.
  • Tiene que enjuagar su boca después de cada comida para ayudar a mantenerla limpia.
  • Tomar alimentos con fibra, para que el estreñimiento no sea un problema. La fibra es capaz de aumentar la velocidad del tránsito intestinal, según un estudio publicado en la revista «European Review for Medical and Pharmacological Sciences».
  • El tratamiento del estreñimiento o de las diarreas con probióticos suele resultar una opción eficaz.
  • La mejor manera de mantener la nutrición del pequeño es con calorías y proteínas para variar su dieta. Así que confúndelo positivamente probando diferentes recetas.
  • Las vitaminas y los suplementos pueden ayudarlo a mantenerse saludable.

Alimentos de fácil digestión contra los problemas estomacales

Para acabar, te recordamos que una dieta blanda para niños se trata de algo casual, fruto de un mal estado. A pesar de todo, debes tener en cuenta que es una maravillosa oportunidad para que tu hijo aprenda a comer alimentos de una manera saludable. Si percibes que el recibimiento es bueno por su parte, puedes mantener algunos platos en su dieta habitual.

  • Ahmed SH., Kharroubi W., Kaoubaa N., Zarrouk A., et al., Correlation of trans fatty acids with the severity of coronary artery disease lesions. Lipids Health Dis, 2018.
  • Ceresola ER., Ferrarese R., Preti A., Canducci F., Targeting patients microbiota with probiotics and natural fibers in adutls and children with constipation. Eur Rev Med Pharmacol Sci, 2018. 22 (20): 7045-7057.