Descubre cómo ve el mundo un niño con autismo

María José 17 julio, 2017

 

No es fácil imaginarse cómo otras personas ven o sienten el mundo. Aún es más complicado imaginarse cómo lo hace un niño con autismo, cómo percibe el mundo, cómo siente las cosas, qué piensa cuando ocurren cosas en su entorno.

No es sencillo ponerse en los zapatos de otras personas, pero puedes hacerlo, puedes intentarlo y conseguirlo. Es importante saber cómo ve el mundo un niño con autismo para entenderle un poquito mejor. 

Los estímulos y el autismo

Los niños con autismo se enfrentan a muchos obstáculos diarios, no solo en su vida, sino en la sociedad en la que se encuentran, que no saben entender cómo sienten o cómo ven el mundo que les rodea.

La situación más cotidiana para ti puede ser toda una situación estresante y conflictiva para un niño con autismo, como por ejemplo acudir a un centro comercial o visitar tiendas con afluencia de personas. 

Las personas con autismo son muy sensibles a todos los estímulos que reciben de su entorno. Cuando reciben demasiados estímulos sensoriales pueden llegar a sentirse desorientados, abrumados y altamente estresados. Es necesario entender que cuando un niño con autismo tiene un berrinche siempre es por algo, no es porque le apetezca llamar la atención, es porque algo ha ocurrido que le ha abrumado demasiado, hasta llegar a su límite.

En todo momento mantengo una lucha para hacer el salto de la percepción al significado

– J. G. T. Van Dalen –

Un vídeo que te hará entenderlo mejor

La campaña que sacó la National Autistic Society tiene un eslogan muy claro: ‘No soy un niño malcriado, tengo autismo’ es una de las frases dentro del eslogan para ‘Too much information” (demasiada información).

Se trata de una organización británica que quiere empezar a ayudar a las personas para entender con empatía a las personas con autismo, mostrando explícitamente cómo perciben el mundo.

autismo 3

Cuando un niño con autismo recibe demasiados estímulos puede llegar a colapsarse. Por esto, esta organización pretende que la sociedad empiece a entender cómo ven el mundo los niños y personas con autismo, para evitar que se les pida irse de un lugar público por cómo se comportan a causa del autismo. Muchas personas con autismo y sus familias sienten que la sociedad no les comprende y que los aíslan.

El cerebro de un niño autista está ‘conectado’ de forma diferente y puede parecer que todo es demasiado caótico. Sienten como si sus sentidos estuvieran actuando al mismo tiempo para poder entender toda la información que reciben del exterior, una información que perciben demasiado caótica y que les causa un malestar muy grande a nivel interno.

Es por eso que ha llegado el momento en que la sociedad empiece a concienciarse de cómo ven el mundo las personas con autismo, para que dejen de aislarlos, para que al fin entiendan lo que significa para ellos ir a un lugar lleno de personas, ruidos, luces, olores, colores…

Todos los estímulos los perciben de forma intensa. En el vídeo de apenas 1 minuto y 24 segundos que te compartimos abajo podrás entender esta realidad tan poco conocida.

autismo 2

Además, también es necesario aprender algunas estrategias para saber reaccionar cuando un niño con autista empieza a tener un comportamiento ‘poco adecuado’ a causa de tanto estímulo.

Es necesario que la sociedad sea consciente de que los niños con autismo también forman parte de nosotros y que es trabajo de todos ayudarles a sentirse mejor. Algunas estrategias son:

  • Darle tiempo para que procesen la información
  • No rodearle cuando tenga un ataque y no juzgarle ni a él ni a su familia
  • Permitir crear un espacio de protección y silencio para que se tranquilice
  • Preguntar a la familia si necesitan ayuda de algún tipo
  • Pensar, ¿qué te gustaría recibir cuando estás a punto de estallar?
  • Empatizar con el niño autista en lugar de criticar la situación.

Como dice a final del vídeo: ‘No soy un mal niño, soy autista y recibo demasiada información’.  No te pierdas el vídeo que tienes a continuación y una vez que acabes de verlo, reflexiona, no solo lo que te hace sentir, sino pensar y descubrir qué siente un niño con autista cuando tiene que pasar por este tipo de situaciones de forma diaria por los motivos que sean.

Te puede gustar