10 curiosidades sobre la piel en el embarazo

Existen diversas curiosidades en la piel de la embarazada que se generan por los cambios hormonales. ¡A continuación te contamos 10 de ellas!
10 curiosidades sobre la piel en el embarazo
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 09 septiembre, 2022

La piel en el embarazo puede presentar cambios o alteraciones que son características de ese momento. Si bien no son aspectos graves que se deban considerar, es bueno conocerlos para saber como manejarlos.

¿Te interesa? ¡Aquí te detallamos 10 curiosidades!

Curiosidades de la piel en el embarazo

La piel es el órgano más extenso del cuerpo y tiene la capacidad de adaptarse a diferentes situaciones y entornos de la persona. De hecho, durante el embarazo puede manifestar diversos cambios que no conoces. ¡Toma nota!

1. Línea hiperpigmentada abdominal transitoria

Antes del embarazo, la línea alba es clara y suele pasar desapercibida desde el ombligo hasta el pubis. En contraste, durante el período de gestación se oscurece y adquiere el nombre de línea negra. Esta suele aparecer alrededor del segundo trimestre por las evidentes alteraciones hormonales.

2. Aumenta la luminosidad de la piel

La piel de las mujeres embarazadas se caracteriza por su brillo especial. Por un lado, se debe a los cambios hormonales que estimulan la producción de sebo por parte de las glándulas sebáceas, según se explica en una publicación de la Indian Journal of Dermatology, Veneorology and Leprology. Por el otro, se incrementa el flujo sanguíneo en las capas superficiales de la piel, lo que aumenta también la oxigenación de las células cutáneas.

3. Son habituales los sarpullidos por el calor

Las erupciones en la piel se desencadenan a causa del sudor y como consecuencia del calor. Incluso, también es habitual la aparición de sarpullido con prurito en la región del abdomen que puede extenderse a las piernas, los glúteos y los brazos. De todos modos, estos tipos de lesiones no revisten gravedad.



La aparición de sarpullido en la zona del abdomen y en otras partes del cuerpo es común durante el embarazo. Se trata de lesiones que no son de gravedad.

4. Aparecen manchas o lunares

También, es habitual la aparición de manchas de diferentes tipos, en especial en la zona del rostro. Si bien suelen desaparecer luego del parto, lo ideal es prevenirlas con el uso diario y frecuente de protector solar.

Las manchas hiperpigmentadas aparecen, en la mayoría de los casos, durante los dos últimos trimestres de embarazo. Incluso, también pueden presentarse debido al factor genético asociado.

5. Los brotes de acné son característicos

En los primeros meses de embarazo es habitual presentar mínimas lesiones de acné. No obstante, en aquellas mujeres que ya cursaban este tipo de brotes antes de quedar embarazadas, el cuadro podría mejorar con la gestación.

La probable causa es el estímulo excesivo en la producción de sebo por parte de las glándulas sebáceas.

6. La piel sufre microtraumas

En el embarazo suelen manifestarse estrías en diversas partes del cuerpo. De hecho, se generan por la rotura de fibras de colágeno y elastina como consecuencia de un estiramiento brusco o excesivo de la piel.

Las áreas con mayor probabilidad de aparición son las mamas, el abdomen, los muslos y los glúteos. En sus inicios son violáceas y, luego, se tornan blanquecinas.

7. Las estrías se diferencian por ubicación

La piel transita diferentes procesos de cicatrización en las diversas partes del cuerpo. Ante cualquier factor que la agreda, comienzan los procesos de reparación, pero la velocidad y la intensidad varían de acuerdo a la región del cuerpo. La zona del escote es una de las partes con mayor riesgo de desarrollar cicatrices hipertróficas o queloides.



Durante la gestación, pueden aparecer estrías en distintas partes del cuerpo por el estiramiento de la piel. El abdomen, los muslos y los glúteos suelen ser las zonas más afectadas.

8. La piel tiene memoria

Las manchas son provocadas por la alteración de las células pigmentarias, es decir, los melanocitos. Cuando fueron tratadas y mermó bastante su pigmentación, permanece latente su información y puede volver a pigmentarse durante el embarazo o la exposición solar.

Por lo tanto, la American Collegue of Obstetricians and Gynecologists recomienda el uso constante de filtros solares y evitar exponerse a los rayos ultravioleta de forma prolongada.

9. El grosor de la piel varía en diversas zonas

El grosor de la superficie cutánea se diferencia según el área que se trate. Por ejemplo, la piel del abdomen es bastante delgada para permitir el desarrollo correcto del bebé, mientras que la de la planta del pie es la más gruesa.

La piel ejerce su función de barrera protectora en el organismo, por eso su grosor es diferente en cada zona. Incluso, a lo largo de toda su extensión, varían otras características de la piel como el color y la textura.

10. El mejor aliado es el filtro solar

El filtro solar debe utilizarse de forma continua para proteger la superficie cutánea y las máculas hiperpigmentadas que se podrían presentar. Se aconsejan filtros de amplio espectro que brinden protección contra los rayos UVA y UVB, con factor de protección solar (FPS) de 30 o mayor.

Los protectores solares minerales son los más recomendados para las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia. Además, se deben aplicar 15 minutos antes de la exposición a los rayos ultravioleta y volver a poner cada 2 horas.

El cuidado de la piel es fundamental

No es fácil saber cuáles son los cambios que se van a manifestar en la piel de la embarazada, sin embargo, algunos pueden ser prevenibles de forma simple.

Lo ideal es hidratar diariamente la piel con cremas, en particular en el abdomen, beber bastante líquido y evitar el calor.

Te podría interesar...
Cosmética natural para embarazadas
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cosmética natural para embarazadas

La cosmética natural en las embarazadas es una alternativa ideal para mantener los cuidados de la piel sin generar riesgo alguno.