¿Qué son los cuidados prenatales y por qué son importantes?

Los controles prenatales permiten llevar adelante un embarazo saludable y alcanzar el término de la gestación. ¿Conoces qué se realiza en cada uno de ellos?
¿Qué son los cuidados prenatales y por qué son importantes?
Leidy Mora Molina

Escrito y verificado por la enfermera Leidy Mora Molina el 02 septiembre, 2021.

Última actualización: 02 septiembre, 2021

El embarazo es una etapa fisiológica en la que el cuerpo materno se transforma para dar vida a un nuevo ser. A pesar de que se trata de un proceso natural, no está exento de complicaciones. Para prevenirlas, existe una serie de cuidados prenatales que la gestante no debe pasar por alto.

Dentro de estos cuidados, los controles médicos periódicos permiten la detección temprana de aquellas situaciones de riesgo que pueden comprometer la salud de la mamá o del bebé. A continuación, te contaremos cómo son y qué importancia tienen en cada etapa del embarazo.

La importancia de los cuidados prenatales

Los cuidados prenatales tienen como objetivo mejorar o mantener la salud del la mamá y del bebé durante el embarazo. Esto se lleva a cabo a través de una valoración médica periódica, que aumenta su frecuencia con el correr de la gestación.

Durante los controles prenatales se proporcionan los cuidados de la salud a través de las siguientes estrategias:

  • Prevención, diagnóstico y tratamiento oportuno de las complicaciones del embarazo.
  • Vigilancia del crecimiento y de la vitalidad del bebé.
  • Educación a la mujer y su familia sobre las cuestiones vinculadas al parto y el posparto.
  • Tratamiento de las molestias o síntomas típicos del embarazo.
  • Preparación de la embarazada para el nacimiento del bebé.

Según los datos del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, los bebés nacidos de madres que no han recibido el cuidado prenatal adecuado pueden sufrir distintas complicaciones de salud.

Se estima que estos niños triplican el riesgo de bajo peso al nacer con respecto a los hijos de madres que han asistido a todos los controles. Y además, son cinco veces más propensos a morir con respecto a estos últimos.

Además, la OMS afirma que una atención prenatal de al menos 8 encuentros puede reducir las muertes perinatales hasta en 8 de cada 1000 nacimientos. En este sentido, los cuidados prenatales pueden evitar las complicaciones del embarazo, del parto y del postparto.

Los controles prenatales también ayudan a las gestantes a vivir con más calma el embarazo y a prepararse física y psicológicamente para lo que vendrá.

Qué esperar de la primera visita

primera visita consulta control prenatal cuidado obstetra ginecologo mujer embarazada primera vez semana 6 8 trimestre embarazo

Cuando sospechas la posibilidad de un embarazo o ya lo has confirmado con una prueba casera, es importante que agendes una cita para el primer control prenatal. Lo ideal es que concurras entre las semanas 6 y 8 posteriores a la fecha de última regla.

Durante esta visita, vas a conocer al médico gineco-obstetra y a la enfermera partera que te acompañarán durante esta etapa. Además, en esta consulta el médico se dedica a recolectar información importante, para conocer tu estado de salud y establecer el grado de riesgo probable de tu embarazo.

Entre los datos más relevantes de tu historial, se destacan los siguientes:

  • Antecedentes médicos y ginecológicos.
  • Intervenciones quirúrgicas previas.
  • Embarazos previos.
  • Antecedentes médicos familiares.
  • Consumo de fármacos y otras sustancias, como cafeína, alcohol, cigarro y drogas de abuso.

Luego se estima la fecha probable de parto, en función al día de inicio de tu última menstruación. Esta fecha sirve de guía para evaluar la evolución del embarazo y el crecimiento fetal, así como también para programar el nacimiento.

Posteriormente, el equipo obstétrico realiza un examen físico completo y presta especial atención a las mamas, la pelvis y el tracto genital. Aparte de esto, se evalúan los siguientes aspectos de la gestante:

Para complementar el examen clínico se solicitan algunas pruebas de laboratorio, como un análisis de sangre, de orina o pruebas de inmunidad.

Antes de finalizar la consulta, el médico y la partera se toman unos minutos para aclarar las dudas vinculadas al embarazo, los cambios propios de esta etapa y las prácticas o hábitos saludables que la mujer debe adoptar a partir de este momento. Entre ellos, los cuidados en la alimentación, la necesidad de suplementos vitamínicos y el deporte.

Régimen de visitas al obstetra

Las visitas obstétricas se programan según la semana de gestación y el estado de salud de la mamá y del bebé. En general, se sigue este esquema de controles:

  • Cada cuatro semanas: hasta las 28 semanas de embarazo.
  • Cada dos semanas: de la semana 28 a la 36, inclusive.
  • Una vez por semana: desde la semana 37 hasta el momento del parto.

En caso de cursar un embarazo de alto riesgo, el esquema se adecúa a las necesidades individuales y a lo que el médico determina conveniente.

Las pruebas prenatales

Se trata de exámenes de laboratorio o de imágenes que se realizan para complementar la información que se obtiene durante la consulta.

Análisis de laboratorio

Dentro de los exámenes de laboratorio, se valoran algunos aspectos fundamentales de la salud de la embarazada, tales como las siguientes:

  • Tipo de sangre de la madre: se determina el grupo ABO y el factor RH. También debe realizarlo el padre del bebé y en caso de incompatibilidad, debe agregarse la prueba de Coombs para detectar si la mujer tiene anticuerpos anti-Rh.
  • Hematología: se analizan los niveles de hemoglobina, el recuento de glóbulos blancos y de plaquetas.
  • Glicemia: se realiza para detectar riesgo de diabetes gestacional.
  • Examen de orina: sirve para determinar la presencia de bacterias en la orina o diagnosticar infecciones del tracto urinario que no manifiestan síntomas.
  • Inmunidad a infecciones: se realizan por medio de la búsqueda de anticuerpos para algunos gérmenes conocidos, como los que causan la rubeola, la toxoplasmosis o el VIH, entre otros.
  • Otras pruebas: las pruebas genéticas, que sirven para detectar alteraciones en los cromosomas (como síndrome de Down) o el hisopado de secreciones perianales para detectar estreptococo del grupo B en la mamá.

Ecografía fetal

El diagnóstico de lupus hace que el embarazo sea de alto riesgo

Este tipo de examen complementario sirve para observar al bebé dentro del útero y corroborar su adecuado crecimiento, entre otras cuestiones. En general, se realiza en las siguientes etapas del embarazo:

  • Entre las semanas 11 y 14 se determina la edad gestacional del bebé y también se evalúa la estructura y el funcionamiento de la placenta (por medio del eco doppler de arterias uterinas).
  • De la semana 20 a la 22 se realiza la ecografía morfológica, en la cual se revisa el crecimiento fetal, la formación de sus órganos, el sexo, la localización de la placenta y el cordón umbilical. Además, sirve para detectar a tiempo posibles malformaciones congénitas.
  • Entre las semanas 32 a 38 se evalúa el crecimiento fetal, cómo está posicionado el feto (de cabeza, de nalgas o transverso), la cantidad de liquido amniótico y la integridad de la placenta.

¡Acude a todos los controles médicos obstétricos!

Realizar todos los controles prenatales en tiempo y forma es la mejor manera de mantener un embarazo saludable hasta la semana 40 de gestación.

Además de los controles programados, recuerda acudir a la consulta médica si presentas fiebre, dolor abdominal fuerte o sangrado y ante la aparición de cualquier síntoma que tu obstetra te haya alertado.

Te podría interesar...
Exámenes prenatales durante el primer trimestre de embarazo
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Exámenes prenatales durante el primer trimestre de embarazo

Es de suma importancia que conozcas cuáles son los exámenes prenatales durante el primer trimestre de embarazo para que cuides tu salud y la de tu ...