Ecografía morfológica: todo lo que debes saber

La ecografía morfológica es una prueba que se realiza a las 20 semanas de gestación para evaluar el crecimiento y desarrollo fetal y detectar posibles problemas en la formación del bebé.
Ecografía morfológica: todo lo que debes saber
Leidy Mora Molina

Escrito y verificado por la enfermera Leidy Mora Molina el 03 Junio, 2021.

Última actualización: 03 Junio, 2021

¿Sabías que a las 20 semanas de gestación se puede detectar si tu bebé puede sufrir de cardiopatías congénitas o de otras anomalías? Esto es posible a través de la realización de la ecografía morfológica, un estudio en el que se observan minuciosamente los órganos y tejidos del bebé, además de otras estructuras intrauterinas como la placenta.

La ecografía morfológica aporta datos importantes sobre el bienestar del bebé, malformaciones y alteraciones que puedan provocar en un futuro complicaciones en la gestación. Veamos a continuación en qué consiste esta prueba diagnóstica y la importancia de su realización en el segundo trimestre de embarazo.

Ecografía morfológica: ¿en qué consiste?

La ecografía morfológica, también llamada ultrasonido, es un método que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia para la transmisión de imágenes bidimensionales o tridimensionales del interior del útero, obteniendo, así, imágenes del bebé y características estructurales de sus órganos y sistemas corporales.

Ecografía morfológica en el segundo trimestre del embarazo.

Este estudio es indicado por el especialista para verificar que todos los tejidos del bebé se han formado correctamente y, además, valorar si está creciendo según lo esperado. Evalúa también la localización de la placenta, la integridad del cordón umbilical y la cantidad de líquido amniótico en la cavidad.

¿Por qué se indica la ecografía morfológica a las 20 semanas de embarazo?

Esta prueba diagnóstica se realiza en el segundo trimestre de embarazo, en especial entre la semana 20 y la 22, pues es en estas semanas cuando el bebé ha formado todos sus sistemas y órganos casi en su totalidad, lo que permite hacer un estudio minucioso de sus estructuras corporales, como, por ejemplo, las válvulas cardiacas.

De igual forma, en la semana 20 del embarazo ha aumentado la cantidad de líquido amniótico que rodea al bebé. Esto ayuda a que las imágenes obtenidas sean más nítidas, pudiendo valorar con mayor precisión su anatomía.

¿Qué se observa en la ecografía morfológica?

Este estudio ultrasonográfico evaluará los aspectos generales del embarazo y la anatomía del bebé. Veamos detenidamente qué se observa en la ecografía morfológica anatómica, a las 20 semanas de gestación.

Aspectos generales del embarazo observados en la ecografía morfológica

  • Edad gestacional: evalúa las semanas de gestación basándose en las medidas del bebé, como la longitud total, la circunferencia cefálica y el tamaño del fémur, el hueso largo de la pierna.
  • Cantidad de bebés: se confirma la existencia de uno o varios bebés y, de ser posible, se detallan las estructuras internas ,como la cantidad de placentas y sacos vitelinos, observando así si serán gemelos idénticos o mellizos.
  • Observar la vitalidad fetal: se valora si el bebé está activo, se mueve según lo esperado y si su frecuencia cardiaca es la adecuada.
  • Cantidad de líquido amniótico.
  • Localización de la placenta.
  • Cordón umbilical: se evalúa el numero de vasos sanguíneos (una vena y dos arterias).

 Aspectos anatómicos del bebé evaluados

La anatomía del bebé se valorará a través de la observación de las estructuras y de los cortes transversales de sus órganos.

  • Biometría fetal: se valora el diámetro de los huesos parietales de la cabeza, la circunferencia cefálica y abdominal, tamaño del fémur y peso estimado, y se evalúa si está en el percentil, es decir, si estos datos concuerdan con lo de otros fetos a esta edad de gestación.
  • Formación de huesos de la cabeza y columna, desarrollo del sistema nervioso central y otras estructuras, como órbitas oculares, paladar y labios.
  • Se evaluará la ubicación de los pulmones y corazón, además de sus cavidades, sus válvulas y los grandes vasos sanguíneos.
  • En el sistema gastrointestinal y renal, se observará la formación de sus órganos, la ubicación y el cordón umbilical del bebé en las paredes del abdomen.
  • Longitud y simetría de los miembros superiores e inferiores.
  • Y lo que muchos padres ansían: la seguridad de si el bebé será niño o niña.

Importancia de realizarse una ecografía morfológica en el embarazo

La ecografía morfológica busca evaluar el crecimiento y la correcta formación de los órganos y tejidos, también servirá para diagnosticar los siguientes aspectos:

  • Malformaciones congénitas: se dan en un 2 % de los embarazos. Ejemplo de estas son la espina bífida, cardiopatías congénitas como la tetralogía de Fallot, labio leporino o paladar hendido, entre otras.
  • Anormalidades en la localización de la placenta, detectándose, de este modo la placenta previa.
  • Si el bebé tiene la cantidad adecuada de líquido amniótico.
  • Si hay predisposición a síndromes cromosómicos, como el síndrome de Down.

Seguridad en los resultados de este estudio

Mujer haciéndose una ecografía en el segundo trimestre de embarazo.

Los datos obtenidos de la ecosonografía morfológica son el resultado de la observación directa y  realizados por especialistas en medicina fetal, por lo tanto, son seguros. En casos en los que no es posible la obtención de imágenes claras, es seguro que indiquen la repetición de este examen en semanas posteriores, o también se buscará apoyar estos resultados con otras pruebas diagnósticas.

¿Cómo se realiza esta prueba?

Primero, debes disponer de unos 45 minutos para la realización de este estudio. Puedes ir acompañada de tu pareja, así ambos veréis al bebé y atenderéis a las explicaciones dadas por el especialista en medicina fetal.

  • No hay necesidad de acudir con la vejiga llena, sin embargo, podría ayudar al médico en la mejor visualización de las imágenes.
  • El médico te indicará que debes tumbarte sobre la camilla y relajarte en los próximos minutos
  • La ecografía morfológica dura aproximadamente 30 minutos, no obstante, puede extenderse unos minutos más.
  • Esta prueba no supone ningún riesgo ni para la madre ni para el bebé; tampoco provoca dolor ni malestares abdominales.

En definitiva, la ecografía morfológica es una de las pruebas más importantes para el bienestar de tu embarazo. Con ella se podrá diagnosticar malformaciones en el bebé o riesgos que puedan provocar complicaciones en la gestación, por lo tanto, debes realizarla a las 20 semanas y seguir al pie de la letra las recomendaciones del personal sanitario.

Te podría interesar...
Las sorprendentes ecografías del futuro: ¿Cómo serán?
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Las sorprendentes ecografías del futuro: ¿Cómo serán?

¿Alguna vez te preguntaste cómo serían las ecografías del futuro? Sorpréndete con este avance que supone el fin de esas incomprensibles imágenes parciales.



  • Cunningham, G. (2019). Williams. Obstetricia. Argentina: Editorial MacGraw-Hill.
  • Nazario, C. (2011). La importancia de la ecografía a las 11+0 a 13+6 semanas de embarazo. Actualización. Perú. Anales de la facultad de medicina Vol. 72 Nº3. Recuperado de: http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1025-55832011000300010
  • Sociedad Argentina de Ultrasonografía en medicina y biología. (2016) Guía para el estudio morfológico del segundo trimestre del embarazo. Argentina. Revista Argentina de Ultrasonido - 2016; Volumen 15 N°1: 372 – 379. https://saumb.org.ar/public_uploads/docs/Guias%20SAUMB.pdf
  • Esparza-García, E., Cárdenas-Conejo, A., Huicochea-Montiel, J. C., & Aráujo-Solís, M. A. (2017). Chromosomes, chromosomal abnormalities and diagnostic issues. Revista mexicana de pediatría84(1), 30-39. https://www.medigraphic.com/pdfs/pediat/sp-2017/sp171g.pdf