Cuentos con elefantes para niños

Corina González 19 agosto, 2018
Para los más pequeños, el elefante es uno de los animales más interesantes. Su gran tamaño y su trompa resultan súper curiosos, además de las aventuras que pueden llegar a vivir en un mundo ficticio. 

Cuando los protagonistas de una historia son animales, los niños se sienten muy atraídos por ellas. En especial, porque para ellos, los animales tienen cualidades muy interesantes, como la fuerza o la velocidad, además de características físicas muy llamativas. En el caso de los cuentos con elefantes, el principal atractivo viene a ser el tamaño del paquidermo.

El elefante es un animal al cual se le han atribuido diversos significados, no obstante, en el mundo infantil hay dos datos que resaltan: su gran temor a los roedores y, por supuesto, su excelente memoria. En el caso del primero, se trata de un mito muy divertido, pero en el segundo, se trata de una información real: los elefantes son capaces de recordar a largo plazo.

La memoria como tesoro

Si bien a menudo muchas historias ilustran ambos datos, existen otros cuentos con elefantes que van más allá de ello. Con lo cual, el hecho de que el protagonista sea un elefante no implica que siempre se va a abordar el mismo tema. Hay muchos mensajes que un mismo personaje puede llegar a transmitir.

A diferencia de las fábulas, en los cuentos, los animales pueden destacar por diversas cualidades (más allá de las evidentes). De esta manera, en un cuento, un zorro puede no ser solo astuto sino también, valiente y amigable. Esto se puede evidenciar incluso en historias adaptadas a la gran pantalla, como la de Robin Hood de Disney, en la cual el protagonista es un zorro con muchas cualidades.

En el caso del elefante, además de la buena memoria, destacarán otras cualidades, según el tipo de historia. A continuación te comentaremos cuáles son los cuentos con elefantes que pueden interesarle a un pequeño aficionado de estos animales.

Cuentos con elefantes para niños.

Algunos cuentos para niños con elefantes

  • Zas, el elefante, Édouard Manceau.
  • Cuentos de elefantes, José Martí.
  • Mi amigo el elefante, Alejandro Viacava.
  • Rosa caramelo, Adela Turín y  Nella Bosnia.
  • Tan ligero, tan pesado, Susanne Strasser.
  • El elefante Babar, Jean de Brunhoff.
  • Elefante, un guisante, Rafael Ordóñez y Marc Taeger.
  • El elefantito curioso, Marta Canellas Crusellas y Montserrat Roig Ayuso.

Cada uno de estos cuentos está dirigido a un rango de edad distinto. No obstante, después de los 8 años de edad, todos pueden ser leídos por los niños. Por otra parte, no hay de qué preocuparse con respecto al idioma, ya que todos los títulos mencionados están traducidos al español.

Ideas para complementar la lectura

Una buena idea para complementar estas divertidas lecturas es animar el niño a investigar en una enciclopedia de fauna, los datos acerca de su animal preferido y realizar un contraste con respecto a otros.

Adicionalmente, puede ser divertido compartir con el niño otras historias de animales. No tienen por qué ser necesariamente lecturas, también pueden ser películas, obras de teatro, canciones, etcétera.

Lo importante es que el niño sienta que puede compartir su afición con otros para que así, en el futuro se anime a compartir lo que aprende y le interesa.

Si el niño tiene habilidad con el dibujo o con la invención de historias, motivarles a crear sus propios cuentos con elefantes y compartirlos en casa puede ser un excelente ejercicio de creatividad. Para hacer la actividad aún más divertida, se puede animar a los niños a presentar su cuento en una cena en familia.

En caso de que el niño lo desee, también es buena idea compartir su cuento en la escuela. Como padres, podemos conversar con la maestra del grupo y hablarle acerca del interés del niño por el elefante. De esta manera, podrá tenerlo en cuenta para alguna actividad grupal.

Cuentos con elefantes para niños.

¿Qué aportan los cuentos con animales?

Además de las lecciones que aporte cada historia, los cuentos con animales, en general, alimentan la curiosidad de los niños por la fauna, pero también por el mundo. Esto resulta muy beneficioso en su educación, ya que, a partir de la curiosidad, pueden convertirse en pequeños investigadores de los temas que les atraen.

Asimismo, al interesarse por un tema y recibir motivación, se acostumbrarán a buscar más información acerca de lo que les llama la atención.

El siguiente beneficio de esto viene a ser el desarrollo de la actitud crítica en los niños al comparar la información que encuentren en diferentes fuentes (incluso en sus dibujos animados favoritos).

Para que los cuentos con elefantes (o cualquier otro animal) ayuden a formar un buen hábito de lectura, es necesario prestar atención a las características del libro antes de adquirirlo. Lo más importante será revisar el rango de edad al que está dirigida la historia.

Te puede gustar