Los cuentos como herramienta para aprender ortografía

10 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la documentalista Arantza Martín Becerro
La ortografía y la literatura infantil pueden ser una fantástica combinación para aprender y disfrutar al mismo tiempo.

Existen cuatro habilidades básicas lingüística que son esenciales para la vida de las personas y son las primeras que se enseñan en las aulas: la lectura, la escritura, el habla y la escucha. La llegada de las nuevas tecnologías ha hecho que los métodos de enseñanza de estas habilidades cambien de manera asombrosa, haciendo todo mucho más sencillo y más dinámico para los más pequeños.

Centrándonos en la ortografía, existen herramientas como aplicaciones infantiles que pueden ser de gran ayuda en este aprendizaje. Sin embargo, otro tipo de materiales auxiliares, como pueden ser los libros infantiles o los cuentos, también serán una buena herramienta para aprender ortografía.

Aprendizaje de la lengua

A partir del primer curso de Educación Primaria, los más pequeños comienzan a comprender el significado de la gramática, así como la morfología, la sintaxis y la ortografía que es necesario conocer.

La repetición de ejercicios es uno de los métodos que hasta el momento se han utilizado en las aulas. Sin embargo, nuevas propuestas mucho más didácticas están siendo consolidadas en la actualidad. Contar con una buena base de ortografía es esencial para el posterior aprendizaje y desarrollo de las demás partes de la lengua, por lo que, desde el inicio, se debe introducir a los niños en ella de una forma lúdica y sencilla para ellos.

Niño leyendo uno de los cuentos para aprender ortografía.

Por ello, a continuación, te presentamos un conjunto de cuentos que se convertirá en el aliado perfecto para trabajar esta sección de la lengua, así como actividades relacionadas.

Cuentos como herramienta para aprender ortografía

Una colección de 12 libros para aprender ortografía destinados, principalmente, a los primeros cursos de la Educación Primaria. Este conjunto de cuentos está creado, esencialmente, teniendo en cuenta las dificultades ortográficas más significativas que tienen la gran mayoría de los niños de esos cursos.

En forma de maleta para poder transportarlos a cualquier sitio, los 12 cuentos se incluyen dentro de una misma caja, y todos ellos están escritos en letra cursiva para facilitar la lectura de los mismos de forma autónoma por los más pequeños.

¿Qué trabajan estos títulos?

Como ya hemos dicho anteriormente, cada uno de ellos se centra en una dificultad que, en su caso, muchos niños tienen.

  • El primero de los títulos mezcla el aprendizaje de los números con su forma correcta de escritura a través del siguiente título: ¿Por qué los números se escriben con v y no con b?
  • El segundo, trata sobre las diferencias a la hora de escribir palabras con la letra k y la letra q, y para qué se utilizan cada una de estas consonantes.
  • El tercero enseñará a los niños todo lo relacionado con la letra g y su utilización junto con la vocal u, así como el uso de la diéresis.
  • El cuarto título les enseñará la diferencia entre las palabras que se escriben con c y aquellas que lo hacen con z.
  • El quinto, y quizá uno de los más complejos para los niños junto con algunos que veremos a continuación, trata del uso de la m antes de la p y la b.
  • El sexto se titula de la siguiente manera, ¿Por qué al comienzo de palabra se escribe una sola r y no rr aunque suene fuerte?.
  • Del séptimo en adelante, las explicaciones gramaticales comienzan a ser algo más complejas para poder utilizar estos libros con diferentes cursos de Primaria.
    Abuela leyendo uno de los cuentos para aprender ortografía a su nieta.

Cuentos como herramienta para aprender ortografía: ejercicios posteriores

Al final de cada libro se propone una serie de ejercicios de comprensión lectora para reforzar el aprendizaje de lo que se ha explicado. Las ilustraciones de las letras en colores cálidos, además, invitan a un aprendizaje y a una concentración más exhaustiva.

Como actividades complementarias, además, podéis utilizar otros cuentos que contengan palabras que sean complejas para los niños y utilizarlas para que estos creen su propia historia. Es decir, una vez leído el libro y fomentar, así, la lectura en los más pequeños, el adulto debe de sacar una serie de palabras complejas para los niños.

La propuesta de actividad será la siguiente: con la relación de palabras utilizadas, los niños deberán crear su propio cuento o historia para fomentar, así, también otras habilidades como la expresión escrita, la creación y la imaginación.

Si también quieres trabajar con ellos la expresión oral, una vez que tengan creado su propio cuento, podéis proponer que lo cuenten en voz alta. Una manera fácil, sencilla y divertida para ellos de aprender ortografía a través de los cuentos.

  • Valenzuela, M. (2010). Cuentos para aprender ortografía. Dylar.