¿Cuándo ir al hospital si estás de parto?

La pérdida de líquido y una secreción viscosa a través de los genitales, junto con las contracciones regulares, son factores que suelen advertir el inicio del trabajo de parto.
¿Cuándo ir al hospital si estás de parto?

Escrito y verificado por el médico Diego Pereira el 02 Marzo, 2021.

Última actualización: 02 Marzo, 2021

¿Te encuentras finalizando tu embarazo y tienes dudas de cuándo ir al hospital? Es algo natural, en especial en las madres primerizas. Sin embargo, el inicio del trabajo de parto suele ser bastante evidente, por lo que, tan pronto sientas alguno de los síntomas de los que hablaremos en las siguientes líneas, debes acudir con tu médico.

No está de más decir que si pasas por una situación anormal -sangrado abundante, ausencia de movimientos del bebé durante mucho tiempo o fiebre- debes acudir cuanto antes a un centro asistencial.

El funcionamiento del cuerpo humano justo antes el parto

Si bien es cierto que cada cuerpo es un mundo, muchas veces nos preguntamos cuál es la diferencia entre una mujer que dio a luz a las 38 semanas y otra que lo hizo a las 40.

Hoy en día esta respuesta sigue sin estar muy clara, y esto puede ser porque en realidad es un conjunto de factores los que desencadenan el trabajo de parto.

Las alteraciones hormonales y bioquímicas son las que pueden precipitar este evento. Son un poco complejas, pero algunas de ellas son las siguientes:

  • Las concentraciones de progesterona, sintetizada tanto por los ovarios como por la placenta, descienden en las horas previas al parto.
  • Aumentan los niveles de oxitocina, una sustancia capaz de favorecer las contracciones uterinas.
  • Tanto el bebé (que dentro del útero suele llamarse “feto”) como la placenta liberan algunas sustancias locales que pueden desencadenar el trabajo de parto.

Resulta interesante, ¿cierto? Sin embargo, hoy en día no se conoce con exactitud cuál es la razón por la que esos cambios hormonales suceden a una hora determinada. Es probable que el bebé mande algunas señales de “maduración” que promuevan todos los cambios de forma acelerada, que, a su vez, te alerten a ti para ir al hospital.

Descubre más: ¿Qué es el parto fisiológico?

Señales de que tienes que ir al hospital porque se ha iniciado el trabajo de parto

¡Descuida! Cuando inicie el proceso es muy probable que te des cuenta por ti misma. Los síntomas más típicos de este evento son los que mencionaremos a continuación.

1. Expulsión del tapón mucoso

El cuello uterino es la parte más inferior de este órgano, en estrecha relación con la vagina. En su interior discurre un pequeño canal que poco a poco se dilatará para permitir la salida del futuro bebé.

Durante el embarazo este espacio se encuentra lleno de una sustancia gelatinosa que impide la entrada de microorganismos capaces de afectar el desarrollo dentro del útero. Uno de los elementos característicos del trabajo de parto es la expulsión de esta sustancia a través de los genitales.

Su color es entre verdoso y un poco amarillento, además de que suele venir acompañado con un hilo de sangre muy escaso. Es un proceso por completo natural y que puede presentarse en conjunto con el dolor propio de las contracciones. Si lo ves, ¡es hora de ir al hospital!

2. Contracciones reales

Es muy probable que durante la segunda mitad del embarazo hayas experimentado contracciones “falsas”, también llamadas de Braxton-Hicks. No suelen durar mucho tiempo y se presentan de forma irregular, además, son indoloras.

Las contracciones reales son muy diferentes: el dolor es característico, la tensión abdominal es máxima y el tiempo que existe entre cada una es regular. La duración de cada evento es de 1 a 2 minutos y este es más o menos el mismo lapso que pasa entre cada una.

Esta sensación se prolonga hasta el momento en el que el bebé haya nacido, por lo que las contracciones se mantendrán de forma constante mientras te decidas a ir al hospital, lo cual puede ser bastante molesto.

Descubre más: ¿Cómo controlar las contracciones?

3. Expulsión de líquido amniótico

Es muy probable que sepas que dentro del útero el futuro bebé se encuentra suspendido en una sustancia llamada líquido amniótico. Esta se expulsa una vez el cuello uterino se haya dilatado lo suficiente y el bebé empiece a salir.

Por lo general, esta expulsión es evidente y ocurre en los centros hospitalarios justo antes del parto. Si se presenta durante el inicio de las contracciones o con la expulsión del tapón mucoso, se conoce como rotura prematura de membranas y es necesario acudir al médico lo antes posible.

¿Por qué? El bebé todavía no ha salido y de momento el líquido cumple todas sus funciones. En algunos casos el obstetra podría adelantar el parto para evitar consecuencias, como infecciones, que en poco tiempo pueden convertirse en un gran problema.

¡Mejor dejar todo preparado para ir al hospital!

El trabajo de parto no suele avisar y puede agarrarte desprevenida incluso en las semanas antes de que el bebé llegue a término. En esta última circunstancia, los cuidados hospitalarios que puede requerir tu hijo serán mayores, por lo que más vale estar preparados.

Como el tiempo es valioso, te recomendamos que antes de la semana 37 tengas todo listo para una eventual emergencia: el bolso debe contener tus objetos personales y los del futuro bebé. ¡No queremos que tengas que lidiar con todos los preparativos en pleno trabajo de parto!

Te podría interesar...
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Estrés posparto: claves para combatirlo

El estrés posparto es muy común en las recientes madres. En este articulo puedes encontrar algunas técnicas que te pueden ayudan a combatirlo.



  • Morgan-Ortiz F, et al. Anatomía y fisiología de la placenta y líquido amniótico. Rev Med UAS 2015;5(4):156-163.
  • Andina E. Trabajo de parto y parto normal. Guías de prácticas y procedimientos. Rev Hosp Mat Inf Ramón Sardá 2002;21(2):63-74.

Graduado en Medicina en la Universidad Central de Venezuela (2020). Ha participado en proyectos de atención médica humanitaria en comunidades rurales desatendidas con distintas ONG locales, y tiene experiencia en proyectos de investigación básica y clínica relacionados con la leishmaniasis, malaria y antropometría infantil. Fue miembro titular de la Sociedad Científica de Estudiantes de Medicina de su casa de estudios (2017-2020) y coordinador del comité científico en la quinta edición del Campamento Universitario Multidisciplinario de Investigación y Servicio (2018). Obtuvo un grado académico con honores (mención investigación) y mención honorífica cum laude por rendimiento académico. Actualmente se desempeña como médico interno y creador de contenido web relacionado al área de la salud.