¿Cuándo cambiar la talla del pañal al bebé?

Yamila Papa 13 agosto, 2018
Para saber cuándo cambiar la talla del pañal al bebé, debemos tener en cuenta algunos aspectos, como por ejemplo si le queda demasiado ajustado, si hay desbordes o si se le cae. Es muy importante que lleve el tamaño correcto, a continuación veremos por qué.

Seguro sabrás que en el mercado hay muchas opciones de pañales, en diferentes tamaños y con sus diversas ventajas. Sin embargo, quizá no tienes ni idea de cuándo cambiar la talla del pañal al bebé. En este artículo, te daremos algunas claves para identificar el momento ideal.

Tips para cambiar la talla del pañal al bebé

Las principales marcas de pañales del mercado tienen tallas ‘para todos los gustos’, incluso para bebés prematuros o aquellos que se tardan más en ir al baño solos. La mayoría se basa en el peso del niño para determinar los tamaños, pero estos pueden cambiar según el fabricante.

Muchas veces, no es fácil encontrar el tamaño adecuado. Por eso, te damos algunos consejos sobre cuándo cambiar la talla del pañal al bebé:

1. Las tallas pequeñas, solo para los primeros días

Te asombrará lo rápido que crece tu bebé. Incluso desde el nacimiento hasta que salen de la clínica lo verás cambiado; esto es normal en las primeras semanas. Para que te des una idea, un niño de seis meses es el doble de grande de cuando nació.

Por ello, lo mejor es comprar una pequeña cantidad de pañales de talla pequeña, ya que le durarán muy poco, aunque gaste más de cinco al día. También es común que el primer pañal que le pongas no sea de talla pequeña, sobre todo si ha pesado más de 3,5 kg al nacer.

Una de las principales señales de que es hora de cambiar la talla del pañal al bebé es que no ‘soporta’ los desechos del niño.

2. Hay muchos derrames

Una de las principales señales de que es hora de cambiar la talla del pañal al bebé es que no ‘soporta’ los desechos del niño. Cuando se desborda una vez puede deberse a que el pequeño orinó o defecó de más, pero si esto sucede continuamente, quiere decir que necesita uno más grande. ¡No es por falta de absorción, sino por culpa del tamaño!

3. Presta atención a las indicaciones del fabricante

En la mayoría de los casos los pañales tienen tallas estándar, pero eso no significa que no haya ligeros cambios entre cada marca. El dato que te brinda el paquete para saber si es apto para tu bebé es el peso. Una tabla general es:

  • Talla 0: hasta 3 kg.
  • Talla 1: de 2 a 5 kg.
  • Talla 2: de 3 a 6 kg.
  • Talla 3: de 4 a 9 kg.
  • Talla 4: de 7 a 18 kg.
  • Talla 5: de 12 a 25 kg.
  • Talla 6: más de 15 kg

Como verás, entre sí las tallas se ‘superponen’ en los pesos. Por lo tanto, tienes que probar cual le queda mejor. Un consejo: si, por ejemplo, tu bebé pesa 5 kg pero es bastante ‘largo’, es preferible comprar la talla 3 (de 4 a 9 kg) antes que la 2 (de 3 a 6 kg) para que le quede más cómodo.

“Cuando el pañal se desborda una vez, puede deberse a que el pequeño orinó o defecó de más, pero si esto sucede continuamente, quiere decir que necesita uno más grande”

4. Ligas y cierres: ajuste perfecto

Otra manera de determinar cuándo es tiempo de cambiar la talla del pañal al bebé es analizando cuán ajustado le queda. Las áreas elásticas de las piernas no deben marcarle la piel; en ese caso, compra una talla más grande.

En la cintura, debe quedarle lo suficientemente cómodo como para no apretarle cuando acaba de comer y le permita moverse con libertad. Además, echa un vistazo a los cierres: si al cerrarlos quedan demasiado abiertos o no llegan hasta la altura del ombligo del bebé, probablemente necesite uno de la siguiente talla.

Otra manera de determinar cuándo es tiempo de cambiar la talla del pañal al bebé es analizando cuán ajustado le queda.

5. Señales en el cuerpo

Es otra de las formas de saber cuándo es tiempo de comprar una talla más grande de pañal a tu bebé. Las manchas rojas en las piernas o la cadera o una dermatitis difícil de curar pueden evitarse o reducirse con un pañal menos ajustado.

En el caso de que el bebé ya sea un poco más grande —alrededor de los dos años— quizás te pueda indicar él mismo que no se siente cómodo con el pañal. Por ejemplo, si se lo intenta quitar, si lo mueve o si sus movimientos son demasiado acotados, quizás debas analizar la posibilidad de comprarle una talla mayor.

Si tienes dudas con respecto a la colocación del pañal, cada cuánto cambiárselo o qué talla es mejor para tu bebé, lo mejor que puedes hacer es hablar con el pediatra. El profesional podrá orientarte y recomendarte marcas o tallas acordes a tu hijo.

Te puede gustar