Los problemas de salud de los bebés prematuros

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año nacen 15 millones de bebés antes de tiempo en el mundo. Este dato implica que uno de cada diez bebés puede tener problemas de salud ligados a esta condición de inmadurez.

Nacer antes de las 37 semanas de gestación conlleva, en ocasiones, complicaciones para la salud del pequeño. Los problemas de salud de los bebés prematuros son más habituales que los de los niños que permanecen en el útero materno durante el ciclo completo de la gestación.

Los bebés prematuros requieren cuidados especiales porque sus órganos aún no están lo suficientemente maduros. Por este motivo, pueden presentar algunos problemas que afecten su salud a corto, mediano y largo plazo.

El parto prematuro puede desencadenarse por muchas causas: una infección, estrés, un accidente, un golpe importante o el consumo de alcohol, entre otros. A continuación, detallaremos cuáles son los problemas más comunes que afrontan estos pequeños.

Los problemas de salud de los bebés prematuros

En estos casos, las principales complicaciones suelen afectar el cerebro y los pulmones de los bebés. Estas son las más frecuentes:

1.- Complicaciones respiratorias:

  • Enfermedad de la membrana hialina

La enfermedad de la membrana hialina es una patología que afecta a los recién nacidos, especialmente a los bebés prematuros. Se manifiesta principalmente por insuficiencia respiratoria (disnea) y coloración azul de la piel y las membranas mucosas (cianosis).

Esta enfermedad puede progresar a una displasia broncopulmonar, que es una enfermedad pulmonar crónica. Además, produce la aparición de fibrosis en el pulmón del niño, que causa insuficiencia respiratoria.

  • La persistencia del conducto arterial

Es una anomalía cardíaca que causa dificultades respiratorias en el bebé prematuro. El conducto arterial es un canal ubicado entre la arteria pulmonar y la aorta. Está presente en todos los recién nacidos, pero es probable que desaparezca rápidamente.

Generalmente, este canal se cierra espontáneamente durante las primeras horas de vida. En algunos bebés prematuros, este canal puede persistir abierto más tiempo, causando dificultad para respirar.

Los problemas de salud de los bebés prematuros son más habituales que en los niños que completan la gestación.

  • Apnea central

Es un término que define un paro respiratorio en bebés de al menos 20 segundos. Todos los bebés pueden experimentar este problema, pero es más común en bebés que nacen de forma prematura.

Es posible que después de la apnea se produzca una disminución de la frecuencia cardíaca. Cuando la respiración se ralentiza, la frecuencia cardíaca disminuye.

“Los bebés son los brotes de la vida listos para florecer como una flor para refrescar a la humanidad”
—Debasish Mridha—

2.- Complicaciones digestivas

Los bebés prematuros tienen dificultades para succionar y tragar y, en ocasiones, incluso son totalmente incapaces de hacerlo. En estos casos, el sistema digestivo no puede asimilar los nutrientes esenciales para el cuerpo del bebé. 

Sin embargo, una correcta alimentación en el pequeño es esencial y suficiente para ayudarle a crecer de manera sana y fortalecer su organismo.

El recién nacido prematuro puede tener trastornos digestivos. La urgencia digestiva más frecuente en los recién nacidos es la enterocolitis necrotizante. Es una enfermedad digestiva relacionada con su inmadurez y fragilidad.

3.- Complicaciones neurológicas

Es durante el último trimestre del embarazo cuando el cerebro se desarrolla más. Si un bebé nace antes de tiempo, puede que haya complicaciones como la hemorragia intraventricular y la leucomalacia periventricular.

Con respecto a la hemorragia intraventricular (HIV), es uno de los problemas de salud de los bebés prematuros más preocupantes. Este sangrado ocurre porque el cerebro es muy inmaduro y, en consecuencia, los vasos sanguíneos frágiles se rompen fácilmente.

Si es intenso, puede generar problemas severos e incluso la muerte, que se da en un tercio de los bebés prematuros que lo padecen.

Gracias al progreso de la medicina, los problemas de salud de los bebés prematuros cada vez son menores.

La leucomalacia periventricular es un tipo predominante de lesión cerebral. En este caso, el área del tejido cerebral está dañada y puede afectar las células nerviosas que controlan los movimientos del bebé. Esto puede conducir a discapacidades motrices, como parálisis cerebral.

4.- Complicaciones relacionadas con el hígado

Cuando nace el bebé, incluso a tiempo, el hígado destruye los glóbulos rojos y esta destrucción libera un pigmento amarillo llamado bilirrubina. El problema es que el hígado de un bebé no puede transformarlo fácilmente y provocará una acumulación. Este hecho se llama ictericia fisiológica.

Ten en cuenta que la intensidad variará de un bebé a otro. Los residuos de bilirrubina con mayor frecuencia se eliminarán a través de las heces y también mediante la piel del bebé, a menudo dándole un color amarillento.

Debido a estas posibles complicaciones, las madres de los niños prematuros suelen estar preocupadas y estresadas. En todo caso, deben tener en cuenta que, gracias al progreso de la medicina, los problemas de salud de los bebés prematuros cada vez son menores y que la gran mayoría de los pequeños gozan de una salud perfecta.

Categorías: Enfermedades en el bebé Etiquetas:
Te puede gustar