¿Qué tipos de células madre existen?

Las células madre han sido objeto de estudio desde hace muchos años. En este ámbito, se han ido descubriendo novedades muy importantes para el campo de la ciencia y también para la salud humana.

La investigación sobre los distintos tipos de células madre se ha vuelto la gran esperanza para la salud. Es un descubrimiento que vio la luz en el año 1998, cuando se obtuvieron por primera vez células madre embrionarias humanas.

Este nuevo aporte científico fue celebrado por el mundo, pero también condenado por muchos sectores sociales. En esta primera fase había que destruir el embrión para utilizar las células madre. El tema se transformó en motivo de debate de carácter ético.

A pesar de estas polémicas, la ciencia continuó su camino. En la actualidad, el uso distintos tipos de células madre en medicina regenerativa ha conseguido indiscutidos logros.

¿Qué son las células madre?

Son células que tienen la capacidad de mantenerse a sí mismas y de crear otras células, las células hijas. De ellas proceden todas las células que conforman la piel, los músculos, los huesos, la sangre, los nervios y todos los órganos.

Cumplen en el organismo la función de reparación y de reconstrucción en caso de enfermedad o de lesión. La terapia con células madre avanza día a día y es considerada la esperanza de la medicina regenerativa.

Tipos de células madre

Hace muchos años, se creía que solo de los embriones era posible obtener células madre para uso médico. Sin embargo, pronto se conoció que no es esa la fuente exclusiva.

Avanzada la investigación científica, se ha logrado establecer que existen diferentes tipos de células madre en distintas partes del organismo humano. La clasificación obedece a la fase de especialización en la que se encuentran y este desarrollo determina potencialidades específicas.

  • Células embrionarias. Se obtienen de embriones fecundados en el laboratorio. Poseen la capacidad de generar cualquier célula diferenciada del organismo; pueden mantenerse indefinidamente en cultivo, por lo que están siempre disponibles.

No obstante, para utilizar estas células con fines terapéuticos, es preciso destruir el embrión, con los dilemas éticos, religiosos y políticos que esto supone. 

Uno de los tipos de células madre aquí explicados puede congelarse para su uso futuro.

  • Células madre del cordón umbilical. Tienen un gran potencial regenerativo. Se obtienen de forma muy sencilla, pues basta conservar la sangre o un fragmento del cordón en el momento del nacimiento.
  • Células madre somáticas o adultas. Son células especializadas de un tejido específico, solo pueden generar células del tejido que representan. Su función en el organismo es suplantar a las células que se van destruyendo.

“Las células madre tienen la capacidad de mantenerse a sí mismas y de crear otras células, las células hijas”

Terapia con distintos tipos de células madre

Se han obtenido logros importantes en el uso de células madre en:

  • Terapia de enfermedades hepáticas. Se trataron enfermedades como las Hepatitis B y C y la cirrosis hepática.
  • Diabetes.
  • Regeneración muscular.
  • Reparaciones del tejido cardíaco post infartos de miocardio.
  • Creación de prótesis óseas biológicas.
  • Enfermedades neurológicas: Parkinson, Alzheimer Huntington, entre otras.
  • Esclerosis múltiple.
  • Tratamiento de enfermedades pulmonares y reumáticas.
  • Cirugía de reconstrucción mamaria y de piel.

Una sana costumbre

En la actualidad, se reconoce el valor médico de las células madre. Uno de los buenos hábitos que se han ido implementando es el de preservar una parte del tejido del cordón umbilical en el momento del nacimiento de un niño.

¿Por qué conservar las células madre del cordón de un bebé? La razón es que tienen un gran potencial terapéutico de futuro; no solo son útiles para el ser humano que las generó, sino también para sus familiares directos.

De hecho, existen bancos de crio-preservación que guardan estas células indefinidamente. Previo acuerdo con los interesados, entregan kits de extracción que son usados por el personal médico en el momento del alumbramiento.  El procedimiento es sencillo y no expone a ningún riesgo ni para la mamá ni el bebé.

Existe la posibilidad de extraer uno de los tipos de células madre del cordón umbilical en el mismo nacimiento.

Pronóstico de futuro

La terapia con células madre ha revolucionado la perspectiva de abordaje de las enfermedades. Se está generando un cambio de mentalidad que multiplica exponencialmente las aplicaciones de la medicina.

Por ejemplo, hay muchas investigaciones analizando aplicaciones en la estética orgánica; se trata de que la persona logre un cuerpo perfecto sin efectos secundarios, sin cirugías convencionales. Entre los aspectos que se están investigando, está el aumento de pechos, la remodelación de glúteos y la eliminación de arrugas con células madre.

Ya es posible pensar en el tratamiento de enfermedades genéticas y en la regeneración de tejidos perjudicados por accidentes o por el paso del tiempo. Hasta se habla de la creación de órganos preparados para trasplante. Es, sin duda, un gran descubrimiento, que ha revolucionado el campo de la medicina.

Categorías: Preconcepción Etiquetas:
Te puede gustar