Contenido de enzimas de la leche materna

31 enero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero
¿Por qué son importantes las enzimas de la leche? Este tema es especialmente ilustrativo de cómo cada una de las necesidades del bebé se satisface con componentes específicos contenidos en la leche de la madre.

En general, las enzimas de la leche materna son componentes poco conocidos. Sin embargo, conocer qué enzimas existen en la leche y qué funciones ejercen puede allanar el entendimiento de la digestión de tu bebé.

¿Sabías que el sistema digestivo de tu bebé tarda, aproximadamente, un año en madurar? La actividad de ciertas enzimas y bacterias que actúan para descomponer y digerir sustratos como proteínas, grasas, azúcares no funcionan al momento del nacimiento. Por tal razón, cualquier bebé perfectamente sano, feliz y próspero aún debe luchar con su pobre digestión. Esta es la causa de dolencias estomacales comunes como gases, estreñimiento y reflujo.

En qué consiste la inmadurez gastrointestinal del bebé

Lo primero es entender que la inmadurez del sistema digestivo del bebé no es una desventaja, sino todo lo contrario. La suave digestión del bebé permite que factores de la leche pasen intactos y cumplan funciones específicas en el cuerpo del bebé.

Es interesante conocer que el epitelio intestinal del bebé es un epitelio ‘abierto’. Esto quiere decir que es permeable. En tal razón, dejará pasar al torrente sanguíneo componentes de la leche que le son muy valiosos. Este es el caso, por ejemplo, de los anticuerpos presentes en leche, pero también las células inmunitarias que la madre ‘dona’ al bebé a través de la leche. Se conoce que estas células permanecen en el cuerpo del bebé hasta por 60 días.Mamá dándole el pecho a su bebé debido a que las enzimas de la leche materna.

Componentes y enzimas de la leche materna que promueven la maduración intestinal

La leche humana contiene un repertorio amplio de enzimas que cumplen diversas funciones. Hasta ahora, se han detectado alrededor de 50 enzimas diferentes en la leche humana. También, la leche materna contiene factores de crecimiento, bacterias probióticas y compuestos prebióticos. En conjunto, estos y otros componentes de la leche inducen la maduración del sistema gastrointestinal.

Ahora que sabes que el sistema digestivo de tu pequeño todavía está tomando forma, es más fácil entender por qué debes esperar hasta los 6 meses para introducir alimentos sólidos. Si el bebé comienza a comerlos demasiado temprano, no podrá digerirlos adecuadamente.

¿Qué es una enzima?

Una enzima es un tipo especial de proteína que funciona acelerando una reacción química específica. Así, cada enzima tiene un solo trabajo y es específica para el tipo de reacción química que produce.

Las enzimas realizan funciones importantes necesarias para la supervivencia, incluidas las relacionadas con la digestión y el metabolismo. En ausencia de un páncreas funcional, el bebé obtiene las enzimas que necesita de la leche materna y de su propia saliva. Estas son algunas enzimas de la leche materna:

Amilasa

La amilasa es la principal enzima que digiere o degrada azúcares complejos (polisacáridos, como el almidón). Los bebés poseen muy poca amilasa; esencialmente la obtienen a través de la leche materna. Es importante conocer que es hasta después de los seis meses de edad que el páncreas del niño comienza a liberar su propia amilasa. Hacia los dos años, producirá la cantidad de amilasa que necesita.

Lipasa, una de las enzimas de la leche

Los recién nacidos pueden digerir completamente y usar la grasa en la leche materna gracias a la acción de la enzima lipasa. Esta enzima también está en la saliva del bebé. Así, la lipasa descompone la grasa de la leche y la separa en ácidos grasos libres y glicerol. Esta tarea es muy importante, porque los recién nacidos obtienen energía de los ácidos grasos libres.

Proteasas

Existe en la leche materna todo un repertorio de proteasas que aceleran la descomposición de las proteínas. Así, la leche aporta en altas cantidades diferentes proteasas que actúan sobre diferentes porciones dentro de una misma proteína.

Hay muchas más enzimas en la leche materna, algunas bien definidas, como la tripsina, la plasmina, la pepsina y la elastasa. Sin embargo, otras permanecen sin descubrir.Mamá dando el pecho a su bebé por el contenido de enzimas de la leche materna.

Recientemente, se demostró la presencia de un tipo muy particular de anticuerpo, un anticuerpo que podía digerir las proteínas de la leche. Este anticuerpo especial también podía cortar un receptor de la célula intestinal y desencadenar una señal en las células que las inducía a madurar. Fascinante, ¿verdad?

Otras enzimas de la leche materna

Hay más de 40 enzimas identificadas en la leche materna. Algunas de las otras enzimas activas incluyen las nucleasas, diastasa y lactoperoxidasa.

¿Hay enzimas en la fórmula infantil?

Las fórmulas infantiles contienen enzimas, pero muchas de las enzimas que se encuentran en la leche materna humana no están en la fórmula. Los fabricantes de fórmulas agregan algunas enzimas y algunas se encuentran naturalmente en la leche de vaca.

Es importante conocer que las enzimas que se encuentran en la leche son específicas de cada especie que la produce. Por ejemplo, la leche materna humana contiene enzimas hechas para bebés humanos y la leche de vaca contiene enzimas hechas para el correcto funcionamiento del becerro.

Por lo tanto, es un hecho que la fórmula infantil que se basa en la leche de vaca no tiene las mismas enzimas que la leche materna humana. Incluso cuando las compañías agregan enzimas a la fórmula infantil, no puede igualar la variedad de enzimas que aporta la leche materna.

Frecuentemente, las fórmulas comerciales complementan su producto con enzimas de otras fuentes. Por ejemplo, se añaden proteasas de la papaya, la piña y los granos enteros. La lipasa y la amilasa también se pueden complementar. Aun así, ten en cuenta que la leche tiene decenas de diferentes enzimas.

  • Khaldi, N., Vijayakumar, V., Dallas, D. C., Guerrero, A., Wickramasinghe, S., Smilowitz, J. T., ... & German, J. B. (2014). Predicting the important enzymes in human breast milk digestion. Journal of agricultural and food chemistry62(29), 7225-7232.
  • Ochert.A. (2009). The Science of Mother’s Milk. New Beginnings, Vol. 28, No. 3. Published on http://www.llli.org/nb/nbiss3-09p28.html
  •  Dallas, D. C., & German, J. B. (2017). Enzymes in human milk. In Intestinal microbiome: functional aspects in health and disease (Vol. 88, pp. 129-136). Karger Publishers. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5486212/
  • O’Mahony, J. A., Fox, P. F., & Kelly, A. L. (2013). Indigenous enzymes of milk. In Advanced dairy chemistry (pp. 337-385). Springer, Boston, MA.
  • Barrera, G. J., Portillo, R., Mijares, A., Rocafull, M. A., del Castillo, J. R., & Thomas, L. E. (2009). Immunoglobulin A with protease activity secreted in human milk activates PAR-2 receptors, of intestinal epithelial cells HT-29, and promotes beta-defensin-2 expression. Immunology letters, 123(1), 52-59.