¿Cómo aumentar las defensas?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 6 enero, 2019
A la hora de cuidarnos y mantener nuestra salud es muy importante que el organismo tenga las defensas adecuadas. Una buena alimentación y hábitos saludables contribuirán decisivamente al estilo de vida que potenciará nuestro sistema inmune.

Las estrategias para un organismo fuerte son diversas. La alimentación, sin duda, es clave para lograr estar bien, a la vez que el estilo de vida y las horas de descanso. A continuación veremos una serie de tips para  tener muy presentes a la hora de cuidarse y aumentar las defensas.

Hablar de una alimentación que favorezca y estimule al sistema inmune no hace referencia a una dieta para adelgazar. Sin embargo, reducir grasas, azúcares y todo tipo de alimentos industrializados nunca está de más. En este sentido, todo es relativo y ningún exceso es bueno si no está regulado y controlado de acuerdo a las necesidades concretas de cada organismo.

¿Qué función cumple el sistema inmunitario?

De forma resumida, el sistema inmunitario protege al cuerpo de agentes patógenos externos. El modo en que opera es mediante células, puntualmente, las del grupo ‘blanco’: leucocitos. A su vez, estos elementos se subdividen en linfocitos polimorfo y mononucleares.

La importancia de este grupo celular es tal que con apenas un pequeño déficit en alguno de los linfocitos el cuerpo queda vulnerable. Por supuesto, la vulnerabilidad será mayor en niños pequeños o ancianos, por eso son tan necesarios los controles rutinarios.

El papel del sistema inmunitario

Alimentación para aumentar las defensas

El incremento de las defensas por medio de la alimentación es fundamental. Es a partir de lo que se ingiere que se logra el balance adecuado en el organismo. De esta forma, las calorías dan al cuerpo la suficiente energía para producir anticuerpos sin debilitarse.

Todo esto no significa que sea necesario aumentar de peso para estar saludable. Los frutos secos y los cereales naturales como la avena —lo menos procesados posible — brindan un remanente calórico excelente y mantienen el cuerpo en su peso justo. Dependiendo de la cantidad de actividad física que se realice, cada persona podrá optar por una dieta energética adecuada.

Para aumentar las defensas mediante los alimentos, la siguiente lista te será útil. En ella se detallan los micronutrientes necesarios para un buen funcionamiento del sistema inmunitario:

  • Omega 3: atún, sardina, linaza y salmón.
  • Probióticos: kéfir, algunos quesos, yogur.
  • Vitamina E: almendras, maní, semillas de girasol y avellanas.
  • Vitamina C: cítricos, pero también de fresas o piña.
  • Selenio: presente en el trigo, las semillas de girasol, el pollo y el arroz.
  • Zinc: abunda en el pollo y el pescado, los frutos secos, las ostras y los granos integrales.

El poder medicinal de las hierbas

Además, es interesante tener presente en la alimentación una serie de especias o hierbas ideales para aumentar las defensas:

  • Canela
  • Jengibre
  • Té verde
  • Clavo
  • Cúrcuma
  • Pimienta de Cayena
  • Ginseng

En casos especiales de resfriados o presencia de virus, la miel de abejas se considera el antibiótico natural por excelencia. Aún sin estar enfermos, una cucharada diaria mantendrá un buen nivel de defensas en el organismo.

Los zumos

Los zumos son una excelente manera de mantener el cuerpo hidratado y aumentar las defensas. El típico zumo de naranja puede alternarse con el de zanahorias, e incluso combinarse. Además, algunos preparados descongestivos y antibióticos pueden preparase como infusiones hiper energizantes.

  • Miel, limón, mandarina y jengibre: se puede ingerir este súper zumo dos o tres veces por semana para aumentar las defensas de manera realmente eficiente.
  • Ajo, brócoli, cebolla y naranja: se trata de un increíble medicamento natural que restablecerá tus defensas en pocos días.
Los zumos son excelentes aliados para aumentar las defensas del organismo

Aumentar las defensas: estrategia combinada

Esta serie de consejos combinan todo lo que se necesita para aumentar las defensas en poco tiempo. Por supuesto, el truco está en sostener los hábitos saludables, también cuando las defensas hayan aumentado:

  • Dormir al menos 8 horas diarias
  • Relajarse, evitar situaciones de estrés
  • Estar al sol al menos cinco minutos diarios por la mañana, a fin de evitar el frío y obtener vitamina D
  • Evitar comidas poco saludables. Optar por lo que sea reducido en grasas, azúcar y conservantes no naturales
  • Beber dos litros de agua al día
  • Mantener una rutina de ejercicios semanal

Conseguir un estilo de vida saludable no es imposible de lograr. Dieta equilibrada, ejercicios y un descanso sensato, que libere del estrés, son el remedio más eficaz para aumentar las defensas.