¡Consiente a tu bebé! Esto es lo que dice la ciencia al respecto

Macarena 30 julio, 2017

¡Consiente a tu bebé! No lo dudes más. Quítate las ganas y bríndale todo ese amor que rebosa en tu corazón. No pierdas tu tiempo, no escuches a los ‘opinólogos’ de siempre. Es que, en esta ocasión, la ciencia te avala. Tenemos algo para contarte que realmente te sorprenderá.

Carga al niño, abrázalo, llénalo de besos y caricias, arrúllalo. Cántale dulces nanas y cuéntale tiernos cuentos infantiles. No pierdas este maravilloso tiempo de mimar y “malcriar” a ese pequeño pedazo de tu ser. Es que, de acuerdo a estudios recientes, es de suma importancia expresarles todo nuestro amor y cariño.

¿Quieres conocer todos los beneficios y ventajas de mimar a tu hijo? Entonces presta atención a este interesante artículo de Eres Mamá.

Los brazos de una madre están hechos de ternura y los niños duermen profundamente en ellos

-Víctor Hugo-

 ¡Consiente a tu bebé! Sobran las razones

¡consiente a tu bebé! 2

El bebé comienza a llorar. Inmediatamente, madre, tías y abuelas se precipitan sobre la cuna. Por un lado, quienes mueren por tenerlo en brazos. Por el otro, quienes sostienen con insistencia: “No lo alces porque se malascostumbra”. “Te está manipulando y, si lo consientes, criarás un bebé caprichoso”, arguyen.

La madre queda entre la espada y la pared. ¿Qué tan malo puede ser cogerlo? Qué horrible suena la idea de dejarlo llorar, ignorarlo. Resulta descabellado también pensar en manipulación a tan corta edad. Más lógico es pensar a mi hijo como un ser co-dependiente de la madre, con necesidades por saciar. ¿Qué será lo mejor para ese bebé?

Varios especialistas en psicología y primeras infancias coinciden. No atender su llanto es perjudicial para su desarrollo psicológico y emocional. De hecho, se ha comprobado que el déficit de contacto físico en recién nacidos se traduce en efectos negativos para su crianza.

Entonces, el vínculo emocional entre padres e hijo proporciona seguridad al menor. Algo fundamental para su desarrollo personal. Aunque quieran negarlo, el bebé necesita estar cerca de su madre. Sentir su calor y ser acunado en brazos equivale a sentirse protegido y cuidado.

Beneficios de consentir a ese bebé que tanto te necesita

Los beneficios y ventajas que trae algo tan simple como cuidar y proteger a tu bebé son infinitas. El niño solo pide amor y atención. Si simplemente le das aquello que exige y ciertamente necesita, ganan tanto el hijo como la madre. ¿No lo crees? Mira lo que los expertos notaron:

  • Las caricias ayudan a regular el sistema nervioso del bebé
  • Con los mimos, el cerebro del niño recibe más energía
  • Los recién nacidos se desarrollan más rápido
  • Así los menores crecen mejor y de una manera más sana
  • El contacto físico forma fuertes vínculos entre padres e hijos
  • Comienza a forjar la personalidad individual
  • Con lo que recibe de su entorno, el pequeño genera su percepción del mundo

Siguiendo con el foco puesto en los niños, se demostró que aquellos bebés más consentidos, crecen más equilibrados, atentos y sensibles. Claro, es todo lo que mamaron durante los días más plásticos de su vida, y de su infancia. Es todo lo que transmitiste atendiendo sus llamados.

En cambio, y por el contrario, a los nenes que no consienten sus padres, crecen con un estrés constante. Muy difícil de manejar. La angustia, ansiedad, frustración, miedo e introspección son las características que definen a esos niños carentes de afecto.

Podré estar agotada, pero jamás me canso de abrazar, besar y acariciar a mi bebé. Siempre tengo energía para llenar de amor a mi otro corazón

-Anónimo-

¡Consiente a tu bebé! Las madres también ganan

¡consiente a tu bebé! 3

En el caso de las madres, también hay mucho aspecto positivo. Más allá de ver a un hijo desarrollarse plenamente, sano en cuerpo y alma. Independientemente de la alegría y la satisfacción que genera verlos crecer felices y tranquilos, hay otro motivo por el cual debes consentir a ese nene que te precisa más que a nada en el mundo.

Es que, después de todo, el contacto con tu bebé es realmente primordial para ti también. Pues tu organismo comienza a producir más hormonas capaces de estimular la lactancia. Esta última no solo es el mejor alimento para tu hijo, sino que también se traduce en una mejor salud para ti.

Y hay un dato que no es menor cuando se trata de estrenar maternidad. Esta serie de hormonas que se generan a la hora de mimar a tu hijo, tienden a tranquilizarte. Tanto, o quizás más, que el hecho de saber que estás haciendo lo mejor para ese pequeño sol que ilumina tus días y tus noches.

Así que no hagas caso a quienes dicen “demasiadas caricias malcrían a tu bebé”. La ciencia jamás pudo comprobarlo, de hecho, indica todo lo contrario. Prueba de ello es, entre otros, el método canguro. ¡Consiente a tu bebé! Es lo más importante que harás a lo largo de tu vida por tus hijos.

Te puede gustar