Consejos para padres de niños adictos a la tablet

Amanda · 19 septiembre, 2015

Hoy en día, existe un nuevo problema para los padres: los niños adictos a la tablet. Es muy común que nuestros pequeños cambien los antiguos juegos de mesa e incluso los juguetes tradicionales por el dispositivo electrónico capaz de motivar todos sus caprichos, que además es causante de interminables períodos de abstracción.

No en vano, Santa Claus se llena de peticiones electrónicas cada año, y es que cada vez crece más el sentimiento de los niños hacia los juguetes electrónicos. En tal sentido, es el celular, los juegos de vídeo y la tablet, la causa de un aumento en la adicción de los niños.

Por lo tanto, es conveniente resaltar que tales dispositivos pueden generar un nuevo problema en el hogar, lo que deriva en un reto adicional para los padres del presente y el futuro.

Por ejemplo, podemos llegar a un punto en el que los niños solo deseen navegar por la red y lo demás comience a pasar a un segundo plano para ellos, descuidando incluso los estudios.

Por lo tanto, los padres debemos estar atentos ante las señales que pueden mostrar nuestros hijos para determinar su posible adicción.

shutterstock_197257199

Señales de posible adicción a la tablet

  • Mentiras: Uno de los principales síntomas de la adicción a este dispositivo son las mentiras. Esto es, cuando los niños esperan el menor descuido de sus padres para usar las tablets a escondidas de ellos.
  • Síntomas de abstinencia: Una vez que los padres limitan el uso de estos artículos, sus hijos comienzan a reflejar una gran ansiedad e incluso depresión por ello.
  • Desmotivación: Sucede cuando los niños solían interesarse por otras actividades recreativas y repentinamente sólo dedican su completo interés a los equipos electrónicos.
  • Ciertas consecuencias: Por lo general, como consecuencia de tal adicción, los niños pueden enfrentar un bajo desempeño en el colegio, además de su falta de interés en el establecimiento de nuevas relaciones interpersonales o el fortalecimiento de las existentes.

Es importante resaltar que en ocasiones los niños pueden llegar a reflejar ciertas actitudes negativas, todo dependiendo de la edad.

No obstante, tal cosa no es señal de una adicción. Es por ello que se recomienda vigilar con detenimiento sus actitudes para poder determinar con exactitud tal diagnóstico.

Pero, ¿qué hacer si efectivamente los niños se vuelven adictos a las tablets? No todo está perdido, a continuación se muestran unos sencillos consejos para sobrellevar esta situación:

Consejos para padres de niños adictos a las tablets

  • Establece normas. Es importante que los padres definan en qué momento y durante cuánto tiempo los niños usarán los dispositivos electrónicos, esta sería una manera de ejercer el control.

También, es aconsejable que el lugar de su uso esté indicado, a fin de que puedan ser monitoreados, pues de esta manera se pueda visualizar cuánto navegan y exigir que respeten el tiempo establecido.

  • Evita ceder los derechos totales de las tablets a tus hijos. No es recomendable que los niños sean los dueños totales de estos dispositivos, pues de ser así, sentirían que poseen el completo control de ellos.

De manera que, si los padres pierden la autoridad sobre esto, sería más difícil aclarar las normas.

  • Limita su uso progresivamente. Cuando se trata de adicción, es necesario que se elimine su uso progresivamente, logrando que los niños se vayan acostumbrando y haciéndose a la idea de que ya es momento de disminuir el tiempo que pasan utilizando este tipo de dispositivos.
  • Ayúdalos a sustituir la tablet por otro objeto o actividad. Lo adecuado sería que los padres pudieran contribuir a que sus hijos busquen alternativas al juego electrónico.
  • Dales el ejemplo. De nada vale reprender a los niños o preocuparse por percibir las señales de adicción a las tablets si los padres están transitando el mismo camino. Es por ello, que se les recomienda a los padres que también limiten su uso, que sus hijos puedan tomarlos de ejemplo para ello. Recuerden: las palabras mueven, pero el ejemplo arrastra.
shutterstock_231552043

Es importante resaltar que esta adicción debe ser tomada como cualquier otra o un problema serio de otra índole. Por lo tanto, requiere de atención, pues de ser prolongada esta situación puede llegar a deteriorar la calidad de vida de los niños.

De esta manera, es importante aclarar que si se escapa de las manos de los padres, no está de más buscar un poco de ayuda profesional.