3 consejos para hacer BLW en tuppers

Te vamos a mostrar una serie de puntos clave que has de tener en cuenta para poder ejecutar el BLW en tuppers para lograr mejorar la dieta del bebé.
3 consejos para hacer BLW en tuppers
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 05 octubre, 2022

El baby led weaning (BLW) es un método de alimentación para bebés que se ha popularizado en los últimos años. Este, consiste, básicamente, en ofrecerle a los más pequeños los alimentos tal cual son para que los manipulen y se adapten poco a poco a sus características organolépticas. Así se evitan rechazos en un futuro. Además, también se puede llevar a la práctica por medio de tuppers.

Antes de comenzar, hemos de destacar que la dieta durante todas las etapas de la vida ha de ser lo más variada posible. Así, se evitan déficits nutricionales que puedan condicionar negativamente la eficiencia de la fisiología humana. Por otra parte, conviene que sea equilibrada, salvo en la infancia, donde es positivo un cierto carácter hipercalórico.

Consejos para hacer BLW en tuppers

A continuación, te vamos a mostrar los mejores consejos para hacer BLW en tuppers. De este modo, conseguirás transportar las preparaciones a casi cualquier parte, lo que facilita la alimentación de los más pequeños en épocas de cambios como el verano. Solo será preciso un poco de organización para lograr varios beneficios.

El método Baby Lead Weaning consiste en incorporar alimentos sólidos en reemplazo de las papillas para que el bebé se alimente por sí mismo y se familiarice con las texturas, los olores y los sabores de los comestibles.

1. Usa pastillas de frío

A la hora de transportar los tuppers es importante mantener los mismos en refrigeración. Así, se evita que los alimentos pierdan calidades desde el punto de vista organoléptico o que puedan crecer bacterias patógenas en su interior. La mejor alternativa para lograr una buena conservación es el uso de las pastillas de frío, lo cual es más positivo, incluso, que el uso de hielo como tal. Y es que este último elemento se derrite poco a poco, por lo que el agua podría contaminar los alimentos.

Otra buena opción es adquirir una bolsa nevera que guarde bien las temperaturas para evitar los efectos de la exposición a la luz solar. De este modo, se podrá llevar fruta fresca a cualquier parte. Estos alimentos son capaces de aportar una cantidad importante de vitaminas, elementos imprescindibles para cualquier bebé. Principalmente, hay que destacar la acción de la vitamina C, que se ha demostrado que ayuda a potenciar el funcionamiento del sistema inmune.

2. Que no falten los vegetales

En los tuppers no deben faltar nunca los alimentos de origen vegetal. Sobre todo cuando el BLW se ejecuta en verano. En este momento es mayor el riesgo de deshidratación, por lo que será clave incluir en la dieta algunos comestibles con un buen porcentaje de líquido en su interior. Tanto las frutas como las verduras son ideales para ello. Además, se pueden cocinar al vapor en el caso de las últimas, para después transportarlas en frío y evitar así que pierdan la calidad desde el punto de vista organoléptico.

Los vegetales son ideales para incorporar en los tuppers e incluir en la dieta del bebé, ya que contienen líquido en su interior y contribuyen a mantener una buena hidratación.

3. Cocina bien los alimentos perecederos

Es frecuente que en los tuppers se incluyan alimentos de origen animal con alto contenido en proteínas en su interior. Estos nutrientes son determinantes para lograr el buen desarrollo de los tejidos del organismo, según un estudio publicado en la revista Cell Reports. Sin embargo, hablamos de comestibles que pueden albergar bacterias patógenas en su interior, al menos si no se mantienen unas medidas de precaución básicas.

Como norma general, se aconseja que las carnes, los pescados y los huevos alcancen los 65 grados en todo el producto para conseguir que se destruyan los posibles patógenos que puedan existir en su interior. De este modo, y mientras se mantengan algunos cuidados en cuanto al transporte, se minimizarían los riesgos. De lo contrario, se podrán experimentar alteraciones intestinales realmente desagradables.

Haz BLW en tuppers

Según has podido comprobar, si tienes en cuenta unos sencillos consejos, se puede hacer BLW en tuppers de manera eficiente. Así, se conseguirá garantizar un buen estado nutricional en los más pequeños de la casa, al tiempo que se divierten al comer. De ese modo, podrán adaptarse a las texturas y sabores de los diferentes comestibles, lo que permitirá que la dieta en un futuro sea más variada y saludable.

Para terminar, ten en cuenta que, aun bajo el contexto del BLW, es clave asegurar un aporte nutricional adecuado. De esa forma, se puede prevenir el desarrollo de patologías potenciadas por déficits de minerales y de vitaminas. Para ello, puede ser preciso complementar la comida de los tuppers con otras elaboraciones como papillas y potitos. También, se pueden preparar de forma casera e incluso congelar para los días en el que el tiempo escasee.

Te podría interesar...
Cuándo introducir el cacao en la dieta del bebé
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Cuándo introducir el cacao en la dieta del bebé

El cacao amargo es un alimento de gran calidad que puede ser introducido en la dieta del bebé a partir del primer año.



  • Carr, A. C., & Maggini, S. (2017). Vitamin C and Immune Function. Nutrients9(11), 1211. https://doi.org/10.3390/nu9111211
  • Aoyama, S., Kim, H. K., Hirooka, R., Tanaka, M., Shimoda, T., Chijiki, H., Kojima, S., Sasaki, K., Takahashi, K., Makino, S., Takizawa, M., Takahashi, M., Tahara, Y., Shimba, S., Shinohara, K., & Shibata, S. (2021). Distribution of dietary protein intake in daily meals influences skeletal muscle hypertrophy via the muscle clock. Cell reports36(1), 109336. https://doi.org/10.1016/j.celrep.2021.109336