Conoce cómo aprenden los niños a leer y a escribir

Adrianazul 11 marzo, 2017

 

Aprender a leer y a escribir implica para los niños un proceso complejo de construcción de pensamiento; este mismo proceso también significa un desafío para los padres quienes deben acompañar a sus hijos en este viaje de conocimiento donde descubren cómo aprenden los niños a leer y escribir.

Desde temprana edad los niños intentan leer carteles que ven en la calle, envases de productos y titulares de noticias. También, con mucho esfuerzo, intentan escribir su nombre acompañado quizás de un dibujo hecho por ellos mismos; toda esta actividad implica un gran esfuerzo cognitivo.

Normalmente a partir de los 3 años puede comenzarse con la construcción del aprendizaje de los procesos de lectura y escritura.

Sin embargo, esta edad es relativa depende del desarrollo de cada niño. En esta etapa tu bebé trabajará habilidades previas al proceso de lectura y escritura en sí, las cuales están dedicadas a favorecer su posterior dominio y aprendizaje.

El proceso de lectoescritura propiamente dicho se adquiere en torno a los 6 años. Pero, es importante comenzar a trabajar habilidades previas desde los 3 años y prestar especial atención en el momento de adquisición de esta habilidad que comienza a desarrollarse entre los 5 ó 6 años. Este proceso se irá desarrollando hasta llegar a su dominio durante años e irá ligado al desarrollo madurativo de los niños.

Poco a poco tus hijos aprenderán que cada letra tiene su sonido propio, un descubrimiento bastante amplio para los niños si nos detenemos a analizar que son más de 30 letras las que conforman nuestro alfabeto; por eso es una gran satisfacción para ellos escribir y reconocer las letras de su propio nombre.

Poder contarle o leer un cuento a un niño antes de irse a dormir, inventar historias mientras estamos de paseo en el auto, adivinar letras o reconocer palabras en los carteles de las calles, son modos de inaugurar al niño en el método de lectura compartida.

Aprender a leer y escribir es un proceso complejo

Leer y escribir no consiste meramente en la sumatoria de habilidades perceptuales y motrices, sino en una activa búsqueda de sentidos y conocimiento típicos de los niños en edad de 3 años en adelante.

Por otro lado a algunos niños les llevará más tiempo que a otros poder crear y comprender el proceso de apropiación de la escritura, no hay que desesperarse ni presionarlos, todos los niños aprenden a su tiempo; y la velocidad de este proceso no condiciona su nivel de inteligencia o capacidad de aprender.

Es probable que en los primeros acercamientos a la escritura por parte de los niños, se equivoquen en la ortografía, no dejen espacios entre una palabra y otra, inviertan sílabas entre muchas otras cosas que hasta resultan divertidas de leer para los adultos.

Estas “equivocaciones” forman parte del proceso de construcción de la escritura. Proceso, que como adultos, tenemos que acompañar y ayudar para que lo comprendan con la mayor facilidad y tranquilidad posible.

El aprendizaje de la lectura y la escritura está estrechamente unido al desarrollo y aprendizaje del lenguaje. Antes de comenzar con estos procesos los pequeños deben haber adquirido el lenguaje hablado y realizar un uso mediano del mismo.

Existen unas habilidades previas en los niños que debemos conocer y tener en consideración para su aprendizaje de la lectura y escritura que son:

  • Orientación Espacial: Esta habilidad es fundamental para la escritura. Es clave para los órdenes de las letras, escritura de izquierda a derecha, de arriba abajo.
  • Lateralidad Adecuada: Antes de comenzar la escritura los niños tienen que tener definida su lateralidad es decir si es zurdo o derecho.
  • Psicomotricidad Fina: El aprendizaje de la escritura requiere un control manual para sujetar el lápiz y hacer la presión adecuada para el trazo de las letras.
  • Coordinación viso motora: Los niños han de dominar la coordinación producida entre su vista y su motricidad. Los movimientos de la mano y los trazos que hagan deben responder a lo que su ojo perciba.
  • Discriminación y memoria auditiva: Es esencial que los pequeños, guarden en la memoria los sonidos que escuchan para poder convertirlos en letras determinadas.
  • Conciencia y discriminación fonológica: Los pequeños deben ser conscientes de que a cada sonido le corresponde una expresión gráfica y ser capaz de diferenciar unos sonidos de otros.
  • Lenguaje: El dominio del lenguaje hablado es imprescindible para el aprendizaje del lenguaje escrito.
  • Comprensión de órdenes y estructuras sintácticas: En el aprendizaje de estos procesos, los niños han de poseer la habilidad para comprender los distintos órdenes tanto de las letras como de las palabras. Las mismas letras ordenadas de distinta forma, dan lugar a palabras distintas o a ninguna palabra. Y las palabras para transmitir un mensaje con sentido tienen que tener un orden concreto.

  • Comprensión de lo que se lee: No solo basta con conocer los distintos sonidos y saber la palabra que vemos escrita. Es importante que el niño comprenda el mensaje que se está leyendo, el desarrollo de la concentración es muy importante para lograr esto.
  • Planificación del escrito: Para comenzar a escribir, es común que aparezca la dificultad de cómo ordenar las ideas. Debemos entrenar a los pequeños para que tengan la habilidad de antes de comenzar a expresarse, planifiquen lo que quieren poner por escrito.

Luego de conocer un poco de lo que son algunas de las habilidades que el niño necesita aprender para pasar a la fase de la lectoescritura nos sorprende un poco, pues nos hacer ver que la tarea no es nada sencilla y menos para un niño.

Sin embargo, y a pesar de este grado de dificultad, todos los niños tienen la capacidad de aprender a leer y escribir, de allí deriva la importancia de incentivarlos cada vez que podamos ya que con este aprendizaje se les abrirán las puertas al mundo del conocimiento, del desarrollo y  del libre pensamiento.

Te puede gustar