Cómo evitar el picor en la piel atópica

La enfermedad atópica es una de las afecciones más frecuentes de la piel. A su vez, el prurito es su síntoma principal y el más molesto. Por eso, te contamos cómo aliviarlo.
Cómo evitar el picor en la piel atópica
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 23 junio, 2022

El picor en la piel atópica es una sensación desagradable que provoca la necesidad de rascarse todo el tiempo. Incluso, el prurito nocturno es una de las problemáticas más comunes de los niños con esta patología y puede alterarles el sueño y la calidad de vida. Por eso, a continuación, te contamos cómo intentar evitar la picazón de la dermatitis atópica.

¿Qué es la piel atópica?

La dermatitis atópica es un trastorno inflamatorio de la piel bastante frecuente, que se caracteriza por una gran resequedad e intenso prurito. El picor en la piel atópica es crónico, generalizado o localizado y se asocia a diversas complicaciones. De hecho, constituye el rasgo característico de esta condición.

Las lesiones típicas de la atopia son parches de piel seca, inflamada y muy pruriginosa. Muchas veces, el picor intenso puede llevar al niño a rascarse hasta lastimarse la piel y provocarse sangrados o sobreinfecciones.

Los brotes de eccema son una parte importante del molesto ciclo de picor y de rascado. Si bien es complicado luchar contra los elementos psicológicos y físicos que impulsan a este círculo vicioso, es necesario saber que las rascadas potencian la inflamación, el prurito y el riesgo de infecciones.



Medidas para evitar el picor en la piel atópica

El umbral de picor se reduce de manera notable en quienes tienen piel atópica y las infecciones pueden fomentar la exacerbación del cuadro. Y, por ende, aumentar la picazón.

Identificar y eliminar aquellos factores que desencadenan el picor es fundamental para poder manejar el síntoma cardinal de la piel atópica.

1. Regula el ejercicio físico

Una de las principales medidas para controlar el picor en la piel atópica es evitar las actividades que generan sudoración intensa. Incluso, se aconseja refrescarse o lavarse la piel inmediatamente luego de la actividad física.

Además de prevenir la sudoración excesiva, también se aconseja no frecuentar los ambientes muy secos.

Chico adolescente dándose una ducha.
El baño luego de la actividad física es una forma de eliminar el sudor y las toxinas liberadas a través de la piel. Eso sí, asegúrate de que sean cortos, con agua tibia y con los productos de higiene apropiados.

2. Evita el contacto con alérgenos

Los factores exógenos, como las telas sintéticas y la lana, pueden generar mayor picor en la piel atópica. Por lo tanto, se aconseja que los niños con enfermedad atópica eviten el contacto directo con la lana y opten por telas confeccionadas con fibras naturales, como el algodón.

Los alérgenos, como el polen, los ácaros del polvo y la exposición al pelo de los animales, son probables desencadenantes de la dermatitis atópica. Para esto, se recomienda implementar el uso de medidas de disminución de ácaros del polvo, como las aspiradoras con filtros especiales o la higiene regular de las fundas del colchón y de las almohadas.

También, la exposición a algunas sustancias químicas que se encuentran en los jabones, en los detergentes, en los perfumes o en los cosméticos pueden actuar como factores desencadenantes de los síntomas.

3. Mantén una alimentación balanceada y variada

Existe bastante controversia respecto a las alergias alimentarias como desencadenante de la piel atópica. No obstante, algunos comestibles pueden exacerbar la patología de dos formas:

  • Como reacción alérgica de tipo I (inmediata): se desarrolla en las primeras horas luego del consumo de alérgenos alimentarios y ocasionan enrojecimiento y picor. Algunos de los productos frecuentemente involucrados son la leche de vaca y los huevos de gallina.
  • Reacción alérgica de tipo I (retardada): inicia unas 6 horas luego de la ingesta del alimento y genera directamente lesiones tipo eccema. Este tipo de reacción es más infrecuente y ocurre por el consumo de soja y de trigo.

Por lo tanto, cuando exista la sospecha que un alimento desencadena la atopia (luego de un control de la inflamación y de un cuidado constante de la piel), el niño deberá ser evaluado por un especialista para comenzar una dieta de exclusión.

4. Implementa una humectación diaria y constante

La piel atópica se caracteriza por una mayor pérdida de agua y una importante disminución de los niveles de ceramidas. En consecuencia, los humectantes juegan un papel esencial en el manejo y en la disminución del picor de esta condición en los niños.

Se recomienda el uso de emolientes con alto contenido de lípidos, como las ceramidas, para lograr recomponer la función de barrera que se ha perdido de la superficie cutánea. La piel sana se inflama menos y actúa mejor contra los irritantes y los alérgenos.



5. Realiza baños de avena coloidal y de corta duración

La avena ha sido considerada como un buen agente protector de la piel, debido a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Sus beneficios para mejorar el picor en la piel atópica se explican por su alto contenido en vitamina E, en ácido ferúlico y en avenantramidas.

Incluso, la avena coloidal es un producto seguro para la mayoría de las personas, ya que no suele provocar reacciones dermatológicas con su empleo de forma tópica. Pero no se aconseja realizar baños de manera frecuente, porque esta práctica tiende a provocar sequedad en la superficie cutánea.

Asimismo, los baños con avena deben realizarse con agua tibia y con productos amigables para la piel. Es decir, jabones con pH neutros, no alcalinos, a fin de no barrer la capa de grasa protectora de la piel.

avena coloidal hojas cuchara fuenton plato agua leche toallas
Los baños de avena coloidal son una estrategia simple, económica y muy eficaz para humectar la piel y reparar las lesiones del tejido cutáneo.

La atopia no es solo una afección de la piel

En conclusión, el picor es un aspecto muy importante de la piel atópica, pues afecta al niño en sus actividades diarias y a su calidad de vida. De esta manera, es esencial que el médico no solo trate a la enfermedad, sino también a la persona que la padece.

Te podría interesar...
Piel atópica en el embarazo: claves y cuidados
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Piel atópica en el embarazo: claves y cuidados

La piel atópica en el embarazo es una condición que no reviste gravedad para el bebé, pero afecta a la calidad de vida de la madre.



  • Chamlin SL, Kao J, Frieden IJ, Sheu MY, Fowler AJ, Fluhr JW, Williams ML, Elias PM. Ceramide-dominant barrier repair lipids alleviate childhood atopic dermatitis: changes in barrier function provide a sensitive indicator of disease activity. J Am Acad Dermatol. 2002 Aug;47(2):198-208. doi: 10.1067/mjd.2002.124617. PMID: 12140465.
  • Kurtz ES, Wallo W. Colloidal oatmeal: history, chemistry and clinical properties. J Drugs Dermatol. 2007 Feb;6(2):167-70. PMID: 17373175.
  • Langan SM, Irvine AD, Weidinger S. Atopic dermatitis. Lancet. 2020 Aug 1;396(10247):345-360. doi: 10.1016/S0140-6736(20)31286-1. Erratum in: Lancet. 2020 Sep 12;396(10253):758. PMID: 32738956.
  • Danby SG, Cork MJ. pH in Atopic Dermatitis. Curr Probl Dermatol. 2018;54:95-107. doi: 10.1159/000489523. Epub 2018 Aug 21. PMID: 30130778.