¿Cómo evitar las cicatrices por viruela del mono en niños?

La viruela del mono puede ocasionar cicatrices indeseadas. Aquí te contamos algunas de las medidas que debes poner en práctica para prevenirlas.
¿Cómo evitar las cicatrices por viruela del mono en niños?
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 04 julio, 2023

La viruela del mono es una patología viral que puede surgir en la infancia y dejar cicatrices en la piel. Estas cicatrices afectan la apariencia estética y la autoestima de los niños.

Sin embargo, existen medidas preventivas que pueden ayudar a minimizar su aparición. En este artículo, detallamos algunas estrategias efectivas para evitar las cicatrices por la viruela del mono. ¡Toma nota!

¿Qué es la viruela del mono?

La viruela del mono es una enfermedad viral altamente contagiosa que afecta en mayor medida a los niños. De acuerdo con un informe publicado por la revista Medicine, se transmite a través del contacto directo con las secreciones respiratorias de una persona infectada, como la tos o los estornudos, así como por el contacto con las ampollas de la erupción.

Por esto mismo, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan el lavado de manos frecuente y evitar el contacto directo con personas infectadas.

Síntomas de la viruela del mono

La enfermedad se caracteriza por la aparición de una erupción cutánea pruriginosa y ampollas llenas de líquido distribuidas en todo el cuerpo. Los síntomas incluyen los siguientes:

  • fiebre,
  • malestar general,
  • dolor de cabeza,
  • pérdida de apetito.

Luego aparecen las erupciones cutáneas características, las ampollas se rompen y se forman costras. En la mayoría de los casos, según un artículo de revisión publicado por la revista Springer Nature , se describe la patología como una enfermedad leve y autolimitada que se resuelve por sí sola de dos a cuatro semanas.

Sin embargo, en otros casos la enfermedad puede ser más grave y requerir de atención médica, en especial en aquellas personas con un sistema inmunitario debilitado.



¿Cómo evitar las cicatrices por viruela del mono en niños?

Siempre recuerda que la prevención y el cuidado adecuado de las lesiones son clave para evitar las cicatrices por viruela de mono en niños.

De hecho, actuar de manera temprana y seguir las medidas preventivas puede ayudar a minimizar el impacto de esta enfermedad en la piel de los niños y promover una recuperación más rápida y sin complicaciones. Sigue estos consejos para cuidar la piel de tu pequeño.

Evitar el rascado

Uno de los principales factores que contribuye a la formación de cicatrices es el rascado de las lesiones de la viruela del mono. Es importante enseñar a los niños la importancia de no rascarse para evitar lesiones adicionales en la piel.

Lo ideal es mantener las uñas de los niños cortas y limpiarlas de forma periódica para reducir el riesgo de infección si se producen rasguños. De hecho, un estudio publicado por la revista Therapeutic Advances in Infectious Disease, confirma la susceptibilidad de infección bacteriana, siendo necesario un seguimiento estricto de los pacientes.

Mantener la piel limpia

Mantener la piel limpia es esencial para prevenir la infección de las lesiones y reducir el riesgo de cicatrices. Incluso, se recomienda bañar a los niños con agua tibia y jabón suave, evitando el uso de productos irritantes. También hay que asegurarse de secar la piel con suavidad, sin frotar en exceso.

Evitar la exposición al sol

La exposición solar prolongada puede hacer que las lesiones de la viruela del mono se hiperpigmenten y se vuelvan más prominentes, lo que aumenta el riesgo de cicatrices.

Es recomendable que los niños afectados eviten la exposición directa al sol, en especial durante las horas pico de radiación ultravioleta. Si la exposición al sol es inevitable, se deben usar protectores solares de amplio espectro con un factor de protección solar (FPS) adecuado.



Aplicar tratamientos tópicos

Existen tratamientos tópicos disponibles que pueden ayudar a reducir la apariencia de las cicatrices por la viruela del mono. Para ello, consulta a un dermatólogo pediatra para obtener recomendaciones sobre productos específicos que sean seguros y efectivos para su empleo en niños.

Por el contrario, es importante evitar el uso de remedios caseros o tradicionales que no han sido respaldados por evidencia científica, ya que algunos productos pueden irritar la piel y aumentar el riesgo de cicatrices.

Respetar el plan de vacunación

La formas más efectiva de prevenir las cicatrices por viruela del mono es a través de la vacunación. La vacuna es segura y altamente efectiva en la prevención de la enfermedad y sus complicaciones, incluidas las cicatrices.

La Organización Mundial de la salud (OMS) recomienda recibir la vacuna dentro de los 4 días posteriores al contacto con alguien infectado (o dentro de los 14 días si no hay síntomas). Incluso, aconseja que las personas con alto riesgo se vacunen para prevenir la infección.

La prevención es el medio más fácil para tratar las cicatrices por la viruela de mono

Prevenir las cicatrices por viruela del mono en niños requiere un enfoque integral. No obstante, al poner en práctica todas las medidas mencionadas, se puede reducir de manera significativa el riesgo de cicatrices.

Además, ayuda a los niños a superar la viruela del mono de manera segura y sin complicaciones a largo plazo. Recuerda siempre consultar a un profesional de la salud para obtener una orientación personalizada.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.