Cómo enseñar a usar los cubiertos a los niños

Hablamos sobre cómo enseñar a usar los cubiertos a los niños de manera fácil y acorde a su desarrollo. ¡No pierdas detalle!
Cómo enseñar a usar los cubiertos a los niños
Silvia Zaragoza

Escrito y verificado por la nutricionista Silvia Zaragoza el 10 enero, 2021.

Última actualización: 10 enero, 2021

¿Tu hijo empieza a mostrar interés por los cubiertos? De forma general, a medida que los pequeños incorporan más variedad de alimentos, empiezan a desarrollar la habilidad para comer con cuchara y tenedor. Además, requiere práctica, por lo que, a continuación, os desvelaremos los secretos sobre cómo enseñar a usar los cubiertos a los niños. 

¿Sabíais que a partir de los 2 meses los niños empiezan a prestar atención al entorno y al movimiento? Por lo que solo tocarán las cosas si le llaman la atención.

Sin embargo, no será hasta los 3-6 meses, cuando inicien la coordinación del movimiento con la vista, cuando intentarán cogerlos. Por último, entre los 9 y los 12 meses podrán coger con fuerza cualquier objeto mediante la pinza entre el pulgar y el índice. Sin embargo, la precisión irá aumentando con el paso del tiempo. 

Así, el momento idóneo para que le enseñes a tu pequeño a usar los cubiertos es al iniciar la alimentación complementaria siempre que se mantenga sentado y erguido. Dicho esto, a continuación, os daremos algunos consejos para facilitar el proceso y que vaya evolucionando poco a poco.

Niña aprendiendo a usar los cubiertos.

Normas básicas sobre cómo enseñar a usar los cubiertos a los niños

Lo primero de todo es sentar a vuestro hijo frente a vosotros, dado que los niños aprenden por imitación. Es normal que al principio le cueste y, tras numerosos intentos, termine por coger la comida con las manos. Sin embargo, es momentáneo, igual que ocurre con la neofobia a determinados alimentos al dárselos por primera vez. Así que muéstrale que, cuanto más use los cubiertos, mejor para su adaptación. 

También es importante que utilice cubiertos pequeños y con agarre ergonómico. Y, en el caso del tenedor y del cuchillo, es preferible que tengan la punta redondeada para evitar que se haga daño. 

Otro aspecto que hay que tener en cuenta es que al principio va a tender a jugar o apenas va a coordinar el movimiento para meterse la comida en la boca. Así que lo más seguro es que se ensucie, por lo que te aconsejamos ponerle un babero y tener servilletas a mano para limpiarle la cara o las manos

Respetad siempre la mano con la que los coja. ¿A qué no sabías que los primeros meses usan ambas de manera indiferente? ¿O que a los 9 meses tienden a decantarse por la derecha y al año ya lo hacen con la que se siente más cómodos? Así que mucha paciencia hasta que averigüen si son zurdos o diestros.   

¿Por qué cubierto empezamos? 

He aquí el quid de la cuestión. Depende de si os decantáis por el método tradicional de introducción de alimentos o, por el contrario, optáis por el Baby Led Weaning. Sin embargo, siempre es preferible empezar por la cuchara o el tenedor.

Variad según el alimento que le deis. No es lo mismo una crema que una fruta troceada en dados pequeños. La edad influye también, puesto que el cuchillo siempre es el último en aprender a utilizarse. Así pues, respecto al cuchillo, esperaos a los 3-4 años, ya que tendrá mayor destreza con el resto de cubiertos.

A modo de ejemplo, cada cubierto está destinado a usarse para unos alimentos concretos:

  • La cuchara para sopas, cremas, arroz (al inicio para evitar que le caigan los granos por el camino) y los yogures naturales. 
  • El tenedor para la verdura y hortalizas troceadas, la pasta, la carne y el pescado troceado, las patatas y la fruta cortada. También para coger la ensalada
  • El cuchillo para cortar la carne, la tortilla (enseñadle primero con el canto del tenedor), algún pescado y los huevos cocidos. Incluso, a medida que crezca, para pelar la fruta y cortar las hortalizas como la berenjena o el pimiento.
    Niño de 2 años comiendo con cuchara él solo.

Buenos modales en la mesa, una ventaja de enseñar a usar los cubiertos a los niños

Para terminar, es fundamental que evitéis reñirle ante la falta de destreza inicial y le enseñéis que lo siga intentando. Además, aprovechad para explicarle cómo tiene que comportarse en la mesa. No solo os centréis en los cubiertos, también en el uso de la servilleta, que permanezcan sentados mientras comen y que procuren que no jueguen con la comida o los cubiertos. 

Es buen momento para que entiendan que la comida es un disfrute y es recomendable que coman poco a poco y mastiquen bien para evitar que se atraganten. Por eso, procurad no meterles prisa o castigarles si se dejan comida o prefieren otra cosa. Tampoco los premiéis con el postre o les amenacéis con que se lo han de terminar todo o se lo pondréis en la siguiente comida. Así, solo conseguiréis que lo rechacen de por vida. 

Te podría interesar...
Consejos para establecer una rutina de alimentación del bebé
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Consejos para establecer una rutina de alimentación del bebé

Establecer una rutina de alimentación del bebé permitirá que el pequeño conozca sus horarios y los padres lo ayuden en este proceso.



  • María José Mas. (2018) La aventura de tu cerebro: El neurodesarrollo de la célula al adulto. Next Door Publishers.
  • Sacrey, L R; Karl, J M; Whishaw, I Q (2012) Development of rotational movements, hand shaping, and accuracy in advance and withdrawal for the reach-to-eat movement in human infants aged 6-12 months. Infant Behav Dev, 35(3): 543-60.
  • Fewtrell, M; Bronsky, J; Campoy, C; Domellöf, M; Embleton, N; Fidler Mis, N et al (2017) Complementary Feeding: A Position Paper by the European Society for Paediatric Gastroenterology, Hepatology, and Nutrition (ESPGHAN) Committee on Nutrition. J Pediatr Gastroenterol Nutr, 64(1): 119-32.