¿Cómo enseñar a recortar a un niño?

Óscar Dorado 12 marzo, 2018
Enseñar a tu hijo a utilizar las tijeras puede ser algo sencillo si sigues los siguientes tips. Si no sale al principio, ármate de paciencia y guíalo para que no se desanime.

Cómo enseñar a recortar a un niño es un proceso apasionante que contribuye en el desarrollo de sus habilidades motrices finas. El objetivo principal de esta actividad es que tu hijo desarrolle movimientos que le permitan tener una mayor coordinación de los dedos, las manos y los ojos.

Además, la acción de recortar fortalece los músculos de la mano y estimula las habilidades que preparan al niño para manejar otros utensilios en el futuro. Ejemplos de esto pueden ser un lápiz, un botón o un cuchillo.

Asimismo, la acción de recortar promueve la coordinación entre los ojos y las manos. La visión de los niños les permite reconocer la forma y orientación de la pieza para, seguidamente, girarla con la mano.

Por otro lado, el recorte requiere una coordinación asimétrica y sincronizada con las dos manos. El niño utiliza una mano para sujetar las tijeras y la otra para mantener el soporte que se debe recortar.

Como madre, deberás tener paciencia y ayudarlo en su aprendizaje. Tu hijo necesitará tiempo para aprender a utilizar las tijeras de manera correcta.

4 consejos para enseñar a recortar a un niño

Para que la tarea sea menos costosa, existen algunos trucos que contribuyen a que adquiera, con la mayor facilidad posible, habilidad con las tijeras. A continuación, ponemos a tu disposición 4 consejos para enseñar a recortar a un niño.

1.- Elegir unas tijeras adecuadas

Es importante que tu hijo utilice unas tijeras adecuadas para sus pequeñas manos. Debes escoger unas tijeras simples, que tengan las hojas de plástico adecuadas para cortar solo el papel y con las puntas redondas para garantizar la seguridad.

Si el niño no tiene el tamaño de la mano suficiente para abrir y cerrar las tijeras con la mano, significa que es demasiado pequeño para comenzar este tipo de aprendizaje. Si el niño es zurdo y corta con tijeras diestras, no verá la línea para cortar, lo que hará que el acto sea más complejo.

Por lo tanto, debes pensar en unas tijeras adecuadas para que tu hijo se inicie en este apasionante mundo.

Los padres deben involucrarse y tomarse tiempo para enseñar a recortar a un niño.

2.- Aprender a abrir y cerrar las tijeras

Lo primero que debe entender tu hijo al usar las tijeras por primera vez es su manipulación: a abrir y cerrar con una sola mano. Inicialmente, este gesto será complicado para el pequeño y es posible que empiece utilizando ambas manos.

Puedes probar algunos ejercicios para que tu hijo pueda acostumbrarse a sus primeras tijeras y a los movimientos de apertura y cierre. Un buen inicio sería practicar solo con las manos y luego sí, agregar esta herramienta.

“La acción de recortar promueve la coordinación entre los ojos y las manos. Además, requiere una coordinación asimétrica y sincronizada con las dos manos”

3.- Desarrollar precisión

Cuanto tu hijo se sienta cómodo con las tijeras y domine los movimientos básicos, ya podrá comenzar a desarrollar su precisión a través de actividades simples. Un buen ejemplo es colocar una pegatina en el medio de una hoja de papel y hacer que el pequeño deslice sus tijeras hacia esta.

También puedas trazar una línea en un papel y pedirle a tu hijo que corte a lo largo de esta. Debes aumentar, gradualmente, el ancho de la línea y la dificultad del ejercicio según su facilidad para manejar las tijeras. Trata de poner ejercicios de precisión sencillos al principio con el fin de motivar su proceso de aprendizaje.

Cuando termines de enseñar a recortar a un niño, podrá hacer trabajos y manualidades.

4.- Desarrollo del control

Cuando tu hijo ya pueda cortar líneas rectas y tenga un mayor control de las tijeras, significará que está listo para cortar varias formas. Por ejemplo, puedes dibujar cuadrados, rectángulos y círculos en una hoja de papel.

Es posible que, al principio, tenga especial dificultad con los círculos, ya que tendrá problemas en recortar cambiando de dirección. Si tiene complicaciones con los triángulos, puedes mostrarle cómo detenerse en las esquinas para, posteriormente, girar la hoja para que pueda seguir cortando.

Una vez que el pequeño tenga un mayor control de las tijeras, podrá moverse fácilmente a los contornos de los objetos y a las siluetas de sus personajes favoritos.

Por último, es muy importante que, para enseñar a recortar a un niño, dejes que experimente de manera individual. A pesar de que en alguna ocasión pueda sufrir algún corte sin importancia, debes dejar que mejore su habilidad mediante la experiencia.

Te puede gustar