Comidas que alimentan la felicidad del niño

Pedro 18 octubre, 2016

Mucha gente piensa que la felicidad del niño se alimenta a base de chocolates, golosinas y dulces. Sin embargo, este es un error mayúsculo que no debemos cometer. Los productos con exceso de azúcares, aceites de palma o incluso grasas trans crean el efecto contrario al deseado.

Sin embargo, sí que hay algunos alimentos que favorecen la felicidad del niño. Nos referimos a aquellos que son ricos en triptófano. Por eso a continuación te explicamos qué es este aminoácido, en qué productos se encuentra y cómo actúa en el organismo del pequeño.

¿Qué es el triptófano?

El triptófano es básicamente un aminoácido esencial. Por tanto, tiene un gran número de funciones dentro del organismo. Es ideal tanto para niños como para adultos e incluso ancianos. ¿Por qué? Porque ayuda a reducir el estrés, mejora el equilibrio físico y emocional, favorece el sueño y rebaja la tensión.

Las bondades del triptófano en nuestro cuerpo se deben a su protagonismo en la formación de la serotonina. Este elemento es clave en el organismo de toda persona, pues es el que favorece las reacciones químicas.

La serotonina es el neurotransmisor que se relaciona con nuestros estados de ánimo positivos. El placer, la felicidad o la tranquilidad están totalmente influenciados por este elemento. Ayuda a regular la secreción d melatonina, que modula la calidad del sueño. También aporta al correcto funcionamiento del sistema inmunitario.

Por desgracia, el triptófano no se pueden sintetizar dentro del organismo humano. Es evidente por tanto que debemos obtenerlo a través de una dieta equilibrada y rica en este aminoácido. Una vez consumido, para su correcta asimilación, también es positivo ingerir magnesio y vitamina B6.

child-933267_960_720

Alimentos con triptófano que favorecen la felicidad del niño

Hemos observado las bondades del triptófano y su influencia en la felicidad del niño y de cualquier persona. Ahora bien, ¿dónde encontramos este maravilloso aminoácido? Vamos a comentarlo. Verás que no es difícil consumirlo:

  • Alimentos de origen animal: Los productos relacionados con las carnes, los pescados, los huevos y los lácteos suelen ser ricos en triptófano. De ahí que añadirlos a la dieta en su justa medida según edades y necesidades sea una buena idea.
  • Alimentos de origen vegetal: Si prefieres productos vegetales, también encontramos triptófano en muchas partes. Los cereales integrales como la avena y el arroz son ricos en este aminoácido. También se encuentra de forma abundante en frutos secos como las almendras. O en semillas como el sésamo. Otros son los cacahuetes, la calabaza o los dátiles.
  • Alimentos relacionados con frutas y verduras: Además de los dátiles y las calabazas, localizamos triptófano en el brécol, la coliflor, la zanahoria, la remolacha, el plátano o en algunas algas como la espirulina.

Dietas ricas en triptófano para la felicidad del niño

Como puedes comprobar, impulsar la felicidad del niño no está reñida con una dieta poco saludable. Olvídate de azúcares excesivos plagados de grasas vacías. Puedes preparar verdaderos manjares para tu pequeño totalmente sanos y que le encanten.

1024px-good_food_display_-_nci_visuals_online

No hay que olvidar que como precursor de la serotonina, este alimento procura al pequeño de energía durante el día y relax y tranquilidad por la noche. Permite que el organismo elabore proteínas, reduce el estrés, es un gran antioxidante, rebaja el exceso de nervios e incluso estimula la producción de algunas vitaminas.

En un niño con problemas para dormir, podrá actuar como sedante nocturno. Para pequeños con subidas de tensión nerviosa, a veces incluso provocada por exceso de azúcar, será un complemente perfecto.

Si tu pequeño tiene un sistema inmunitario débil y no hay constipado que se le escape, este elemento será un gran aliado. Y si su crecimiento no es adecuado, también se convertirá en muy útil, pues mejora el sueño, momento en que nuestros pequeños asimilan.

Aumenta la felicidad del niño

En general, a los niños les suele gustar la carne. Todas suelen aportar buenas dosis de triptófano. Con el pescado y las verduras tendrás más problemas. Pero siempre puedes preparar alguna salsa a base de lácteos, con nata baja en grasas. De esta forma lograrás que tu hijo coma perfectamente y sea muy feliz.

No te la juegues con la felicidad del niño. Una dieta equilibrada rica en triptófano es realmente lo que necesita. Rebaja los dulces y azúcares procesados y opta por el producto natural. Tu hijo te lo agradecerá toda la vida.

Te puede gustar