Cómo conseguir que a los niños les guste el pescado

23 Marzo, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Silvia Zaragoza
¿Tu hijo sigue rechazando el pescado? Te contamos cómo conseguir que a los niños les guste el pescado siguiendo algunas pautas.
 

¿A tu hijo le gusta el pescado? Si no es así, conviene que sepas que el entorno alrededor de la mesa tiene mucha influencia sobre los gustos y los hábitos. Así que, continúa leyendo para descubrir cómo conseguir que a los niños les guste el pescado.

Beneficios de consumir pescado en la etapa infantil

Primero de todo, conviene saber los motivos por los que el pescado es beneficioso para la salud. Su consumo está recomendado, al menos, 3 o 4 veces a la semana. Es una fuente de proteínas de alta calidad, por lo que contribuye a mantener una buena masa muscular.

Además, es rico en ácidos grasos omega 3, que favorecen el correcto funcionamiento del cerebro. Intervienen en la memoria y el desarrollo intelectual, tan necesarios durante la etapa escolar. Es especialmente notable con los pescados azules como el salmón, el atún, las sardinas, la caballa, etc.

A su vez, aporta grandes cantidades de vitaminas A y D, que mantienen en buen estado el sistema inmunitario, especialmente a nivel digestivo.

Niña comiendo un plato de salmón porque le gusta el pescado.

También contiene yodo, un mineral encargado de regular la producción de hormonas tiroideas que contribuyen al correcto funcionamiento del gasto energético. Incluso, contiene calcio, potasio y magnesio, imprescindibles para la formación de los huesos y prevención del riesgo de rampas y caídas por fracturas.

 

Aspectos clave sobre cómo conseguir que a los niños les guste el pescado

Lo fundamental es que la hora de la comida sea un rato agradable y ocurra en un lugar dedicado exclusivamente para eso. Por esta razón, es recomendable eliminar cualquier tipo de distracción que dificulte el disfrute o altere la sensación de hambre.

También, puedes aprovechar para comentar cómo ha ido el día sin entrar en discusiones. Algunas de las normas básicas, en este sentido, son:

  • Permítele acudir a la compra contigo para que conozca la gran variedad de pescados que hay.
  • Deja que te ayude a cocinar o que te proponga alguna receta. Aprenderá nuevas habilidades y luego le apetecerá probarlo.
  • Alterna distintos tipos de pescados, técnicas de cocción y de presentación. Recuerda que hay vida más allá de los palitos de pescado congelados.
  • Sírvele un plato con la cantidad que vaya a comerse, acompañado con algún otro alimento que le encante.
  • Olvídate de enmascararlo, ya que, si no, nunca sabrá si realmente le gusta o no.
  • Prepara alguna salsa o utiliza especias y hierbas aromáticas para potenciar su sabor.
  • Déjalo al menos 20-30 minutos para que coma tranquilo sin obligarle u ofrecerle ningún premio al terminar. Contrariamente, le producirá aversión rechazándolo cada vez, o lo comerá con prisa para conseguir ese premio. Cuando sea mayor, tendrá grabada esta situación en la memoria.
    Conseguir que a los niños les guste el pescado resultará más fácil con estas pautas.
 

Maneras diferentes de incluir el pescado en el día a día de los niños

A continuación, te proponemos algunas ideas para cocinar el pescado de manera atractiva y apetitosa. Procura evitar hacerlo a la plancha sin más o recurrir siempre a las ensaladas o los huevos rellenos con alguna conserva. Algunos ejemplos son:

  • Pescado al horno con verduras y cítricos.
  • Pastel de merluza o rape con verduras.
  • Albóndigas, ya que dan mucho juego y suelen ser muy bien aceptadas.
  • Brandada para usar como relleno o hacer croquetas.
  • Revuelto de gambas.
  • Crema de pescado caliente, ideal para combatir el frío. La puedes adornar con dados de jamón, unas pipas de calabaza o unos brotes de germinados, por ejemplo.
  • Suquet de pescado con patatas.
  • Tartar o ceviche con vinagreta.
  • Pasta con salsa de salmón a la plancha o a la marinera.

Por último, piensa que el pescado contribuye a su desarrollo cerebral, por lo que es muy recomendable que consigas hacer que le guste siguiendo las pautas anteriores. Asimismo, recuerda que no importa si el pescado es fresco o congelado, ya que posee las mismas propiedades nutricionales.

 
  • Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Bedca (Base de Datos Española de Composición de Alimentos)
  • Bee Wilson. (2016). El primer bocado: cómo aprendemos a comer. 1ª ed. España: Turner; 2016.
  • El País. ¿Por qué a los niños no les gusta la verdura ni el pescado. (2016)
  • Eroski Consumer. Otorgar protagonismo al pescado en la dieta infantil diaria.
  • Eroski Consumer. Maneras atractivas de cocinar pescado.