Causas del dolor de barriga en niños

En este artículo, repasaremos las causas de una de las molestias que más afecta a los niños: el dolor de barriga. ¿Conoces cómo identificar los diferentes tipos y de qué manera aliviarlos?

El dolor de barriga en niños es una de los molestias más frecuentes entre los pequeños. Las causas pueden ser múltiples; si bien es importante que tengas la posibilidad de recurrir al pediatra, es importante que primero hagas algunas evaluaciones para reconocer su causa.

Ciertamente, existen varias razones posibles, más o menos graves, que pueden provocar el inicio del dolor. Como madre, lo primero que debes hacer es identificar el origen del dolor. En los casos más leves, es posible resolver el problema gracias a remedios naturales; de lo contrario, puede ser recomendable recurrir al médico.

Causas del dolor de barriga en niños

Estas son las causas más comunes del dolor de barriga en niños:

1. Gases intestinales acumulados en el abdomen durante la digestión

La primera de las cinco causas de dolores abdominales en los niños que aquí describimos es la presencia de gases intestinales que se acumulan en el abdomen durante la digestión.

Los niños son muy propensos a desarrollar gases intestinales; no existe una seguridad total en la formulación del diagnóstico. De hecho, su intestino aún está poco desarrollado y puede verse fácilmente afectado por los alimentos que pasan por él y que son difíciles de digerir.

El gas intestinal es completamente normal, ya que es producido por las bacterias del organismo. Se convierte en un problema cuando aumenta demasiado, incluso como resultado del llanto, la agitación o la alimentación artificial.

2. Regurgitación y reflujo gastroesofágico leve

Es una enfermedad muy común entre los niños, debido a la falta de madurez del sistema digestivo. De hecho, la válvula que separa el estómago del esófago no se cierra completamente como debería y esto permite que los ácidos suban y provoquen la regurgitación.

 

Si el dolor de barriga en niños es acompañado por vómitos y fiebre, es recomendable contactar al pediatra.

El reflujo gastroesofágico leve afecta tanto a adultos como a recién nacidos; a menudo, se correlaciona con el mal hábito de comer demasiado rápido.

Asimismo, debes prestar atención a algunas otras señales como la salivación excesiva, la tos, las arcadas de vómito o también los vómitos repentinos.

3. Enfermedad por reflujo gastroesofágico

La enfermedad por reflujo gastroesofágico es mucho más grave. Va más allá de la regurgitación después de la alimentación y es acompañada de dolor y otros problemas de salud relacionados.

Los síntomas son casi los mismos que los descritos anteriormente, pero el dolor es mucho mayor. Generalmente, se diagnostica cuando el bebé llora mucho durante la comida e inmediatamente después de la alimentación.

Las señales que acompañan esta enfermedad son: tos fuerte y continua, disnea, arcadas y síntomas de asfixia.

4. Estreñimiento

El estreñimiento es sinónimo de dificultad para evacuar. Se trata de un trastorno bastante común cuando se agregan nuevos alimentos a la nutrición del bebé además de la leche materna; también lo es cuando se pasa a la leche de fórmula.

Para entender si el bebé sufre de dolor de estómago debido al estreñimiento, se debe prestar atención al contenido del pañal. Los niños que sufren de estreñimiento tienen dificultades para evacuar y las heces suelen ser muy duras.

5. Diarrea

La última de las causas más comunes de dolores abdominales en los niños es la diarrea, lo que provoca la expulsión de heces abundantes y acuosas. Los episodios de diarrea en niños deben abordarse lo antes posible, ya que pueden causar su deshidratación.

Los pequeños pueden sufrir de diarrea si han contraído un virus o si han comido alimentos caducados o en mal estado.

Síntomas del dolor de barriga en niños

Estos son los signos que los médicos consideran señales de alarma y a los cuales debes prestar atención si tu hijo tiene dolor de barriga:

  • Dolor de estómago en un punto específico.
  • Se despierta por las noches debido al dolor.
  • Fiebre.
  • Diarrea.
  • Vómitos asociados con dolor.
  • Inflamación alrededor del ano.
  • Pérdida de peso.
  • Sangre en el excremento.
El estreñimiento infantil también causa dolor al momento de evacuar.

Dolor de vientre en niños: remedios naturales

Antes de ofrecer analgésicos al niño, es aconsejable evaluar cuidadosamente la causa del dolor abdominal. Si el dolor es psicológico, es posible hacer frente al problema prestando al niño la atención que necesita.

Pasar tiempo con él, mimarlo, contarle un cuento de hadas y compartir otras actividades de su agrado son maneras muy efectivas para distraerlo y ayudarle a sentirse mejor.

Por otro lado, una manzanilla o una infusión pueden hacer maravillas; estas ayudan a relajar los músculos del abdomen del pequeño.

Si el dolor persiste, es aconsejable contactar al pediatra, quién recetará el tratamiento farmacológico apropiado solo en aquellos casos que sea necesario.

Como consejo final, recuerda que si esto le sucede a tu hijo, no debes alarmarte. La mayoría de los casos se pueden paliar con remedios naturales y no generan mayores complicaciones.

Categorías: Enfermedades infantiles Etiquetas:
Te puede gustar