Calendario de actividades: disciplina divertida

Gladys 25 abril, 2017

Ayudar a que los niños entiendan el sentido del tiempo con un calendario de actividades les permitirá ser organizados y responsables con sus tareas.

En la medida en que los bebés crecen, ellos van tratando de entender otros asuntos más complejos que influyen sobre la vida cotidiana. El tiempo es uno de esos conceptos que generan grandes dudas en ellos y, por lo tanto, es importante tratar de enseñarles, por ejemplo, con un calendario de actividades para que sepan cómo se maneja y puedan aplicarlo a una rutina diaria.

En muchas ocasiones, decimos: “mañana vamos al parque” o “falta un mes para tu cumpleaños” para informarles sobre algún acontecimiento. Estas frases llenas de promesas despiertan una fuerte ansiedad en los chiquitines, sobre todo, porque no saben cuánto hay que esperar para que el momento de la diversión llegue por fin.

Los niños pueden sentir frustración al no comprender el sentido del tiempo

Desafortunadamente, en la mayoría de los casos este desconocimiento genera frustración, estrés y rabia, que como padres debemos tratar de canalizar con mucha paciencia y amor para que comprendan este factor que siempre va a estar presente tanto en las actividades escolares, como en los instantes de ocio.

La mejor forma de explicarles de qué se trata este factor es a través de un calendario de actividades, que permitirá comprender el tema de las fechas, los meses y ciertas palabras como hoy, ayer, mañana, días, semanas, etc. Además de esto, inculcarás la importancia del cumplimiento de las tareas, el compromiso y la responsabilidad.

Beneficios de un calendario de actividades para niños

Muchos padres consideran que disciplinar a un chiquitín se asocia a las capacidades de imponer cierto sistema de creencias, costumbres y conductas predeterminadas. Seguramente, quienes piensan de esta manera tendrán que enfrentarse a otras situaciones de conflictos con sus hijos en los instantes en que no obedecen o quieren utilizar su propia metodología.

La buena noticia es que esta perspectiva clásica se ha ido derrumbando en los últimos años, para darle espacio a otra visión que acerca a padres y niños desde la comprensión, el deseo de compenetración y la comunicación constante. Así pues, la disciplina se convierte en algo divertido que se mezcla con la creatividad y el amor.

La disciplina no tiene por qué convertirse en algo conflictivo para los niños

Para qué funciona

Bajo este contexto, un calendario de actividades es una herramienta perfecta para crear ciertos hábitos, enseñar el significado del tiempo y divertirse juntos. Veamos cuáles son los beneficios más destacados de este recurso:

  • Desarrollar la habilidad de la organización: mediante el establecimiento de prioridades, los reyes de la casa distinguirán lo que deben resolver por orden de importancia y descubrirán lo que sea prescindible.
  • Pautar citas importantes y eventos: le darán valor a las fechas relevantes como citas con el médico, fechas de cumpleaños, día de limpieza de la habitación, un programa de televisión favorito, etc.
  • Preparación previa para los compromisos: esperar la llegada de un hecho especial les enseñará a estar preparados para ese instante y entenderán las consecuencias de la improvisación.
  • Aumentar su propia independencia: al reconocer lo que deben realizar, no necesitarán que mamá o papá les recuerde a cada segundo los asuntos pendientes.
  • Favorece el proceso de lectura y escritura: hacerlo por su propia cuenta obliga a poner en práctica lo que aprenden en la escuela.
  • Autorregulación emocional: les da la posibilidad de anticipar una actividad y saber cuándo termina.
  • Fomenta la expresión y la autoestima: sin duda, es una oportunidad para que ellos digan cómo se sienten respecto a una tarea.
  • Desarrollo de habilidades cognitivas: el orden, la memoria y la anticipación se refuerzan con este elemento de fácil comprensión.

Los calendarios y el colegio

Al empezar la edad escolar, los pequeños necesitarán un método para organizar sus actividades. Con un calendario divertido, llevarán un orden apropiado que les motivará a alcanzar sus propias metas ya sentirse animados a seguir adelante.

Mami y papi pueden aprovechar de crear este organizador con materiales originales o de reciclaje. Incluso, si sabes que tu hijo sueña con llegar a la Luna, puedes diseñar un calendario alusivo al espacio; o si desea ser una bailarina de ballet, hacer énfasis en dibujos como zapatillas, notas musicales, entre otros.

Los calendarios de actividades son perfectos para mejorar el rendimiento académico

La percepción que tengan nuestros angelitos del tiempo y la responsabilidad depende de cómo le orientemos al respecto. Por eso, hay que demostrarles que hacer los deberes es algo tan increíble como divertirse.

Te puede gustar